Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 27 de abril de 2022

Liverpool Legends: Un largo y gozoso camino


Foto: Toni Francois / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.


Foto: Toni Francois / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

 The Complete Beatles Experience / 27 de abril, 2022 / Función única /
2:50 h de duración / Promotor: Grupo Radio Centro.

Alejandro González Castillo
Marty Scott se hallaba en Chicago hace exactamente veinte años. Viajó allí desde su natal St. Louis acompañado de su guitarra e interpretó “While my guitar gently weeps” ante un público entre el cual se hallaba Louis Harrison, hermana del autor de aquel tema, quien, cuentan, incluso lloró al escuchar la voz de Marty. Eventualmente, ambos decidirían crear Liverpool Legends.

La historia suena como cuento de hadas para cualquier beatlemaniaco. El propio Marty lo entiende así. Sabe que aquella vez en Chicago vivió uno de los mejores días de su vida, pues desde entonces no sólo se presentaría en sitios del tamaño del Carnegie Hall o el Rose Bowl, sino que conviviría con Paul McCartney y otros personajes del mundo beatle, como Pete Best (primer baterista del cuarteto) y Denny Laine (guitarrista de Wings), pisaría los legendarios estudios Abbey Road e incluso sería nominado a un Grammy; escenarios fabulosos en los que apareció siempre encarnando al llamado “Beatle silencioso”.

Esta noche se presenta al lado Kevin Mantegna vistiéndose de John Lennon, Davey Justice haciendo de McCartney y Joe Bolonga ocupando el banco de Ringo Starr. Juntos repasan los momentos más significativos de los genios ingleses. Fases perfectamente trazadas por atuendos y canciones. Un largo y sinuoso camino. De la era de los flequillos hasta las cabelleras por los hombros; de las corbatas y los botines oscuros para llegar a los atuendos coloridos y los bigotes. Conforme el repertorio avanza, yendo de Please please me (1963) a Abbey Road (1969), la sofisticación del repertorio va requiriendo más que voces, bajo, guitarras y batería; así es como la Orquesta Sinfónica de Minería reclama su espacio.

Los escuchas sesudos, aquellos que encuentran sutilezas entre versiones mono y estéreo, coleccionan grabaciones piratas y analizan a fondo ensayos y tomas alternas del cancionero Beatle, difícilmente le pondrían algún pero a lo que hoy se presenta. Si se cierran los ojos se está escuchando a Paul, Ringo, George y John en directo. Sin más. El apego que el cuarteto bajo reflectores muestra ante las versiones originales resulta deslumbrante, así como el modo en que calca el desempeño escénico de los homenajeados. Hablando de voces, los intérpretes van de la emoción tersa de “In my life” y “Eleanor Rigby” al desgarro de “Golden slumbers” y “Don’t let me down” con prestancia. Es fácil imaginar a Lennon y McCartney asintiendo, sorprendidos ante la técnica vocal de Mategna y Justice.

Mención aparte merece Marty cuando llega el turno de “Something” y aquella que en México titularon “Cuando llora mi guitarra”. El parecido que su voz sostiene con la del autor de estos temas es pasmoso, por no hablar de la pulcritud con la cual éste ejecuta los solos de guitarra que caracterizan a la pareja de clásicos. Por su lado, Joe toma un papel discreto hasta que llega la hora de referirse a submarinos y pulpos; entonces su voz alcanza proporciones oceánicas gracias a la ayuda de sus amigos y las palmas del público. A todo esto hay que agregar el justo desempeño de Bob Dobro en los teclados, además de que en las pantallas del recinto se proyectan las letras en español del repertorio: la gozosa ruta lírica que anduvieron cuatro tipos para modificar el rumbo del planeta.

Cuerdas, vientos y percusiones empujan las emociones gracias a la batuta de Tomer Adaddi. El caos existencial de “A day in the life” provoca escalofríos, los arreglos de “Here comes the sun” semejan la caricia amable del sol matutino y de pronto nadie duda que los sentimientos sean capaces de derrumbar toda clase de muros cuando el fade out de “All you need is love” se posterga y todos entonan “love, love, love” hasta el infinito. Como encore, se fantasea con la posibilidad de que los cuatro fabulosos hubieran seguido juntos para, codo con codo, darle vida a “Imagine” y “Live and let die”. Llueve confeti brillante entonces. Y el público se empapa de risas. Nada cuesta soñar. Menos cuando los Beatles se reúnen por unos minutos en nuestros oídos para susurrarnos una tierna canción de cuna. ♪

Programa
I wanna hold your hand / Please please me / All my loving / Do you want to know a secret? / Can’t buy me love / A hard day’s night / I should have known better / I feel fine / Yesterday / Help! / In my life / I saw her standing there / She loves you / Everybody’s trying to be my baby / Day tripper / Twist and shout / Within you without you / Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band / With a little help from my friends / Got to get you into my life / All you need is love / When I’m sixty four / Penny Lane / Eleanor Rigby / Hello, goodbye / Yellow submarine / A day in the life / Here comes the sun / Let it be / Come together / Something / Ob-la-di, ob-la-da / Golden slumbers / Carry that weight / The end / While my guitar gently weeps / Don’t let me down / Get back / Revolution / Imagine / Live and let die / Hey Jude.

Liverpool Legends en Instagram: @liverpoollegendsbeatles

No hay comentarios: