Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 16 de agosto de 2022

Napoleón luchó y lo consiguió: es feliz con lo que tiene

Foto: José Jorge Carreón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

¡Hasta siempre! / 10 y 16 de agosto / Dos funciones /
2:15 horas de duración / Promotor: Ocesa Promotora S.A. de C.V.

 [Esta crónica registra el primer concierto de una temporada de presentaciones. Si estuviste en alguno de sus otros shows, comparte tu testimonio en los Comentarios, en el área inferior. Gracias.]

 Julio Alejandro Quijano
“¡No te vayas, Napoleón!”, grita una mujer. El cantante voltea a verla. Cruzan miradas y se dan cuenta de que ambos lloran mientras suena el coro de “Vive”:Abre tus brazos fuertes a la vida, / no dejes nada a la deriva, / del cielo nada te caerá”. La admiradora insiste en gritarle que reconsidere, que no se retire, que ¡Hasta siempre! no sea su última gira.

José María Napoleón gira la cabeza y recorre la butaquería de izquierda a derecha, desde la primera fila hasta el tercer piso. Son unas diez mil miradas en total y cada una se siente tan especial como la de la espectadora que tercamente le pide que no abandone la música.

La mirada del Poeta de la canción viene de regreso, pero ahora con un elemento adicional: “Gracias, gracias, gracias, gracias”, murmura.

La orquesta (organizada de manera simétrica: en un lado están guitarra, bajo y batería; en el otro se ubican trombón saxofón, trompeta, metales y teclado) retoma “Vive” para el gran final. Napoleón remata: “Trata de ser feliz con lo que tienes, / vive la vida intensamente, / luchando lo conseguirás”.

Estos versos logran lo mismo que su mirada; es decir, la sensación de que se dirige especialmente a cada uno de quienes lo escuchan. La explicación es simple, según Napoleón: “Lo que pasa es que esta es la canción más trascendental de mi vida”.

Y cuenta la anécdota: “La escribí un día que fui a visitar a mis padres a Aguascalientes. Yo vivía ya en la Ciudad de México, pero todavía no tenía nada en las manos. Al ver las paredes carcomidas, el zaguán, las macetas de mi madre a las que nunca les faltó agua, de pronto me dije: ‘Hey, no has logrado nada, ¿de dónde va a salir el dinero para comprarle una casa a tus padres?, ¿cuándo vas a lograr eso?’ Después de tanto reclamo, me dije: Bueno, y qué importa, finalmente nada te llevarás cuando te marches”.

Ahí comenzó a escribir la letra con la cual quedó en cuarto lugar de la OTI 1976. La grabó un año después y a los cuatro meses le llamaron de su casa discográfica para avisarle que tenía “unos centavitos” por las regalías de ese disco que había vendido ¡un millón de copias!

“Con ese dinero le compré la casa a mis padres”, dice.

“Luchando lo conseguirás” es la consigna de esta gira con la que Napoleón ha decidido despedirse de los escenarios. En su vida personal, el propósito fue comprar la casa de sus padres. En el escenario, lo que consiguió fueron cosas tan valiosas como la amistad de José José.

“Él fue un alma abierta, teníamos la misma edad, era una mirada limpia y hermosa y por eso no puedo dejar de recordarlo”.

El Príncipe de la canción aparece en la pantalla del fondo y desde ahí, como si fuera un gigante vestido de blanco, disfruta de “Lo que no fue no será”.

“En mi vida hay un antes y un después de José José”, dice para justificar la emoción que lo desborda y a punto está de dejarlo sin voz para los versos finales: “tal vez otro gorrión caiga / pero dale de beber”.

Ésa no es, sin embargo, la única amistad que trae desde su memoria hasta el presente: “Me acuerdo que cantaba en los camiones de Insurgentes y la gente volteaba a verme y le gustaba. Lo más que junté fueron 19 pesos que en esos tiempos eran mucho”. Hasta que un día, al bajarse de uno de esos camiones, un individuo le dio su tarjeta de presentación para que lo buscara en caso de que quisiera ser cantante profesional. “Ese hombre era nada menos que Víctor Yturbe, El Pirulí”. A él, lo asegura, le debe su carrera.

El tercer amigo que le duele es Juan Gabriel, con quien tenía el plan de grabar un dueto que incluso presentaron en vivo en este mismo Auditorio Nacional en 2015, un año antes de la muerte del Divo de Juárez.

“Juan Gabriel quería que grabáramos juntos, pero algunas personas impiden que terminemos la grabación. Nomás falto yo [de agregar su voz]. Ojalá pudiera. No me lo permiten, pero les prometo que voy a intentarlo. La voz de él quedó increíble; la grabaré si Iván cede”, dice, en referencia al hijo y heredero universal del cantante, Iván Aguilera.

Sus luchas no son sólo por la nostalgia, también apuesta por el futuro. “Hay personas que cantan bonito y tienen buenas canciones. Estamos en un tiempo tan difícil que se vuelve más difícil si no hay un lugar, y éste es magnífico para presentar a un muchacho que no lo hace mal. Me gustaría que lo escucharan. Ojalá que les guste. Es mi hijo”.

El joven José María irrumpe con el pop de “Día 22” y luego hace un homenaje a su padre con “Tú me enseñaste a volar”.

Napoleón tenía 19 años cuando consiguió su primer contrato por el que le pagaban mil pesos mensuales por cantar en una cadena de hoteles. “Después de todo este tiempo ¿cómo hago para decir 'hasta siempre'?”, pregunta. Pero la frase es retórica y está más dirigida a sí mismo que al público, que no se cansa de pedirle que no se vaya. “La mejor manera es no decirlo, mejor ¡se las canto!” Aquí entra entonces el Mariachi Imperial Azteca, que le permite mostrar su lado festivo.

Con 52 años de carrera y 33 discos de estudio, confiesa que es difícil elegir la última canción, pero al mismo tiempo parece una decisión obvia: “Vive”. Después de todo, es con la que hizo felices a sus padres y es la que le permite sacar una última emoción y una última lágrima. “Agradezco que me permitan hacer esto, despedirme dignamente con mi voz y sin apuntador. Gracias por hacerme sentir que pude llegar a sus corazones. Muchas gracias a ti, allá y más allá”, dice mientras señala cada rincón del foro en donde se escucha un eco: “luchando lo conseguirás”. ♪

Programa
Napoleón: De vez en vez / Corazón bandido / Quisiera / Celos / Leña verde / Después de tanto / 30 años / Lo que no fue no será / Mientras llueve / Y para qué / Ella se llamaba Martha / Sin tu amor / El grillo / Canción del molino rojo / José María: Día 22 / Sé muy bien de dónde vienes / Me enseñaste a volar / Napoleón (con el Mariachi Imperial Azteca): Tú  - Aún estoy de pie - Feria de ferias / María Susana / Pajarillo / (con José María) Hombre / Eres / Vive.

Napoleón en Instagram: @napoleonmusica

 

 

No hay comentarios: