Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 6 de octubre de 2022

Nunca Jamás, por una iglesia heterodoxa

Foto: Antonio Torres / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

6 de octubre, 2022 / Función única /
2:27 h de duración / Promotor: Ocesa Promotora S.A. de C.V.

David Cortés
En una noche marcada por una fuerte presencia de elementos propios del norte del país (botas vaqueras, jeans, tejanas), toca al cantautor sonorense Gohan Corral, con su acordeón y acompañado por un guitarrista, poner un tono folk al inicio. En su breve aparición ofrece una mezcla de canciones románticas con acentos latinos que no alcanzan la cadencia bailable, pero son suficientes para poner calor. La temperatura se eleva al final con la aparición del rapero de Hermosillo Charles Ans en “No te apures”.

El trío Nunca Jamás (Pedro Verdez, bajo; Omar Sáinz, voz y guitarra; César Bernal, batería) ha bautizado su tour como la Iglesia del Rock Agropecuario y antes de comenzar a tocar, una voz en off advierte a aquellos que hayan llegado por equivocación, a salir del lugar antes de comenzar. Cuando la grabación calla el comienzo es potente, como si en lugar de pulsar sus instrumentos, los oriundos de Ciudad Obregón, Sonora, detonaran dinamita.

Fue en 2005 cuando el grupo se formó y tres años después sus integrantes llegaron a radicar a la Ciudad de México. No obstante el tiempo vivido en la urbe, conservan el acento, la vestimenta, los modismos y el humor de su estado natal. Ese humor les permite interactuar con la audiencia y hacer todavía más ameno el show.

Dividen su set en bloques y ofrecen una fusión de hard rock con tintes latinos, funk y música norteña, una alquimia extraña en el papel, pero que en directo se revela eficaz y contagiosa. La insólita aleación hace añicos las reticencias que pudieran tener algunos de los asistentes; algo improbable, pues los presentes corean los temas con la devoción que sólo tienen los integrantes de esta iglesia poco común.

Integran esos bloques clásicos rockeados de la canción popular norteña como “El sinaloense” o “La puerta negra”; paráfrasis a figuras como Johnny Cash, Metallica o José Alfredo Jiménez, y recurren en mayor medida al material que forma parte de Érase una vez en el noroeste, su quinto y más reciente registro discográfico.

La raíz de esta fusión que han convertido en distintivo sello la cuenta el bajista Verdez: “Al buscar homogeneizarnos, nos dimos cuenta de lo que nos caracterizaba. Entonces dijimos, pa’qué le hacemos al loco, si así somos, así tocamos, así hablamos, de acá venimos. Ahí aceptamos lo que somos y aprendimos a enorgullecernos de nuestra identidad, de lo que podemos ofrecer”.

Si bien la guitarra de Sáinz brilla por su velocidad en los solos y por ese tono arraigado en el heavy metal, sus compañeros no quedan detrás y son ellos, bajo y batería, quienes con preciso soporte le posibilitan improvisar un poco.

Charles Ans sube a ofrecer “La que se fue”, uno de los éxitos más recientes de Nunca Jamás y pone sabor afroamericano a la melodía; cuando el compositor y cantante independiente Armando Palomas, el otro invitado, aparece, insufla un tono a medio camino entre el rap y lo rupestre a “Puro chuqui”.

La energía no decae conforma avanza el concierto; al contrario, se intensifica y al anunciar el trío el final, el mejor resumen del encuentro lo hace un pequeño de 11 años que, sentado sobre los hombros de su padre, agita un brazo, luego el otro y canta con potencia “Venimos del desierto”.

En este templo del rock agropecuario si existía algún indeciso, hoy salió convertido. ♪

Programa-
Intro-Advertencia / Sin mañana y sin ayer / El que pierde el sueño / El corrido del héroe desconocido / Quiero verte / Rey ni Dios / Hasta que salga la bola / El camino / Un minuto más / Vida privada / (Con Armando Palomas) Puro chuqui / Esta es mi clase de fiesta / Seis tragos / No me hagas esperar / Es un trabajo sucio / Extranjero en mi país / Olvidarte / (Con Charles Ans) La que se fue / Demasiado mexicano / De una vez / Venimos del desierto.

Nunca Jamás en Facebook: facebook.com/nuncajamasband

 

No hay comentarios: