Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 12 de octubre de 2022

Mocedades: La Historia se canta a seis voces

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Infinito Tour / 12 de octubre, 2022 / Función única /
2:10 h de duraci
ón / Promotor: Ocesa Promotora, S.A. de C.V.

 Julio Alejandro Quijano
De pronto, la Historia aparece. Está vestida de negro y lleva una estola violeta. Camina con paso lento pero firme y lleva la mano en alto en señal de saludo. Mientras ella avanza es obligatorio ponerse de pie y aplaudir, aclamar y levantar el celular para grabar el momento.

¿Qué otra cosa se puede hacer cuando se tiene enfrente a 35 años de canciones, premios y festivales? ¿Cómo hacerle justicia a Izaskun Uranga, una de las tres hermanas que, siendo adolescentes, se juntaban en el colegio para cantar a veces gospel y otras folk de Atahualpa Yupanqui o Joan Báez?

El camino hasta el micrófono es largo para Izaskun, pero sirve para aumentar el volumen de la ovación. Cuando llega al pedestal, ella aplaude un par de veces para agradecer tanto cariño. Ofrece una sonrisa diáfana y entonces, con su voz, hace que la Historia continúe: “Desde que tú te has ido, / desde que te has marchado, / mis manos tienen frío / por no tener tus manos”.

“Los seis históricos” es el adjetivo con el que mejor se ha podido describir a las hermanas Uranga (Izaskun, Amaya y Estibaliz), además de Rafael y Sergio Blanco (hermanos también) y Javier Garay. Ellos crearon el grupo Voces y Guitarras en su natal Bilbao, el cual se convirtió en Mocedades para ser lanzado primero a Madrid y luego al mundo a través del Festival Eurovisión de 1973, en el que consiguió el segundo lugar con “Eres tú”.

En un recorte de periódico de 1968 se conserva su primera foto grupal y una breve descripción de cada integrante. De Izaskun, en esa noticia se escribió: “Diecinueve años, estudia Secretariado”.

54 años después, Isazkun se ha convertido en la matriarca, ya que es la única de los seis históricos que se mantiene en el grupo. Hasta Napoleón, el compositor mexicano que esta noche participa como invitado en el concierto, sabe que a ella se le debe la reverencia mayor.

Napoleón saluda a todos los integrantes de Mocedades con respeto: a Idoia y a Rosa les da un beso en la mejilla mientras que a Toni y a los dos Josés (Santamaría y González) los abraza fuerte; pero cuando llega con Izaskun junta las palmas de las manos e inclina la cabeza. En ese momento, “Eres tú” suena con el mariachi que acompaña al grupo en un segmento al que Rosa llama “tributo al México que nos recibió con los brazos abiertos hace medio siglo”.

El homenaje tiene su momento más emotivo con la aparición de El Bebeto, con quien ensayan una fusión conmovedora: primero “Un mundo raro” de José Alfredo Jiménez y luego “Todavía”, de Manuel Esperón, demuestran lo bien que suenan las rancheras con este cuadro de voces.

Esta fusión no es, por cierto, un descubrimiento reciente o azaroso, sino resultado de una relación que comenzó en 1974, cuando Mocedades hizo su primera gira por Norteamérica. Tras haber obtenido el segundo lugar en el Festival Eurovisión, el grupo se hizo popular en Estados Unidos e hicieron una gira que, por añadidura, los trajo a México.

“Desde entonces hay entre nosotros un amor en común”, explica José Santamaría. Por eso el repertorio mexicanista no es sólo ranchero, incluye también un homenaje a Armando Manzanero con ayuda de Ricardo Caballero. De hecho, el resto de Mocedades se sienta en el estrado de la orquesta para convertirse en público mientras Caballero canta “Esta tarde vi llover”.

“No pueden dejarme aquí solo, necesito que vengan conmigo”, dice el mexicano cuando descubre la travesura de los españoles. Se acompañan pues para terminar el tributo a Manzanero (“Contigo aprendí”) y agregar otro para Juan Gabriel con “Lo pasado pasado”.

“¡Feliz día de la hispanidad… de la raza! y por siempre nosotros diremos: ¡Viva México!”, grita José González en alusión a que el show coincide con el 12 de octubre, fecha en la que Cristóbal Colón llegó a América y a la cual, si se pone un poco de atención, Mocedades y sus invitados mexicanos han hecho justicia al demostrar que la música cruza océanos y une voces.

Desde España, además, traen un regalo: Álex Ubago, quien incluso da un mini concierto de apertura antes que Mocedades. “Emocionado por la oportunidad”, Ubago aprovecha cada uno de los 30 minutos (que comienzan con “¿Qué pides tú?” y terminan con “Sin miedo a nada”) para recordar el pop que lo hizo popular en el entresiglo del XX y XXI.

Como buen alumno, regresa para el cierre de Mocedades y repetir, ahora con ellos como sinodales, “Sin miedo a nada”. “A este chico lo adoramos por su talento”, dice Rosa en señal de aprobación.

“Y ahora —dice José González al dar las instrucciones del final— vamos a hacer que las lucecitas de sus teléfonos sea el pálpito de cada corazón mexicano”. Cierto, detrás de cada lámpara hay un fan emocionado que más que corear, vocifera “Amor de hombre”, porque el motor de esta Historia que se llama Mocedades son los fans que repiten desde hace 54 años sus letras: “Amor, amor de hombre, / puñal que corta mi puñal, amor mortal. / Te quiero, no preguntes por qué ni por qué no. / Te estoy hablando yo…” ♪

Programa
Á
lex Ubago: ¿Qué pides tú? / Estar contigo / Aunque no te pueda ver / A gritos de esperanza / Sin miedo a nada.

Mocedades: El vendedor / Talismán / Pangue lingua / (Con José María) ¿Qué pasará mañana? / Tómame o déjame / La música / Secretaria / Desde que tú te has ido / 50 años / La guerra cruel / (Con Ricardo Caballero) Esta tarde vi llover  - Contigo aprendí / Lo pasado, pasado / ¿Dónde estás corazón? / ¿Quién te cantará? / Son de la negra / (Con El Bebeto) Un mundo raro - México en la piel - No volveré / El andariego / Todavía / (Con Napoleón) Eres tú / La otra España / La llamaban loca / Un poco de amor / Amor de hombre / Adiós amor.

Mocedades en internet: www.grupomocedades.com

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 

 

 

No hay comentarios: