Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 13 de noviembre de 2022

Francisca Valenzuela: La imagen y el lenguaje como exquisiteces

Vida tan bonita / 13 de noviembre, 2022 / Función única /
2:10 h de duración / Promotor: Rodrigo Javier Arce Martínez.

Julio Alejandro Quijano
El piano es rojo y Francisca Valenzuela es azul turquesa. ¿Sensualidad? No, sería una definición trillada. ¿Pasión? Puede ser. ¿Delirio? ¡Sí! El instrumento rojo y la cantautora vestida de azul turquesa se fusionan en una imagen arrebatadora que provoca frenesí cuando ella estira la pierna derecha para apuntar con los tacones hacia el público, sin dejar de tocar y cantar: “Un paso adelante y dos atrás / dame algo nuevo, no repitas más. / Tú y yo perdiendo el tiempo con ese discurso viejo / mientras las murallas se derrumban”.

“Castillo de cristal” es la nueva Francisca Valenzuela. “De pronto me di cuenta de que el tiempo es el elemento más importante en mis canciones porque el tiempo todo lo transforma: las relaciones cambian y yo cambio”, dice y lo demuestra con “¿Qué sería?”, aquella canción que hace diez años la convirtió en una figura popular más allá de su natal Chile.

Porque la Francisca de ahora no borra a la de antes, por el contrario: le rinde homenaje. “Detener el tiempo es vivir en el presente, es saborear lo que que fuimos”, explica con ese lenguaje exquisito que distingue también a sus letras.

Saborearlo, de hecho, significa transformarlo: “¿Qué sería?” es una balada melancólica inspirada en una amiga que rompió con su novio, pero ahora la convierte en un festivo pretexto para la entrada de seis bailarines que ejecutan una atractiva coreografía.

Esta noche, Francisca Valenzuela presenta Vida tan bonita, quinto álbum de una carrera marcada por las reflexiones en torno a los roles de género. Le gusta señalar los prejuicios de hombres y mujeres, pues.

Antes de que el empoderamiento se convirtiera en estandarte común, Valenzuela publicó en 2006 “Dulce”, cuya letra ha rejuvenecido: “Mujer, por qué no ocupas tu voz de otra forma, / utilizando algo más que las piernas. / Yo sé que hay algo en ti...” El coro se oye tan fuerte que Valenzuela siente la necesidad de unirse: baja del escenario, elude una valla y se mezcla entre el público para los versos finales: “Y no me convertiré en el pasatiempo de / unos que buscan carne fresca”.

Llega entonces el momento de cambiar otra vez, por lo menos de color. Los bailarines cargan un biombo hasta el proscenio para que Valenzuela pase del azul turquesa al rojo carmín.

Con el vestuario renovado, llama a Marco Mares, un joven cantautor al que Francisca llama “amigo querido y artista talentoso”. Lo recibe con un abrazo y le juega algunas bromas sobre el color de sus calcetines. Su dueto es otro salto en el tiempo con “Ven a buscarlo”, que lanzó en 2020, justo antes de que el mundo entrara en cuarentena por la pandemia. El dato es importante para la chilena porque dedica esta parte del show a la más reciente causa de su agenda: la salud mental, problema que se acentúo por el encierro.

“La siguiente canción es acerca de este síndrome en el que todo mundo nos sentimos insuficientes, es una invitación a apagar esa voz que dice que no mereces lo que tienes. Si alguien está pasando por un momento así, ojalá que esa vocecita se calle ahora”. “Hola impostora” se llama y es producto de un episodio oscuro de su vida y que la llevó muy cerca de la depresión. Sin embargo, no son versos que se queden estancados en la etapa de víctima, sino que contiene una propuesta de esperanza a través de una especie de mantra: “Hola impostora / Ya no más du, du, du, / du, du, du, du-das. / Ya no más, ya no más”.

El cierre entonces no puede ser otro sino “La fortaleza”, una mirada hacia el futuro (otra vez el tiempo como elemento fundamental): “Miro adelante por el horizonte / la culpa la entierro y me voy. / Empaco maleta, respiro profundo y no miro hacia atrás, / sol que se pone, sol que sale me acompañará”.

Con los versos, la fortaleza se siente como un sentimiento comunitario que crece y que el público reafirma con un grito que resume lo que sucede: “¡Francisca, hermana, ya eres mexicana!” ♪

Programa
Castillo de cristal / ¿Qué sería? / Tómame / Quiero verte más / Hola impostora / Fashions / Vida tan bonita / Flotando / Ven a buscarlo / Afortunada / Último baile / Dulce / Mundos separados / Ansiedad / No te alcanzo / Muérdete la lengua / Peces / Prenderemos fuego al cielo / Buen soldado / Fortaleza.

Francisca Valenzuela en Twitter: @franciscamusic

 

 

No hay comentarios: