Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 4 de febrero de 2022

Allison: Los adolescentes que se salieron con la suya


Foto: Toni Francois / Fondo Histórico del Auditorio Nacional.

Épico
/ 4 de febrero, 2022 / Función única /
2:45 h de duración / Promotor: Juan Miguel Herrera Clavelina

Fernando Figueroa

Erik Canales, cantante y guitarrista de Allison, le dice a sus fans que durante 19 años de existencia el grupo ha tenido subidas y bajadas, pero llegar por primera vez al Auditorio Nacional los convierte en “aquellos adolescentes que se salieron con la suya”.

Siguiendo las huellas de bandas como División Minúscula, Panda y Hule Spuma, la que hoy está en el escenario surgió en el underground capitalino y luego firmó con una poderosa compañía discográfica. En esa época grabaron Allison (2006), Memorama (2008) y 120 km/hr (2012). El título de su más reciente álbum, Todo está encendido (2019), remite a su nombre (All-is-on) y fue producido por un sello independiente. De esos cuatro materiales surge la mayor parte del programa que esta noche mantiene de pie a un coro multitudinario.

El guitarrista Abraham Isael Jarquín, alias Fear, afirma que presentarse en este recinto parecía algo imposible hace varios años, pero que la disciplina es un buen aliado para la conquista de cualquier sueño. Hace énfasis en el sólido apoyo de sus seguidores, “algunos ya con hijos”. Para confirmar tales palabras, una joven de la zona preferente levanta en vilo a su bebé y lo muestra orgullosa.

Quienes generan la trepidante música visten de negro, al igual que muchos en las butacas. Entre todos ellos —sumando a quienes prefieren el azul de la mezclilla y otros colores en sus prendas— se genera una emotiva retroalimentación de alto voltaje. Canales y Jarquín son virtuosos guitarristas, al igual que Alfredo Alfie Percástegui en el bajo y Diego Stommel en la batería. Juntos conforman el cuarteto que esta noche tiene como huésped a un guitarrista extra.

Erik Canales recuerda que la historia del grupo —ubicado en las fronteras del pop, punk y metal— se inició en el garaje de la casa de sus padres. Minutos después, en un remanso acústico, derrama algunas lágrimas mientras estrena la balada “Afortunado”, dedicada a quien lo trajo a este mundo. Al término de esa interpretación, salta hacia la zona de butacas, le entrega un ramo de flores a su mamá y se funde con ella en largo abrazo. Miles de admiradoras coronan el emotivo momento con eufóricos gritos de “¡sue-gra-sue-gra-sue-gra!”.

Sin la banda y desenchufado, Erik canta con solvencia y pulsa las cuerdas de un contrabajo en compañía del guitarrista Nico Orozco y del violinista Israel Torres. Ofrecen “Baby please”, balada folk en versión retozona y con largas improvisaciones que causan revuelo en la concurrencia.

La propuesta visual del espectáculo está influida por un show de Metallica en los 90, según declararon días atrás. Flamas inmensas enmarcan el nombre del grupo que se proyecta en las pantallas, en donde se reproduce lo que sucede en el escenario tanto en color como en sepia o blanco y negro, además de un constante jugueteo con líneas, figuras geométricas y garabatos. También hay imágenes de archivo de la banda, más estupendos juegos de luces que contribuyen a la generación de un ambiente extático con picos muy altos.

Sin duda, el gran imán sobre el escenario es el líder de cabello largo, quien no sólo da coordenadas a sus compañeros sino también a quienes lo ovacionan. Además de ser autor de un cancionero en el que abundan las historias de desamor, posee buen sentido del tiempo para hacer pausas y dirigirse a los presentes con mensajes aleccionadores. Cuando se pregunta a sí mismo en voz alta “¿por qué Dios me trajo hasta aquí?”, un fan grita con fuerza: “¡Porque eres un chingón, maestro!”. Erik sonríe y continúa: “Para realizarme como ser humano, como espíritu, y para expresarles a todos ustedes mi gratitud”.

Canales recuerda la ocasión en que Juan Gabriel los invitó a abrirle un concierto en este recinto y le dedica hasta el cielo una sólida interpretación de “Amor eterno”. También canta “Sólo tú”, tema que grabó con Apocalyptica como parte de un proyecto para una gira conjunta que no se concretó.

A esta especie de graduación llegan varios invitados que aumentan el frenesí. Tts, de Here Comes The Kraken, acompaña con su voz a Erik en “Matar o morir”, al igual que Pepe, de Sputnik, en “Algo que decir”. Piña, de Say Ocean, hace dueto en “Vamos otra vez” y alcanza a decir: “es un honor, son una pinche leyenda”. Amalia Ramírez, mejor conocida como Bruses, señala que Allison es su grupo favorito y une su canto al de Canales en “Llama por favor” y “Perdido”. El guitarrista y productor Güido Laris participa en “Eres como el mar” y afirma que la trayectoria de los anfitriones, del Foro Alicia al Auditorio Nacional, es “una cachetada con guante blanco” para quienes no confiaron en ellos.

La caída de papel picado anuncia el fin de un viaje de casi dos décadas en la vida de unos ayer adolescentes que se salieron con la suya gracias a miles de fans que hoy no faltaron a la cita. ♪

 

Programa

Matar o morir (con Tts) / Conexión (Waiting & waiting) / El juego / Tú / Llama-perdido (con Bruses) / Rómpase el vidrio en caso de emergencia / Vamos otra vez (con Piña) / Sólo tú / 16 / Quiero llegar a ti / 80’s / Algo que decir (con Pepe) / 120 km/h / Adiós / Mario Bros 3 / Dualidad / Miedo / Eres como el mar (con Güido Laris) / Dime que / Luna amarga / Afortunado / Baby please (con Israel Torres y Nico Orozco) / Se vale correr / Amor eterno / Lili / Ya no te amo / Aquí / Frágil / Memorama / Me cambió.

 

Allison en Instagram: www.instagram.com/allisonband/

 

No hay comentarios: