Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 6 de octubre de 2019

Rude Boys: Rebeldes y catárticos


XIX aniversario / 6 de octubre, 2019 / Función única / 
2:00 h de duración / Promotor: María Ramírez Sandoval. 

Julio Alejandro Quijano
En las bocinas se escucha una arenga: “¡Manos arriba toda la gente que rescatará a México!”. Se alzan no sólo cientos de manos también voces que gritan “Sí se puede, sí se puede”.

Luego, del micrófono viene una pregunta para reafirmar esa convicción: “¿Cambiaremos México, sí o no?”. La respuesta es un griterío que no deja duda: todos desean un país distinto.

No, no se trata de una manifestación política ni de un mitin, sino de la parte más emotiva y catártica del concierto con el que Rude Boys festeja 19 años y presenta un disco que en su título lleva la consigna: Decimos lo que otros callan.

Creada en los años del fervor neozapatista con la guerrilla chiapaneca, Rude Boys se define como “una banda del pueblo y para el pueblo”. El Fego, el vocalista, suele repetir una frase cuando le preguntan por qué formó a este grupo de ska: “Es que yo siempre he sido muy rebelde”.

Con “México sigo yo” se demuestra que no es el único. A la mitad de su interpretación es cuando todos alzan las manos para decir que rescatarán a México. Incluido en su primer disco, es un himno para los fans. “Es la que más me gusta”, grita un joven de unos 20 años; es decir, que apenas había nacido cuando se publicó por primera vez en el álbum Justicia para el país.

“Lo que preparamos esta noche fue pensado para ustedes. Cada una de las rolas es para que ustedes bailen y canten”, dice El Fego al anunciar “Aquí estoy”.

Conscientes de que tocan ya para dos generaciones, cumplen con darle su lugar a aquel primer disco que publicaron de manera independiente, que se agotó dos veces en el tianguis del Chopo y que después del año 2000 no se pudo conseguir sino hasta que lanzaron una edición especial en 2013.

“Estamos muy orgullosos del contacto con ustedes, con los fans; nunca hemos perdido de vista que nuestro crecimiento se dio porque nunca nos hemos alejado de la calle”. La evidencia de esa relación estrecha con un público de distintas edades se nota cada vez que levantan los brazos: unos lo hacen para bailar con mayor libertad pero otros para levantar el celular y transmitir en su cuenta de redes sociales algún momento en particular.

No importa, ambos grupos responden con el mismo entusiasmo cuando El Fego pregunta: “¿Aquí todos saben hacer ska?”. Sin esperar la respuesta, agrega: “No importa; si no saben, aquí lo inventamos”.

Efectivamente, ya sea con técnica o enjundia, al centro del foro se genera un espacio que se convierte en torbellino cuando se arma el slam: de a uno, en parejas o en bola son muchos los que pasan para atacar con brazos y piernas a un contrincante invisible.

Porque más allá de las filias políticas, a Rude Boys y sus fans los define un sentido de pertenencia: el gozo. Se regocijan en la fiesta con un final que resulta una declaración de principios. “Somos del barrio y somos hermanos. Muchas gracias por estar en este Lunario; les prometo que volveremos a vernos”.

No hay más que gritar: “¡Viva México!” y apagar las luces.

Programa
Mejores tiempos / Cuéntame / Gente 999 / Soledad / El camino / Las cosas que pasan / Policías no / Salí de casa / Antimilitar / Justicia / Perdido / México sigo yo / Aquí estoy / La familia polaca / Un huequito / Compañero de celda / Despertador / Balas de Nochixtlán / Somos de barrio.

Rude Boys en Facebook: @RudeBoysMexico

No hay comentarios: