Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 9 de julio de 2022

Johnny Orlando: Dulce fiebre adolescente

Foto: Antonio Torres / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

9 de julio, 2022 / Función única / 1:30 h de duración /
Promotor: Ocesa Promotora S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
YouTube: el álbum de recuerdos mejor documentado que la cultura pop ha tenido jamás. Porque al sitio puede acudirse cuando llega la nostalgia con tal de pasar horas sonriendo ante el pasado. Basta, por ejemplo, buscar los videos que un niño de Ontario, Canadá, llamado John Vincent Orlando subió a su canal hace diez años para certificar que, efectivamente, se trata de la misma persona que esta noche sigue poniendo de cabeza a las niñas con sólo decir hola.

Johnny Orlando comenzó a grabarse ante la cámara cuando no era más que un infante de cabello rebelde. Cuentan que una de sus hermanas lo impulsó a hacerlo. Y aunque creció escuchando a Pearl Jam mientras viajaba en el auto con su padre, lo que más le gustaba era emular los modos de cantantes como Selena Gomez, Shawn Mendes, Rihanna y Justin Bieber. El último fue especial para el pequeño youtuber, quien en algún momento, contagiado por el ambiente navideño, hizo una versión de “Mistletoe” entre esferas y regalos. Pensaba que con buena suerte provocaría unos cuantos clics. Muy pronto acumularía miles de “me gusta”.

Un fenómeno viral nacía. Era cuestión de tiempo para que un sello discográfico grande se le acercara. La incipiente estrella apenas rebasaba los quince años de edad cuando ya había debutado en plan discográfico. Hoy, con tres EP’s detrás (VXIIXI, Teenage fever e It’s never really over) empuña el micrófono del Lunario para anunciar la próxima aparición de su álbum debut, All the things that could go wrong. Una obra que, a un mes de ser editada, ya ha generado suficiente expectativa; un ejemplo: “Blur”, uno de los adelantos del trabajo en cuestión, esta vez acentúa la dulce fiebre adolescente que no cede a lo largo de la cita. 

El oriundo de Canadá ofrece motivos para ponerle atención a cada uno de sus movimientos con un sonido que urde ganchos melódicos sin escatimar compases; mientras, la voz del rubio fluye solvente. Con guitarra, batería y teclados le basta para arroparse; el resto está en el desempeño escénico. En realidad el chico carga con el peso de provocar la emoción que una boy band genera, y lo consigue sin recurrir a coreografía alguna. A cambio, con su temario se muestra vulnerable ante el amor, y sí, muy conmovido ante la reacción de la audiencia.

En algún punto del concierto agita una bandera mexicana, forma un corazón con las manos y se esfuerza por hablar en español; luego se rasca la cabeza, incrédulo ante el griterío. Dice entonces que no halla palabras para describir lo que siente con exactitud, aunque acepta tener claro que es algo que siempre había deseado. Termina conformándose con sonreír mientras se arregla el cabello con los dedos. Y al hacerlo, mientras el bronceado de su piel reluce bajo los reflectores, se asemeja a Luis Miguel. Es el momento adecuado para que las madres que acompañan a las asistentes más pequeñas asientan, confortadas al cerciorarse de que hay gustos que se heredan.

Y aunque mucho de lo interpretado se vincula con el repertorio de One Direction, Orlando homenajea a Harry Styles con “Sign of the times”, señalando así cuál es su ejemplo a seguir. Un referente certero si se consideran los atributos de Johnny, así como su trayectoria. Probablemente en una década se recuerde el espectáculo de hoy y se recalque el hecho de que en 2022 el cantante aún podía chocar palmas con sus fans y aceptar feliz montones de peluches como obsequio. Bastará visitar YouTube para cerciorarse. ♪

Programa
Deep down / Last summer / See you / Phobias / All these parties / Bad news / Flaws / Sign of the times / Waste my time / What if (I told you like you) / Sleep / I don’t / Adelaide / You’re just drunk / Someone will love you better / Piece of my heart / Coping / Blur / Everybody want you.

Johnny Orlando en Instagram: @johnnyorlando

No hay comentarios: