Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 21 de octubre de 2022

Dorian: El mañana sí existe

Foto: Antonio Torres / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Ritual
/ 21 de octubre, 2022 / Función única /
2:05 h de duraci
ón / Promotor: Wild Cometa S.A. de C.V.

Julio Alejandro Quijano
La petición es peculiar: “Queremos que canten, bailen y griten como si no hubiera un mañana”, clama Marc Gili, vocalista y guitarrista de Dorian. Todos obedecen y efectivamente se convierten en una masa que se mueve y escandaliza sin medida. Nadie se pregunta por qué hacerle caso a Marc, simplemente explotan en el presente.

Dorian, por cierto, sí se lo ha preguntado y tiene suficientes y contundentes razones para pedir que “Los amigos que perdí” se convierta en un momento de frenesí… aunque quizá la pregunta correcta no sea por qué, sino para qué.

“Tanto más mezclados y juntos estemos, menos espacio queda para la xenofobia y el racismo, que son las cosas que más me cabrean de la sociedad actual”, dice Gili con ese vigor que ponen los catalanes cuando de hacer la revolución de trata.

Dorian, de hecho, acostumbra lo radical. La banda surgió en 2002, en la Barcelona que se transformó de manera radical por la urbanización y el turismo. Marc Gili, Belly Hernández, Lisandro Montes y Bart Sanz tomaron al futuro como estandarte y grabaron un disco debut que mezcló el pop con la naciente corriente de música electrónica que inundó los clubes nocturnos en España. Pronto se dieron cuenta de que no era fácil ser distinto. “Como banda, hemos sido incomprendidos desde el inicio de nuestra carrera”, dice el vocalista.

Se refiere a que más de 20 veces los rechazaron antes de que pudieron grabar su primer disco. Y no fueron un éxito masivo sino ocho años después, cuando una de sus canciones apareció en la película Tres metros sobre el cielo.

Eso explica la nula nostalgia de Dorian: el pasado no es un capítulo que deseen revivir y Gili lo recalca desde la apertura del show: “La música de Dorian es una invitación a pensar que cualquier tiempo futuro es mejor, en lugar de pensar que cualquier tiempo pasado lo fue”, dice al anunciar “Mundo perdido”, la cual es, obviamente, una canción nueva y no un éxito del pasado. Dato importante: sus fans ya saben la letra de memoria a pesar de que es apenas el primer sencillo de Ritual, álbum que estrenan en México con este concierto.

A pesar de este absolutismo futurista, Dorian se permite momentos de contradicción. “Como ustedes saben, hace diez años viví con la sensación de que el sol brilla en la calle, pero yo solo veía nubes negras. Me sentía traicionado por mi propia mente”, explica Gili al contar el episodio depresivo que vivió en 2012. La anécdota, además, da pie al pasado. “Ahora entiendo que también importa lo que hicimos, por ejemplo, en un bar de Oaxaca en nuestras primeras visitas a México”.

Con la euforia que provoca este recuerdo en sus fans, la banda abre un hueco a lo más coreado en sus 20 años de carrera. Empieza con “Vicios y defectos” (su último gran impacto masivo antes de la pandemia) y cierra con “A cualquier otra parte” (la que generó su primera gira internacional en 2005).

Si fuera una banda convencional, éste sería un buen final de concierto, pero no lo es. Faltan dos cosas para estar satisfechos: volver al presente y apuntar al futuro. Lo primero sucede con “Energía rara”, el más reciente de los sencillos del disco Ritual y en el que mejor se entiende el sonido que Dorian encontró durante los dos años de cuarentena. “Hay beats caribeños y hasta algunos africanos, esperamos que los acepten”, dice Gili.

Apuntar al futuro lo consiguen primero con un discurso: “El feminismo va a ser el verdadero motor de cambio del siglo XXI”, grita Marc. Belly matiza: “No repitamos los roles masculinos. Construyamos un feminismo inclusivo y empático, menos testosterona, menos Vladímir Putin, menos guerras, más mujeres al poder”.

Con el puño en alto se repite el fenómeno de “Los amigos que perdí” porque todos quedan convencidos de la revolución que se necesita. Y ahora sí, el cierre sucede con “Techos de cristal”, en cuya letra, por cierto, sí hay un mañana: “Y fundarás una nueva verdad / y cambiarás miedo por tempestad / y romperás los techos de cristal / hasta el final”. ♪

Programa
Mundo perdido / La isla / Los amigos que perd
í / Dos vidas / Hasta que caiga el sol / Noches blancas / No dejes que pase el tiempo / Duele / Lento / Llévame / Libre / Arrecife / El temblor / Dual / Vicios y defectos / Verte amanecer / Paraísos artificiales / A cualquier otra parte / Techos de cristal / La mañana herida / La tormenta de arena / Energía rara.

Dorian en internet: https://www.dorianoficial.com/

 

 

 

 

No hay comentarios: