Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 4 de junio de 2022

Hamlet: Algo huele a nuevo en Dinamarca

 En vivo desde el Met de Nueva York /
4 de junio, 2022 / Función única / 3:20 hrs. de duración /
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Fernando Figueroa
La última función de la temporada 2021-2022 del programa En vivo desde el Met de Nueva York es una arriesgada apuesta operística en torno a la célebre obra de William Shakespeare: La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca, más conocida sólo por el nombre propio del atormentado protagonista.

El autor es el australiano Brett Dean, quien durante 14 años fue violista de la Orquesta Filarmónica de Berlín, y también compuso la ópera Bliss (2010), basada en la novela homónima de Peter Carey, además de piezas orquestales y música para cine y televisión.

Cuando a Dean le propusieron que hiciera una ópera sobre Hamlet, su reacción inmediata fue decir “no”. Luego cambió de opinión y abordó el reto haciendo equipo con el libretista Matthew Jocelyn y el productor Neil Armfield; más adelante con el escenógrafo Ralph Myers y la diseñadora de vestuario Alice Babidge.

A Matthew Jocelyn le propuso que cada quien eligiera una docena de momentos trascendentales del texto de Shakespeare, que los compararan y luego se hiciera el libreto a partir de las coincidencias y del análisis de las divergencias. El resultado es una historia compacta y coherente que sirve de base para un asombroso performance teatral, con poderosa música, densos recitativos y ningún aria que sirva para salir cantando del recinto. Dean se introdujo en la mente de los personajes y lo que surgió de esa exploración es una catarata de sonidos crudos que conforman un “psicodrama auditivo”.

Brett Dean escribió la partitura teniendo en mente al tenor Allan Clayton como personaje principal. El cantante inglés tiene gran capacidad vocal y habilidades actorales poco comunes en el mundo de la ópera. Es tan buen histrión que el público termina por aceptar a este Hamlet tan ajeno a los estereotipos que rondan en el inconsciente colectivo, creados a partir de grandes figuras que han aparecido en el cine —de Lawrence Olivier a Kenneth Branagh— y en el teatro inglés: Benedict Cumberbatch, Rory Kinnear.

A pesar de no tener una figura espigada, Allan Clayton se mueve con agilidad a ras de suelo, se trepa a una mesa sin problema y salta al fondo de una tumba abierta, todo ello mientras canta sin agitarse de manera notoria. Los críticos han dicho que no interpreta a Hamlet sino que realmente lo es mientras dura la función; él, por su parte, cree que tres experiencias en la vida real le han servido para entender al personaje: la muerte temprana de su padre, una relación difícil con su mamá y un rompimiento amoroso.

Hamlet enfrenta un dilema moral al enterarse que su madre Gertrudis (Sarah Connolly, mezzosoprano) comparte el lecho conyugal con quien ha matado a su marido. El príncipe podría hacerse el desentendido y vivir feliz al lado de Ofelia (Brenda Rae, soprano), pero opta por desenmascarar a su tío Claudio (Rod Gilfry, barítono) y asumir las consecuencias.

Luego de toparse con el Fantasma de su padre (John Relyea, barítono bajo), quien le ha dicho que fue asesinado, Hamlet aprovecha la llegada de una compañía teatral al castillo de Elsinor para introducir cambios en la obra La muerte de Gonzaga y ver las reacciones de Claudio. El rey ilegítimo pierde el control al ver la escenificación y eso lo delata. Más tarde, Hamlet mata por error a su suegro Polonio (William Burden, tenor) y provoca que Ofelia acabe por perder su frágil equilibrio mental.

Sin duda, la escena más recordada de esta ópera no será alguna del protagonista sino la de Ofelia totalmente desquiciada. Brenda Rae aparece semidesnuda, enlodada y con chaqué de frac, en un monólogo donde luce su coloratura y, en un momento dado, se golpea el pecho para hacer vibrar las notas y darle aún mayor dramatismo al momento.

En esta ocasión, la orquesta del Met, dirigida por el joven Nicholas Carter, está compuesta por los instrumentos habituales con reforzamiento en el área de percusión, más objetos sonoros excéntricos que van desde un par de piedras hasta el tambor trueno, pasando por papel aluminio y botellas de vidrio y plástico, entre otros.

Los integrantes del coro aparecen desde la primera escena como invitados a una elegante e intemporal cena en el palacio. Regresan como público para la representación teatral y los duelos con espadas, pero su labor es constante desde fuera, incluso con algunos de sus elementos en el foso que funcionan como caja de resonancia.

John Relyea interpreta el papel de Fantasma y también de sepulturero, mostrando en ambos casos el mejor desempeño como cantante y actor de todo el elenco, aunque ambos papeles son breves. El resto cumple con seriedad los requerimientos del compositor, quien quiso que Rosencrantz (Aryeh Nussbaum Cohen) y Guildenstern (Christopher Lowrey) sean interpretados por contratenores. Esos dos personajes fueron antiguos camaradas de Hamlet y ahora son espías de Claudio.

Laertes (David Butt Philip, tenor) es hijo de Polonio y hermano de Ofelia, así que tiene suficientes motivos para querer matar a Hamlet en un duelo organizado por Claudio. En la escena final, Gertrudis muere envenenada por error y las espadas acaban con la vida de Laertes, Claudio y Hamlet.

El público sale del recinto comentando la compleja propuesta escénica de Brett Dean que acaba de presenciar. Algunas personas se acercan a una pequeña carpa, ubicada en el área de taquillas, para adquirir abonos de la temporada 2022-2023 que hoy salieron a la venta. La decena de funciones inicia el 22 de octubre de 2022 con Medea, de Luigi Cherubini, y finaliza el 3 de junio de 2023 con La flauta mágica, de Wolfgang Amadeus Mozart.

Durante la charla previa, en el Lunario, Gerardo Kleinburg hizo un análisis de la evolución en el terreno creativo de la ópera y concluyó que aún está pendiente que el público mayoritario se abra a la experimentación en este arte, tal como ya sucede en la pintura y literatura. ♪

Programa
Hamlet, ópera de Brett Dean con libreto de Matthew Jocelyn, a partir de La tragedia de Hamlet, príncipe de Dinamarca, de William Shakespeare. Estreno mundial: Festival de Glyndebourne, Lewes, East Sussex, Inglaterra (2017).

Producción: Neil Armfield

Dirección musical: Nicholas Carter

Escenografía: Ralph Myers

Vestuario: Alice Babidge

Iluminación: Jon Clark

 

Elenco
Allan Clayton: Hamlet

Brenda Rae: Ofelia

Rod Gilfry: Claudio

Sarah Connolly: Gertrudis

David Butt Philip: Laertes

William Burden: Polonio

Jacques Imbrailo: Horacio

John Relyea: Fantasma y sepulturero

Aryeh Nussbaum Cohen: Rosencrantz

Christopher Lowrey: Guildenstern

Hamlet en internet: www.metopera.org/season/2021-22-season/hamlet/

 

 

No hay comentarios: