Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 26 de marzo de 2022

Pimpinela: Terapia de desamor intensiva

Foto: Edgar Rubio / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

26 de marzo, 2022 / Función única / 2:20 hrs. de duración /
Promotor: Producción Arte y Cultura, S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Cuarenta años atrás se editó un disco titulado Pimpinela para que “Olvídame y pega la vuelta”, su tema abridor, se manifestara como canción destinada al éxito global, a la fecha interpretada lo mismo en italiano, inglés, portugués y serbio;  tonada de la que se han apropiado por un lado Ray Conniff y por el otro Jennifer López al lado de Marc Anthony. Hit imperecedero que sigue sonando fresco en las voces de las nuevas generaciones que hoy se lo apropian.

Y es que las desavenencias en pareja son constantes e inevitables. Por eso una composición como la mencionada, y una buena cantidad de las que Lucía y Joaquín Galán han producido desde entonces, son cantadas a grito pelado siempre que los desencuentros emergen. No importa que el detonante sea el recuerdo iracundo de “Ese estúpido que llama” o la resignación que sufre quien de pronto se asume como “Una estúpida más”. La cosa es subrayar que los malentendidos no sólo se calman frente al terapeuta, sino ante los discos. “Porque hay que desahogarnos si nos sentimos identificados”, acusan en escena.

“A ella le gusta hacer teatro, lo mío es la composición”, de tal modo Joaquín describe los roles de los protagonistas de una carrera que arrancó por insistencia de la madre de los hermanos, quienes hojeando un libro de botánica decidieron tomar el nombre de una flor para con él germinar canciones, historias donde la riña entre géneros es constante. “¡No pueden vivir con una y ya andan buscando tener varias!”, exclama ella. “Y qué hay de ustedes, ¿se creen unas santas?”, arremete él. En la puesta en escena de esta noche resalta la importancia del piano, que contribuye a dramatizar un anecdotario en el que aquél se encoge de hombros mientras aquélla truena la boca; en el que el primero se desespera con los dedos entre los cabellos y la segunda abanica las pestañas mirando al cielo, harta.

Con la disposición de soltar todas las verdades de una vez, el barbado acepta haber fingido ser un pretendiente por vía telefónica, con tal de engatusar a su propia compañera de vida y saber hasta dónde era ésta capaz de llegar. Asimismo, Lucía se entera de que el que tiene enfrente jamás buscó amor en la mujer de su mejor amigo, sino que solicitaba consuelo justamente con ese amigo. “Es que había una clase de amor al que no le habíamos escrito”, comenta el autor al referirse a “Traición” y sus inesperados giros. Luego de tantos años de música había que “reinventar al dúo, buscando un tercero en discordia”, prosigue. Es así como Dyango y José José aparecen en las pantallas del Auditorio Nacional para interpretar “Por ese hombre” y “Entre la espada y la pared”, respectivamente.

Sin embargo, en medio de “La telenovela”, como si de una pausa comercial se tratara, de pronto la “Buena onda” aparece. Se habla entonces de los “Hermanos”, de “La familia”, de que “El amor no se puede olvidar”. Cuenta así la dupla que sus padres vivieron un romance epistolar que duró cuatro años e, instalada en la memoria, tomada la mano invita a levantar el teléfono para arreglar diferencias, porque “la vida pasa rápido, como deberían hacerlo tristezas y enojos”. Los cantantes refrendan promesas ahondando en los sentires de los inmigrantes así como en el poder de los sueños, dándole protagonismo al trío de coristas que les acompañan así como a los músicos que con percusiones, guitarras y teclados sostienen el discurso de un bloque esperanzador que se clausura con una reflexión respecto a la pandemia, invitando a pensar en “aquellos que ya no están y no pudimos despedir”.

Luego de la calma, con mayor ahínco regresan los celos y la obsesión; los amores que desgastan. Y ahí está Joaquín, tomando del hombro a su comparsa, exigiendo explicaciones. Y allá ella, desdeñosa, ofreciendo la espalda, solicitando que olvide su nombre, su cara y su casa. Una escena que a cuatro décadas de su nacimiento opera como un saco que a muchos les sigue quedando a la medida. Entonces, teatralmente se manifiesta el adiós definitivo entre dos que se amaron, pero también se apunta la despedida de esta cita, en la que miles pegan la vuelta, camino a casa, suspirando hondo tras una relajante terapia de más de dos horas. ♪

Programa
Esto no es amor / Yo qué soy / Mañana / Vivir sin ti / Una flor / Hay que estar / Cómo le digo / Nunca más / Fuera de mi vida / Mentía / Ese estúpido que llama / Por ese hombre / Entre la espada y la pared / A la misma hora / Imposible / Dueña de la noche / Es mentira / Buena onda / La telenovela / Son todos iguales / El amor no se puede olvidar / Hermanos / La familia / 2020, el año en que se detuvo el tiempo / Traición / A esa / Ahora decide / Valiente / Olvídame y pega la vuelta / Hay amores que matan / Una estúpida más / Cuánto te quiero.

Pimpinela en Instagram: @pimpineladuo

 

No hay comentarios: