Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 21 de julio de 2022

El diván jocoso de Rogelio Ramos

Foto: Antonio Torres / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 Mis primeros 35 años / 21 de julio, 2022 / Función única /
2:35 h de duración / Promotor: Ideas, Eventos y Marketing S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Luego de una frenética sucesión de bromas, Rogelio Ramos adquiere un tono medio serio y afirma que, dentro de algunos años, la gente se preguntará de qué se reían quienes pagaban un boleto por ver en acción a los comediantes. Añade que, por lo pronto, “ya no se puede decir nada porque mucha gente se ofende de todo”.

El coahuilense lamenta que en la actualidad cualquier comentario pueda ser tachado de racista, clasista, discriminatorio o algo peor. Esa inquietud le sirve para contar el caso de “un sobrino”, a quien le hacían bullying en la escuela por diversos motivos y su mamá sólo le aconsejaba tiernamente que ignorara las agresiones. El del micrófono ve las cosas de otro modo y por eso le exigió al muchacho que se defendiera con el clásico ojo por ojo. El contraste entre las palabras dulces de la madre y las socarronas de Ramos provoca infinidad de carcajadas que demuestran que lo políticamente incorrecto goza de cabal salud, al menos en el terreno de la stand up comedy.

La fórmula que maneja Ramos es muy sencilla: burlarse de todo y de todos, empezando por él mismo. Dice que tiene 62 años, “aunque parezca más viejo”, y que si lleva tres matrimonios “no es por estúpido sino porque me encanta el pastel que dan en las bodas”.

Decir verdades amargas con gracia es una actividad que se remonta a un pasado remoto y de manera mejor documentada desde la Commedia dell’arte, en el siglo XVI. Se trata de un ejercicio catártico que en los tiempos modernos puede ahorrar muchas visitas al psicólogo y miles de pesos.

El personaje a quien Rogelio Ramos menciona con mayor frecuencia es su “esposa”, quien está enamorada de estrellas de la música tan diferentes como Chayanne, Alejandro Fernández e incluso Ricky Martin. Para ir a verlos en vivo se arregla como si fuera a tener un encuentro íntimo, con depilación incluida. Ella también es capaz de ponerse a discutir con policías aduanales gringos y ver sin descanso series colombianas que le cambian el modo de hablar.

Ferviente admirador de Polo Polo y Andrés Bustamante, Rogelio Ramos se inició profesionalmente en su natal Torreón. Luego de convertirse en un ídolo local, se fue a Monterrey para probar suerte en un conocido restaurante-bar de esa ciudad, donde inicialmente le dijeron que parecía empleado de banco y que su espectáculo no tenía suficiente calidad. Más tarde recibió ahí mismo una oportunidad y se quedó durante un cuarto de siglo.

Hoy inicia la gira Mis primeros 35 años, en el Lunario, recinto en el que muchas veces soñó presentarse y donde debutó en mayo de 2019. Esta noche saluda a Carlos Cuevas, quien está en una mesa cercana al escenario; lo invita a subir para interpretar a dueto “Perfume de gardenias”. Cuando finaliza la canción compuesta por Rafael Hernández El Jibarito, Ramos le dice a su invitado con gran admiración: “Ya tengo algo que contarle a mis nietos”.

El comediante también es un buen imitador que utiliza ese recurso a manera de pausa entre sus rutinas. De un momento a otro, surgen personalidades de la música popular como Raphael (“Amor de mis amores”), José Luis Rodríguez El Puma (“Dueño de nada”), Alberto Vázquez (“Olvídalo”), José José (“Qué difícil es”). Cuando se pone en los zapatos de José Alfredo Jiménez (“La mano de Dios”), afirma que el de Guanajuato es el mejor compositor mexicano de la historia.

Cerca del final, Rogelio Ramos narra su primera visita al Viacrucis de Iztapalapa, tema que le sirve para desarrollar un transgresor e hilarante sketch.

A manera de despedida canta “Seré”, cuya letra resume su sentir: “Un día llegará que ya / de tanto ir y venir rodando / el cuerpo me dirá que no, / que pare, que ya está cansado. / Un día llegará, quizás, / que tenga que pagar muy caro / por no saber decir que no / al ansia de llegar más alto”. ♪

Rogelio Ramos en internet: www.rogelioramosshow.com

No hay comentarios: