Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 30 de abril de 2022

Omar Márquez: ¡Mira, mamá, estoy triunfando!

Se trata de sentir / 30 de abril, 2022 / Función única /
2:05 h de duración / Promotor:
 Oceransky Music Entertainment S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Más allá de su dulzura melódica, las canciones que hoy suenan poseen un fuerte acento rítmico gracias a la guitarra acústica de su propio autor, cuyo protagonismo se ve reforzado por la labor de guitarra eléctrica, un tecladista y también batería y bajo. Y aunque en el temario de esta noche hay mucha balada romántica, también se advierte harto funk y son, además de un poco de rock, bolero y reggae. Cadencias que logran que la audiencia se mantenga al borde de su asiento, ansiosa por bailar sonriente.

Porque en realidad hoy es una noche de celebración. Y lo que Omar Márquez pone al alcance de todos es un canto de agradecimiento a la vida. Es constante su afán por dejar claro que el suyo ha sido un camino afortunado, ya sea debido a la cantidad de afecto que ha recibido o a la sapiencia que mostró al tomar ciertas decisiones. De tal modo, por un lado se halla “Todo lo que soy” y en otro punto “Ni en pintura”, por citar dos polos distantes entre sí; una anunciando la entrega total (“quiero una vida completa contigo / y construir juntos un paraíso”) y la siguiente denunciando un abuso que se frena en seco: “¿pero en qué momento creíste tener otra oportunidad?”. 

Partido en dos actos, el concierto arranca con Omar a solas con su guitarra, aunque de pronto acompañado por Ale Zéguer en la voz; el segundo momento tiene lugar con banda apoyando compases, además de la ayuda vocal de amigos como Gina Villrod, Carlos Carreira y Juan Solo. “¿Habrá alguien que les acerque algo de beber?, inquiere el de Poza Rica mientras afina su instrumento y señala a sus colegas músicos. Alrededor de ellos, diminutos focos esparcidos por el suelo simulan ser veladoras; la luz justa para hablar de “heridas de antaño” al tiempo que el cantautor aprovecha “La culpable” para comunicar que “hacer catarsis es uno de mis deportes favoritos”. 

Y claro, desde su lugar el público disfruta que el autor de “Serenata” se ejercite de tal modo. Por ahí andan los padres del músico, y ambos reciben palmas al ser anunciados; aunque es la madre quien recoge el mejor mimo cuando su vástago le agradece: “Ella me cuidó las heridas cuando me sentí abandonado”. Se reconoce así al amor como una “Buena medicina”, sin dejar de considerar que “a veces la vida nos propina unos buenos coscorrones, pero nos pone donde nos toca para reconocer la felicidad”. De paso, también se manifiesta la influencia de Sin Bandera y Francisco Céspedes en el perfil sonoro del autor que con una mano se sacude la cabellera.

Apelando a “una revolución artística y espiritual”, la despedida es celebrada con reverencias a orillas del escenario. “Ha sido maravilloso”, expresa Márquez al referirse al encuentro para hallar entre los que le ovacionan a quien busca. “¡Mira, mamá, estoy triunfando!”, exclama entusiasta quien, apenas salga de escena, pasará un buen rato en el lobby del Lunario, autografiando camisetas, discos y el libro de visitas del recinto; el último con una dedicatoria de pulso emocionado: “Me llevo en el corazón una noche inolvidable en el majestuoso Lunario del Auditorio Nacional. Gracias por seguir cumpliendo sueños”. ♪

Programa
Todo lo que soy / Corazón / Si decides quedarte (con Ale Zéguer) / Nada que resolver / Aunque no vuelvas (Gina Villrod) / Ella me cambió / Ni en pintura (con Carlos Carreira) / ¿A qué le tienes miedo? / Revolución artística / ¿Dónde andará? / Inténtalo / Serenata (con Juan Solo) / Buena medicina / El culpable / Ven ya / Basta de ti (con Gina Villrod) / No necesito más de ti / La condena / Se trata de sentir.

Omar Márquez en Instagram: @omarquezmusic

 

No hay comentarios: