Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

lunes, 31 de octubre de 2022

La Cotorrisa: El chiste de entender el sarcasmo

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

De disfraces / 31 de octubre, 2022 / Función única /
4:00 h de duración / Promotor: Densen, S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Si se le compara con la radio tradicional, en buena medida el podcast le debe su éxito a que temáticamente desconoce límites. Y en ese sentido, Ricardo Pérez y Slobotzky han aprovechado el detalle para recurrir a tópicos donde la corrección política jamás es bienvenida. La suya es una actitud espontánea y desinhibida que usa el humor, un ingenio filoso, como principal arma. Favoritos de las plataformas de streaming, ambos diseñaron un show, precisamente en formato de podcast, cuya popularidad les ha valido situarse en la cima de los más escuchados; un espacio que se han ganado en poco tiempo, pues arrancaron actividades en 2019.

En el camino la pareja ha congregado una comunidad cuyos miembros son llamados “cotorros”. Y son éstos quienes hoy llegan al Auditorio Nacional disfrazados de los seres más disímbolos. De tal modo, Pikachu, Spiderman, La Novia de Chucky, algún tiranosaurio, el Guasón y Harley Quinn toman asiento, joviales, al lado de Cruella, El Sombrerero, Gokú, El Gigante de Hierro y Homero Simpson. Al tiempo, Alex Quiroz y Solín sujetan el micrófono como actos teloneros; el primero caracterizado como Beetlejuice, mientras el otro aparece cargado por un alienígena colosal.

“Tuve que ir al psicólogo para esquivar los comentarios que leo en las redes”, cuenta Slobotzky cuando llega su turno, entre porras y gritos, fingiendo solemnidad. Una alfombra de pétalos de cempasúchil hay bajo sus pies y a sus espaldas despeinados espantapájaros y calabazas chimuelas conviven entre velas. “Hay que aprender a ser sarcásticos”, continúa, advirtiendo las reglas del juego, por si algún desprevenido se coló. “Hoy vamos a soltar chistes para todas, todos y todes; eso significa ser incluyente”, remata. El hombre llega ataviado como Zach Galifianakis en la película The hangover, con todo y su cangurera para que el bebé Carlos viaje cómodamente. Imposible sentirse ofendido ante su rutina.

Ricardo Pérez continúa con la chirigota, y lo hace encimándose las ropas que Robin Hood usó en Shrek, incluidas las flechas. Antes de afilar la puntería y dejar ir algunos dardos, advierte que los que trae preparados no son más que “chistes, se trata de bromas”. Después inquiere: “¿había que aclararlo?”. Con ello por delante, mofándose de sí mismo, de sus trabas al hablar, de su fetichismo, presume que por cuarta ocasión en el año, al lado de su colega, se presenta en el Auditorio Nacional. Sugiere que es sólo el comienzo, que habrá mucho más. Confía en sí mismo, finalmente el de los bosques de Sherwood llegó al escenario abriéndose paso entre butacas, a paso firme, al frente de un ejército de arqueros, con “The real Slim Shady”, de Eminem, reventando las bocinas.

A continuación tiene lugar un roast de disfraces. Un puñado de asistentes se sube al escenario para que El Diablito y El Escorpión Dorado se unan a los anfitriones e, irónicos, analicen los atuendos de los elegidos: las hermanas Wilson (de la cinta White Chicks), Las Chicas Superpoderosas, el Doctor Octopus y una novia zombie, entre otros. Echando mano del aplausómetro se declara un empate al momento de señalar ganador y así, mientras los menos celebrados escapan de las luces abucheados, José Antonio Badía, Eduardo Espinosa y Mario López Capistrán —estrella de otro podcast— se acomodan en mullidos sillones para brindar y charlar.

Que Leyendas Legendarias y La Cotorrisa se hallen en el mismo escenario se asoma inusitado. Es como si los héroes de Marvel y DC decidieran unirse para hablar de las menudencias propias de su oficio, sin censura alguna. Al menos así lo aquilatan los presentes, quienes disfrutan del encuentro con escandalosas risotadas, mirando de reojo al decapitado de al lado y al adefesio de adelante; gozando sin pena hasta que se les acabe el veinte, así pase de la medianoche. Al fin que mañana, como ya se avisó desde el escenario, “no hay clases ni trabajo”. ♪

La Cotorrisa en Instagram: @lacotorrisa

 

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.


 

  

 

   

No hay comentarios: