Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 5 de febrero de 2022

Armando Palomas: El blues del tiempo flexible

Foto: Lulú Urdapilleta / Fondo Histórico Auditorio Nacional.
 

El Gran Burdel / 5 de febrero, 2022 / Función única /
3:10 hrs. de duración / Promotor: Lunario.

Fernando Figueroa
A la mitad del concierto de Armando Palomas todo va sobre ruedas, incluso de maravilla, pero lo que sucede cuando llegan al escenario Javier Bátiz y Federico Luna pertenece a otra dimensión. Sin duda, el efecto que causan con su música incide en la percepción del tiempo, pero lo difícil es saber si se detiene o se expande. La versión que ofrecen de “Chikibom blues” dura seis o siete minutos en los relojes, pero tal vez sólo un instante o acaso una eternidad en el alma de quienes escuchan.

La guitarra de Bátiz, la armónica de Luna y la voz de Palomas no son los únicos elementos que se conjugan para que ese tema provoque la sensación de estar en el mejor sitio del mundo. El requinto de Ernesto Castillo funciona como gasolina para el fuego que escupe el instrumento del mítico tijuanense, y el piano de Jano Jazz está a la altura de las circunstancias, donde sólo las águilas se atreven. El combo se completa con otra guitarra, bajo, batería y percusiones.

Con el lenguaje directo que lo caracteriza, Palomas afirma que siente lástima por los que no quisieron comprar un boleto para estar aquí, aunque hubo muchos que no pudieron hacerlo porque el sold out se produjo varios días antes de la función.

“Chikibom blues” forma parte de Crónicas bizarras & requintos de calavera (2021), el más reciente álbum de Armando Palomas, que forma parte de un fino paquete que incluye libro con poemas y narraciones cortas más una anforita; tres elementos que definen a la perfección al nacido en Aguascalientes: música, letras y alcohol. Tal canción inicia así: “Soy afortunado porque leo y bebo casi diario. / Leer no me hizo culto y el alcohol sí me hizo sabio. / No soy un cobarde y tampoco soy tan fuerte. / Para mí los hospitales son el sound check con la muerte”.

En otro momento, el Cerrajero de corazones presenta a Jorge Flores Manjarrez, autor del mural Urbanhistorias del rock que está en el Metro Chabacano, donde aparece retratado Armando Palomas. El artista plástico, quien también realizó Un viaje por el rock, instalado en el Metro Auditorio, ahora plasmó a Palomas en una cantina acompañado de Joaquín Sabina, José Alfredo Jiménez y Charles Bukowski. El cuadro de formato mediano, que adornará una pared en casa del compositor de “Una cuarta más abajo del ombligo”, causa asombro entre los asistentes al concierto, quienes reaccionan con fuerte ovación.

La influencia de Joaquín Sabina en Palomas es notoria; eso lo asume con orgullo e incluso por momentos imita juguetonamente la voz del español. Sabina también es ídolo de Franco Escamilla, otro invitado de esta noche que antes de ser un comediante famoso hizo pinitos como trovador. El de Monterrey comenta que hoy cumple 21 años de casado, pero eso no le impidió estar aquí: “Cuando me invitó Armando, de inmediato le dije ‘sí puedo’, pensando que luego arreglaba la bronca”. En honor a su esposa, Escamilla canta “5 de febrero” y luego a dueto con Palomas “Manual para conquistar a Claudia”.

Armando Palomas y Edgar Oceransky primero intercambian elogios y después interpretan “El bolero de la mudanza”. El anfitrión menciona que Oceransky se presentará el 16 de marzo en el Auditorio Nacional y, bromista, le dice que en esa fecha le puede pagar la invitación de hoy. Arturo Meza estaba anunciado para unir su voz con Palomas en “Neil Young en Tingüindín”, pero un contratiempo se lo impidió; eso obliga al que toma güisqui en el escenario a cantar dicha pieza en solitario. El Vampiro Canadiense hace acto de presencia durante unos cuantos segundos sólo para saludar a los presentes.

Luego de tres horas de rock rupestre, boleros, trova y mucho blues, el final llega al ritmo de “Bóngoro quiñá quiñá” —del finado Jorge Zamora Montalvo, alias Zamorita— con la participación de Franco Escamilla, Javier Bátiz y Federico Luna. Ahora el tiempo no se detiene ni se expande, simplemente es el cerrojazo de una reunión feliz en tiempos difíciles. ♪

Programa
Ciego / Bolero pelón / El amor descansa / Matías / Una cuarta más abajo del ombligo / Canción de cuna para el mar de tus ojeras / Déjame besar tus ojos / Perdón por la extraña manera / Tú y la borracha noche / Hasta el fondo del zaguán / El bolero de la mudanza (con Edgar Oceransky) / 5 de febrero (Franco Escamilla) / Manual para conquistar a Claudia (con Franco Escamilla) / Muérete de todo pero no de las ganas / Chikibom blues (con Javier Bátiz y Federico Luna) / El payaso con alas en los pies / Neil Young en Tingüindín / La canción de la fiesta eterna / Balada del purgatorio / Cuando yo ya no esté aquí / Tres veces siete / Mutilado / Amanece a diario y ya la extraño / Bóngoro quiñá quiñá.

Armando Palomas en Facebook: www.facebook.com/armandopalomasoficial

No hay comentarios: