Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 22 de mayo de 2022

Emmanuel Zavala: Se curan corazones rotos

Foto: Enrique Calderón / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 Crónicas de amor propio / 22 de mayo, 2022 / Función única /
1:50 horas de duración / Promotor. Pablo Manuel Zavala Rosales

Julio Alejandro Quijano
Hay algo en Emmanuel Zavala que provoca la necesidad de moverse en la silla, voltear para saber quién está al lado o buscar algo para juguetear: una servilleta, la carta del menú, una moneda en el bolsillo.

Se autodefine como “poeta no tan poeta”. También le dicen “el vato de la poesía” o “el tipo de las camisas hawaianas”. Esta diversidad de apelativos demuestra lo difícil que es describirlo. Lo cierto es que no miente cuando advierte que esta noche es de mezcal… y verdades incómodas.

No es poeta, pero escribe poesía. No insulta, pero suelta palabras gordas. No es terapeuta, pero de aquí todos salen un poco más sanados de sus heridas de amor. Con una mezcla de comedia, versos y anecdotario, construye un retrato de las relaciones amorosas contemporáneas.

Esta vez no viste con camisa hawaiana pero sí una playera de cuello redondo con saco y pantalón de vestir que lo hacen ver casual y desenfadado, y que sirven para enviar el mensaje correcto: esto no es teoría psicológica del amor sino verdades cotidianas que nadie te dice.

“Cuando ustedes fallan en el amor, no hay algo en su contra; ni las estrellas, ni el horóscopo, ni diosito que tanto lo meten en esto… nadie tiene nada en contra de ustedes. Si constantemente se están enamorando y les rompen el corazón de la misma manera, lo siento pero quien no entiende son ustedes”. Con esta frase comienza la narración de lo inevitable: enamorarse, ser feliz, separarse, tener el corazón roto y escuchar a Panda. “No se rían, es el Bad Bunny de mis tiempos”, explica para justificar su gusto por el grupo regiomontano.

Con la habilidad de un standupero, Emmanuel Zavala hilvana las etapas del amor romántico y las adereza con uno que otro efecto lingüístico. A veces es una broma lo que agrega: “Cuando se encuentran a su ex, lo primero que hacen es preguntarle ‘¿no te acuerdas de lo que me hiciste hace un mes? Ahí en el Oxxo, por donde están las flores, ¿junto a las cheves?”.

En otras ocasiones utiliza la técnica de los opuestos: “Cuando quieres enjaular al amor, lo único que le enseñas es a escapar”. De pronto hasta se siente como un homenaje a los versos del cantautor Ricardo Arjona. “Yo creo fervientemente que algunos corazones rotos son la vida y el amor diciéndote: Oye, la verdad no es ahí”.

En su juventud, Emmanuel Zavala descubrió que era escritor. Mejor dicho, la gente que leía sus poemas lo descubrió y lo convencieron de que así era. De cualquier manera, él prefiere mantener cierto escepticismo y por eso decidió llamarse el “No soy tan poeta” de internet.

Comenzó a ganar seguidores con los poemas que lanzaba en sus redes sociales y luego vino el primer libro, publicado de manera independiente: De romances, toloaches & amarres. Resultó que muchos pensaban como él en cosas del amor. “Y si tu pasado te pesa demasiado, no hay pedo, lo cargamos entre los dos”, se lee en ‘Cafecito con leche’, el texto más popular de ese libro.

Supo entonces también que esta fórmula funcionaba: evitar los cultismos y recurrir a lo vulgar, a veces incluso a la grosería socarrona. “Lo único que quería era hacerte feliz y ahora me toca olvidarte. Por eso, con todo respeto, vete a la…” Y aquí viene el golpe de efecto.

Remedios para curar el alma y Hechizos y embrujos sobre el amor propio completan la bibliografía de este no tan poeta que en cada volumen perfecciona su estilo.

Al Lunario llega con la seguridad de que el público se sabe sus poemas como si fueran las canciones de pop del momento. Hasta un aplauso de pie y gritos de emoción provoca cuando comienza la lectura de “Con todo respeto”.

“Ya sé que para eso vienen”, dice Emmanuel Zavala cuando, una vez que ha terminado la narración del novio que tuvo que aprender a superar un rompimiento de corazón, se dedica a leer algunos de sus pensamientos más populares.

Al final, entre versos y anécdotas, queda la sensación de que después de escuchar tantas verdades incómodas, es imposible volver a cometer errores en el amor. “Yo les garantizo que el corazón no volverá a dolerles tanto”, dice. “Y para que eso suceda, recuerden: busquen a alguien que los mire y los trate y los haga sentir que ustedes son música magia o poesía”. Nada menos. ♪

Emmanuel Zavala en internet: nosoytanpoeta.com

 

No hay comentarios: