Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 25 de noviembre de 2022

Lucero y Mijares: Destino cumplido

Foto: Óscar Fuentes / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 Hasta que se nos hizo / 17 de junio, 4 de septiembre, 25 de noviembre, 2022 /
Tres funciones / 2:35 horas de duración / Promotor: OCESA Promotora, S.A. de C.V.

[Esta crónica registra el primer concierto de una temporada de presentaciones. Si has presenciado alguno de sus shows, comparte tu testimonio en la sección de Comentarios, en la parte inferior. Gracias.]

Julio Alejandro Quijano
“¡Beso, beso, beso!” Los feligreses lo exigen pero Mijares se muestra tímido, así que Lucero le sonríe para animarlo.

“¡Beso, beso, beso!” Los fans lo exigen pero Mijares se muestra tímido, así que Lucero le sonríe para animarlo.

Entre ambas peticiones hay 25 años de distancia… y un divorcio… y una hija que comienza su carrera de cantante.

La primera petición de beso sucede en la capilla de San Ignacio de Loyola, dentro del Colegio de las Vizcaínas, en la Ciudad de México. Es el día de su boda y el sacerdote les advierte: “Hoy, 18 de enero de 1997, será una fecha inolvidable para ustedes porque Dios, antes de que ustedes existieran, desde siempre los pensó unidos”.

La segunda sucede en el Auditorio Nacional. Es 16 de junio de 2022, primera fecha de una gira que tiene el sugerente título de Hasta que se nos hizo. Aunque no hay sacerdote, sí está su hija, Lucerito Mijares, quien les advierte: “Así separados vivimos muy a gusto y felices, eh”.

¿Hay beso? En 1997 sí. Y además, narrado por Silvia Pinal, que conduce la transmisión por televisión porque la boda, hay que recordar, fue un acontecimiento que se vio por cadena nacional.

Ahora parece complicado que suceda nuevo (llevan 12 años divorciados) pero la posibilidad de que unan sus labios se percibe porque existe entre ellos una complicidad que no pueden ni quieren ocultar desde que se abre el telón y suena el éxito noventero de Lucero “Ya no”. Aparecen tomados de la mano. Caminan con la sincronía que ganaron en sus 14 años de casados y luego hacen un dueto con el talento que han perfeccionado en sus cuatro décadas de carrera: él comenzó en 1981 como concursante del Festival Valores Juveniles y ella, como parte de la variedad musical del programa Alegrías del mediodía un año después.

“Para que vean cómo está la cosa, estamos tan emocionados que acá atrás hay una Virgen de Guadalupe y ya le pedimos que éste sea el comienzo de una temporada larga, por lo menos cien Auditorios”, dice Lucero. Mijares la voltea a ver (sin soltarle la mano) y le hace cara de “yo quería más”.

Después del dueto, Mijares deja a Lucero sola para que regrese a la época de “Sobreviviré”, “Veleta” y “Cuatro veces amor”, que generan un recuerdo inevitable: Lucero con cabellera larga, peinado de copete y protagonista del melodrama Cuando llega el amor.

En “Electricidad”, una mujer se levanta de su palco y brinca tan disparejo que golpea con el codo al hombre sentado a su lado. “Perdón, es que soy fan desde tenía doce años”, le dice a manera de disculpa.

“Resulta que pasamos más tiempo juntos ahora que cuando estábamos casados”, bromea Mijares al reaparecer en escena para su propio viaje a la época en la que no lucía barba pero sí pelo en pecho.

Demuestra ahora, por cierto, que no necesita desabotonarse la camisa para que las fans se derritan al escuchar los versos “No se murió el amor, / muy al contrario sigue avivando el deseo a diario / sin descansar jamás, sin desfallecer”.

Se alternan para avanzar en el tiempo. No sólo en el de esta noche, sino en las décadas que abarcan: Lucero invita al mariachi para su época de principios del siglo XXI, cuando se dedicó a la música ranchera y aprovecha para hacer un popurrí de Juan Gabriel que termina con ella despeinada y todos bailando el “Noa Noa”.

Mijares, por supuesto, se disfraza de soldado (con gorra y cinturón que lo hacen parecer cosaco ruso (la barba le ayuda, por cierto) para cantar: “Cada vez que me rechazas, el impacto de una bala / y saber que voy perdiendo la batalla… / soldado del amor en esta guerra entre tú y yo”.

Se reúnen de nuevo a la mitad de “Si me tenías”, en la que Lucero lo interrumpe como si esto fuera una escena de casados: “No, no, no, quedamos en que esa no la íbamos a cantar”, le recrimina porque parecería que se la dedica: “Si me tenías / por qué cambiaste nuestro amor por un antojo / y desnudaste tu pudor ante otros ojos”. El reclamo provoca una carcajada generalizada porque la broma es evidente. Es en ese momento que los fans se suman al juego con el grito que les exige un beso. Su hija, Lucerito Mijares, que está ahí para cantar “Para amarnos más”, les recuerda que están felizmente divorciados. Pero aun así, se dan chance de abrazarse y besarse… en la mejilla.

“En él, la gallardía; en ella, la belleza” era el lema publicitario que anunciaba aquella boda televisada.

Al verlos juntos un cuarto de siglo después y mientras interpretan “La gozadera” (él con un traje de colores chillantes; ella con pantalón y chamarra de cuero negro) no queda duda: su destino es estar juntos mucho tiempo, tal y como lo vaticinó el sacerdote que los casó y como se lo pidieron a la Virgen que está detrás del escenario. ♪

Programa
Lucero y Mijares: Ya no / Si me enamoro / Buena fortuna.
Lucero: Electricidad / Sobreviviré / Veleta / Cuatro veces amor.

Mijares: No se murió el amor / Poco a poco / Tan solo / Me acordaré de ti / Siempre.
Lucero y Mijares: Me alimento de ti / Vida loca / No hace falta / Tácticas de guerra.

Mijares: Para vivir / Ojalá / El breve espacio / Baño de mujeres.

Lucero: Ya lo sé que tú te vas / Llorar / Popurrí de Juan Gabriel.

Mijares: Soldado del amor / Bella.

Lucero y Mijares: Si me tenías.

Lucero: Cuéntame / Vete con ella.

Lucero y Mijares: La puerta de Alcalá / Yo no te pido la luna / Qué te pasa / Amante bandido / Para amarnos más.

Mijares: Uno entre mil.

Lucero y Mijares: Sweet Caroline / El privilegio de amar / Te traigo flores / No te pido flores / Volví a nacer / La gozadera.

Lucero en Instagram: @luceromexico

Mijares en Instagram: @oficialmijares

 

No hay comentarios: