Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 1 de febrero de 2020

Serbia: Terapia de llanto y saltos a ritmo de punk


1 de febrero, 2020 / Función única / 2:00 h de duración /
Promotor: Rodrigo Javier Arce Martínez.

Alejandro González Castillo
La adolescencia, esa época donde, si de quereres se trata, el raspón más ligero duele tanto como la herida que deja una operación a corazón abierto. La etapa donde, como Serbia recalca apenas toma el escenario, el tiempo parece escaparse a trote veloz y cada intento fallido pareciera exterminar cualquier dejo de esperanza.

“Este es un concierto de amor pensado para que lloremos y brinquemos juntos”, le avisa Ernesto Ortiz a los púberes que lo aclaman. Son centenas de “Monstruos”, como él mismo los llama, los que han tomado la decisión de sacudirse el “miedo a volar” tras calentar músculos con Campuzano y Flecha Al Aire.

Con los ojos entrecerrados, soltando ocasionalmente su guitarra para darse unos cuantos golpes en el pecho, Ortiz se sincera al micrófono. Ceremonioso, explica que, pese a su corta edad, al igual que quienes replican sus tonadas, traiciones ha acumulado por puñados.

De entrada, subraya los nombres de “Verónika” e “Isabelle”, además de apuntar unas cuantas cifras: “120 excusas” y “Cinco años y un mes”. Números desbordados de lágrimas, historias de desencuentros pasajeros que, con la batería de Daniel Vázquez, la guitarra de JP García, el bajo de Eduardo Vázquez y la voz del líder del combo, alcanzan tintes de tragedia. 

Si esta noche fuera posible separar letras de música, se encontraría que hablando del primer campo los oriundos de Monterrey no están muy lejos de lo escrito por Reik en los terrenos de la balada romántica; respecto al segundo punto, lo que hoy se escucha mucho le debe al desgarro impetuoso de Allison y a la nostalgia aguerrida de División Minúscula.

Se trata pues de un contraste que tiene fascinados a los escuchas que entonan historias propias de Camila, aunque haciendo de lado la dulzura instrumental para sudar toda su frustración al estilo PXNDX, soltando puñetazos al aire. “Vamos a saltar como locos”, insiste el cantante; “hagamos lo que queramos, liberémonos que aquí nadie nos va a juzgar”.

Con la llegada de Gil Cerezo, el cuarteto demuestra que más allá de su punk urgente, también sabe acercarse al pop para manufacturar sencillos potencialmente exitosos como “Celosa”, que presume un riff con gancho y un coro lo suficientemente pegajoso como para que Drake Bell, el segundo invitado en el escenario, lo adhiera a su repertorio.

Respecto al también actor, éste es presentado como el responsable de que Ernesto y Eduardo decidieran tocar la guitarra, de ahí que los tres unan diapasones mientras el público grita sonriente, aquilatando que el cómplice de Josh está ahí, a unos cuantos pasos, bien lejos de Megan y sus travesuras.   

“¿Cuál quieren que toquemos?”, pregunta la banda después de que los presentes la orillan a abandonar los camerinos al intentar decir adiós. ¡“Cama”!, es la solicitud unánime, un deseo cumplido en un chasquido por los músicos para luego enfilar a sus escuchas para que sean recibidos por sus padres en las puertas del Lunario.

“¿Cómo te fue?”, le pregunta una madre a su hijo mientras le encima una chamarra y le pasa la mano por la cabellera mojada de sudor. Antes de abrocharse el cinturón de seguridad en el auto, y con un suspiro atravesado, el chico responderá elocuente: “Uf, tocaron todas, todas. Y, ¿qué crees? Invitaron a Drake a echarse una. ¡Sí, Drake, el de la tele!”. ♪

Programa
Monstruos / Tiempo / Sol / Verónika / Cicatrices / Isabelle / Cinco años y un mes / Satélite / Rosa maniática / Celosa (con Gil Cerezo) / Instinto animal / 120 excusas / Fantasmas / Frío artificial (con Drake Bell) / Acostúmbrame / Reflejo / Abúsame / Último beso / Cama / Tú y yo.

Serbia en Facebook: www.facebook.com/SerbiaOficial

No hay comentarios: