Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 21 de diciembre de 2019

Oceransky & Ojeda, poetas de a pie

Maldita vocación Oxígeno / 21 de diciembre, 2019 / Función única /
                                        2:40 h de duración / Promotor: Oceransky Music Entertainment S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
Desde hace varios años, Edgar Oceransky ha convertido el Lunario en su principal bastión, tal como él mismo lo expresa. Esta noche comparte el escenario con Diego Ojeda, poeta, editor, cantante y compositor español que, además, podría ganarse la vida haciendo stand up comedy, igual que el mexicano.

Ojeda es originario de Las Palmas, capital de Gran Canaria. Dice que tiene un espíritu “tricontinental” porque la isla donde nació está entre África y Europa, y parte de su corazón en Latinoamérica.

Como nadie quería publicarle el poemario Mi chica revolucionaria, Diego Ojeda lo editó con sus propios recursos y, ¡oh, sorpresa!, se convirtió en un éxito comercial. Así nació una casa editorial que se especializa en poesía, aunque está abriendo sus miras hacia la narrativa.

Ojeda y Oceransky son buenos amigos desde hace una década y se profesan admiración mutua. En el año que está por terminar se dieron a la tarea de confeccionar juntos el álbum doble Maldita vocación Oxígeno, cuyo título surge de un par de sus canciones. En el formato físico se incluye un pequeño libro con poemas de ambos compositores, algunos de los cuales son leídos por ellos a lo largo del show; el público escucha con atención y premia con aplausos.

La emoción estalla cuando surgen los éxitos musicales revitalizados y con algunas canciones nuevas que los fans ya conocen y corean. El tema recurrente es el desamor, pero de pronto surge el milagro de la plenitud en la pareja o el amor incondicional hacia sus hijas (Oceransky, dos, y Ojeda, una).

El ibérico afirma que cada vez que le rompen el corazón escribe un poemario o graba un álbum. Luego agrega sonriente: “ya llevo cinco libros y ocho discos”. En ocasiones recurre a terapia sicológica para conseguir estabilidad; añade que los mexicanos, en cambio, resuelven los problemas sentimentales de forma más rápida y eficaz: “se encierran un fin de semana para beber tequila y escuchar canciones de José Alfredo Jiménez”.

Con jiribilla, Ojeda menciona en varias ocasiones la brecha generacional que lo separa de su colega: “Mi mamá siempre ha sido fan de José José, Camilo Sesto y Edgar Oceransky”. Este último se defiende con picardía y algún albur que no entiende el grancanario.

En tono de parodia Diego alecciona a Edgar sobre la necesidad de actualizarse musicalmente. Tal discurso da pie a un experimento que incluye rapeo, perreo y twerking.

El dúo se acompaña únicamente de un par de guitarras cuyas cuerdas ellos mismos rasgan. En el encore, Oceransky (voz y teclado) estremece a la audiencia con “Incendio” y luego el español lo acompaña en “Maldita vocación” y “Oxígeno”, doble despedida con una declaración de principios y un himno al optimismo, respectivamente.

La sesión dio inicio con el poeta jarochilango Genaro Patraka, nacido en Acayucan, Veracruz, y radicado en la Ciudad de México. Con un paraguas agujereado recorrió las mesas del recinto y se trepó al escenario para hacer juegos de palabras acerca del sinsentido de la vida. ♪

Programa
El mejor experimento / Tuve / Siempre donde quieras - A veces quiero contarte / La talla de tus vaqueros / Yo me quedo / Quiero estar / Si estoy lejos / Esa parte de tu historia - Cuéntame / Ahora / Guapa / Medley / Mi chica revolucionaria / Manhattan / Te dejé / Cómo te digo / Cosquilleo / Juro / Medley / Incendio / Maldita vocación / Oxígeno.

Página oficial de Edgar Oceransky: http://edgaroceransky.com/

Página oficial de Diego Ojeda: https://diegoojeda.com/

No hay comentarios: