Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 12 de marzo de 2022

Ariadna en Naxos: Tragedia griega y comedia del arte

 En vivo desde el Met de Nueva York / 12 de marzo, 2022 / Función única /
2:55 hrs. de duración / Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

Fernando Figueroa
Quien hoy lleva la batuta en el foso, Marek Janowski, le dice al presentador Matthew Polenzani que las mejores óperas de Richard Strauss se caracterizan por dar la misma importancia a la orquestación y al canto, delicado y difícil equilibrio.

Strauss, Wagner y Janowski nacieron en Alemania y Ariadna en Naxos fue escrita en alemán por el poeta, dramaturgo y libretista austriaco Hugo von Hofmannsthal, así que ése es el idioma que hoy se escucha en la función del Met de Nueva York y en el renovado sistema de audio y proyección del Auditorio Nacional.

La unión perfecta de música y voces que narran una tragicomedia delirante, además de una producción exitosa en el Met desde hace casi tres décadas, conforman un invaluable regalo para los sentidos.

Una primera versión de Ariadne auf Naxos, que incluía la representación teatral de El burgués gentilhombre de Molière con música incidental de Strauss, y una pequeña ópera del mismo autor en torno al mito griego de Ariadna y Teseo, se estrenó en Stuttgart en 1912. La segunda versión, que suele montarse con regularidad, se estrenó en Viena, en 1916; consta de un prólogo y un acto sólo acerca del drama de esa mujer despechada y la frenética rutina de una compañía de la comedia del arte.

En el prólogo se explica que el hombre más rico de Viena organiza una fiesta y desea agasajar a sus invitados con un espectáculo serio y otro jocoso. Luego, como el tiempo apremia y él sólo está interesado en los fuegos artificiales del final, decide que tanto la ópera dramática como la bufa se lleven a cabo de manera simultánea, generando inconformidad en el bando de los cómicos, pero sobre todo la ira desbordada del Compositor de la ópera seria (Isabel Leonard, mezzosoprano, en travestido rol).

Al estilo wagneriano, Ariadna (Lise Davidsen, soprano) yace deprimida en la playa y le canta al hombre que ahí la abandonó en vez de pagarle con amor su ayuda para eliminar al minotauro. Cuando el éxtasis lírico parece alcanzar la cumbre, aparecen aquí y allá juglares que intentan convencer a la protagonista de que olvide al ingrato amante y disfrute de la vida.

Quienes más se empeñan en alegrar a Ariadna son Arlequín (Sean Michael Blum, barítono) y Zerbinetta, interpretada por la chispeante soprano Brenda Rae, poseedora de una coloratura de vértigo que provoca las ovaciones más estruendosas de la tarde. Finalmente, ya no Teseo sino Baco (Brandon Jovanovich, tenor) surge de entre las rocas y convence a Ariadna de que existe un futuro promisorio para ellos juntos.

La noruega Lise Davidsen, considerada por algunos críticos como la soprano dramática más importante del momento, otorga seriedad al personaje de Ariadna, además de una poderosa voz que casi resquebraja la cueva que habita. En el intermedio se muestra orgullosa de portar la diadema que en 1993 utilizó Jessye Norman en el mismo papel. Por su parte, Isabel Leonard destila gracia y donaire como el Compositor, quien al principio se mueve furibundo de un lado para otro, pero termina flirteando alegremente con Zerbinetta.

La producción de Elijah Moshinsky (1946-2021) se estrenó en el Met en 1993 y aún conserva intacta su frescura. La acción brinca con agilidad de un carro de comedias al febril montaje de un escenario y luego a una isla remota donde es posible ver a tres gigantescas ninfas que se deslizan de forma casi etérea alrededor de Ariadna.

Durante la charla previa, Gerardo Kleinburg comentó que Richard Strauss estaba enamorado de la voz humana y por eso se casó con la soprano lírica Pauline de Ahna, en quien se inspiró para componer canciones y personajes operísticos. También recordó que Franz Strauss, padre del compositor, fue un destacado cornista que le transmitió a su hijo la pasión por “el instrumento de instrumentos: la orquesta”.

De acuerdo con Kleinburg, Richard Strauss inicia como compositor de ópera bajo la influencia de Wagner, pero con Feuersnot se deslinda de él y con Salomé irrumpe en la modernidad. Electra le parece tan experimental en la música como el cubismo de Picasso en la pintura, aunque considera que Strauss regresa a la tradición con El caballero de la rosa y Ariadna en Naxos.

Durante la transmisión de Ariadna en Naxos se interrumpió la señal durante unos minutos y se manifestó la comprensión y serenidad del público. La espera se produjo en medio de un respetuoso silencio y la reanudación llegó con un leve murmullo de alegría.

La función —que había iniciado con el video de la orquesta y coro del Met interpretando el Himno Nacional de Ucrania antes de la representación de Don Carlos, de Verdi, el pasado 28 de febrero— llega a feliz término en vivo con el elenco de Ariadna en Naxos en pleno recibiendo aplausos, gritos de júbilo y algún ramo de flores. ♪

Programa
Ariadna en Naxos
. Ópera de Richard Strauss con libreto de Hugo von Hofmannsthal. Estreno mundial: 25 de octubre de 1912, en el Teatro de la Corte de Stuttgart, Alemania.

Producción: Elijah Moshinsky. Dirección musical: Marek Janowski. Escenografía y vestuario: Michael Yeargan. Iluminación: Gil Wechsler.

Intérpretes: Lise Davidsen (Ariadna), Isabel Leonard (Compositor), Brenda Rae (Zerbinetta), Wolfang Brendel (Mayordomo), Brandon Jovanovich (Baco), Sean Michael Blum (Arlequín).

Ariadna en Naxos en internet: www.metopera.org/season/2021-22-season/ariadne-auf-naxos/

No hay comentarios: