Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 18 de noviembre de 2022

Ha*Ash: Veinte años de balance perfecto

Foto: Lulú Urdapilleta / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 Mi salida contigo / 21, 22 de octubre, 16, 18 de noviembre, 2022 / Cuatro funciones /
2:09 h de duración / Promotor: Ocesa Promotora S.A, de C.V.

[Esta crónica registra el primer concierto de una temporada de presentaciones. Si has presenciado alguno de sus shows, comparte tu testimonio en la sección de Comentarios, en la parte inferior. Gracias.]

David Cortés
Los aquí presentes han llegado convencidos de que es una noche muy especial y Sofía Delfino, cantante estadounidense a quien toca recibirlos, lo reitera en un par de ocasiones. Sí, desde los cuatro puntos cardinales y sin importar la edad han arribado diez mil fans para celebrar veinte años de trayectoria de Hanna Nicole y Ashley Grace Pérez Mosa, mejor conocidas como Ha*Ash.

La rubia y la morena, la alta y la bajita, la tierna y la “ruda”. Sus devotos las hacen suyas de diferentes maneras y también se expresan ruidosamente cuando ambas recuerdan que su primera vez en el Auditorio Nacional fue en 2009, siete años después de haberse formado y hoy, comenta Hanna, pisan por sexta vez el escenario de Reforma.

Oriundas de Dequincey, Luisiana, han grabado seis álbumes más dos en vivo, y traen bajo el brazo el reciente Haashtag, en donde, fieles a su estilo, ofrecen temas de amor y desventura sentimental nacidos de sus vivencias y enmarcados en diferentes géneros: pop, rock, reggae, country. La vertiente sonora no es un problema para estas hermanas que desde pequeñas convivieron con infinidad de estilos musicales. Lo importante es comunicar y celebrar la inmensa empatía con sus seguidores.

El tiempo les ha dado experiencia y ésta aflora en su dominio escénico. Se hacen acompañar por un sólido quinteto (bajo, batería, teclados, dos guitarras) y cuando es necesario Hanna, diestra instrumentista, los acompaña con su guitarra, comanda desde el piano o hace breves solos con la armónica, en tanto que Ashley baila con los integrantes del grupo e incita a la audiencia a acompañarlos con las palmas.

A pesar de estar cumpliendo dos décadas de existencia, sólo mencionan el hecho una vez, pero en repetidas ocasiones agradecerán a los asistentes su presencia y el ser partícipes de dicho éxito. “Me siento un poco enferma, pero no me podía perder esta noche. Tenía que estar aquí como fuera”, señala Hanna, y su afirmación es recibida con estruendo por una multitud que una vez puesta de pie, se olvida de la existencia de los asientos.

Ashley ocasionalmente toma una guitarra, pero lo de ella es la sensualidad a raudales. Cada uno de sus movimientos es una descarga erótica y no hay duda de que entre las dos hay un balance perfecto en lo que a ejercicio vocal respecta: Hanna alcanza con facilidad los agudos, en tanto que los registros graves son propiedad exclusiva de Ashley.

Son como la vida misma. Una encarna al día, la otra a la noche; su segundo álbum lleva por título Mundos opuestos y ellas parecen eso, pero esa diferencia la han convertido en complemento y les ha otorgado verosimilitud a sus composiciones.

También gastan bromas. Cuando Hanna grita “¡México!”, es la señal de que se dirigirá a la fanaticada:

Hanna: ¿Quién ha tenido una mala cita?

Ashley: Hanna, cuéntales de tu peor cita.

Hanna: ¿Yo?

Ashley: ¡Sí!

Hanna: Bueno… una mala cita la tuve cuando salí con alguien y al preguntarle qué hacía… me dijo que sabía hablar con pájaros.

Ashley (corrigiéndola): ¡No, Hanna! Así no fue. (Pícara se dirige al público) Le dijo: ¿Quieres hablar con el pájaro?

Pero en lugar de hablar acerca de ese encuentro fallido, Hanna dice que mejor lo cantarán y ofrecen “Mi salida contigo”, que es un reclamo a los galanes que a los pocos minutos muestran el cobre: “Me querías presumir, que vergüenza sentí / cuando me vi en tus fotos. / Yo contigo salí porque dicen por ahí / que un clavo saca otro. / Mi salida contigo fue la peor del año. / No dejaste propina, todo por tacaño. / Caminamos diez cuadras, me dolían los pies. / Todo por no pagar el valet.”

Cuando ambas se “dividen” el recinto por la mitad y conducen a su “equipo” para ver cual emite el mayor alarido, las paredes del lugar parecen no resistir la embestida. Es un juego que les encanta y no importa el número de veces que lo hayan hecho. Funciona y a la audiencia le fascina.

Llegado el momento final, no dan mucha oportunidad para el reclamo. Anuncian la despedida, se hacen desear un poco, para cerrar con tres canciones más y decir adiós, aunque todos esperan que sea un hasta pronto. ♪

Programa
Intro / Lo que un hombre debería saber / Ojalá / Dos copas de más / Demasiado bueno para ti / Supongo que lo sabes / Eso no va a suceder / Popurrí / Ex de verdad / Impermeable / Estés donde estés / Tenían razón / Mi salida contigo / No pasa nada / Te dejo en libertad / Mejor que te acostumbres / 100 años / Perdón, perdón / No te quiero nada / 30 de febrero / ¿Qué hago yo? / Lo aprendí de ti / Odio amarte.

Ha Ash en Facebook: https://www.facebook.com/haashoficial

Foto: Lulú Urdapilleta / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Foto: Lulú Urdapilleta / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 

No hay comentarios: