Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 12 de octubre de 2019

La teoría lafertiana del amor

Foto: Toni Francois / Archivo Auditorio Nacional.

Mon Laferte: Acústico / 12 de octubre, 2019 / Dos funciones /
1:45 h de duración / Promotor: OCESA Promotora 

Julio Alejandro Quijano
“¿Ustedes son los que agotaron los boletos en quince minutos?”, pregunta Mon Laferte. Le gritan que sí, que la vienen a ver algunos desde Monterrey y otros desde Yucatán. “Pues justo para ustedes preparamos todo esto”, dice mientras señala las muñecas gigantes que la rodean y cuyos regazos funcionan como sillones.

“Mis brujitas”, les llama con cariño porque efectivamente las hizo ella en colaboración con una diseñadora amiga suya. “Se llama Maggy y las hicimos con muchísimo amor”, explica. Incluso horas antes de comenzar el concierto, Mon y Maggy entraron al escenario para terminar de decorarlas. Pintaron, en cada una de ellas, dos semicírculos a la altura del pecho y los remataron con un puntito negro. O sea que llevan el pecho desnudo. “Se vinieron así nomás encueradas”, dice con desparpajo. Y luego provoca: “¿Creen que yo debería venir igual?”

Este toque de audacia define la manera en que Mon entiende su estilo y es lo que sus fans tanto adoran de ella: es cursi pero cruda porque, ella siempre lo ha dicho, el amor es sufrimiento.

Lo demuestra desde “Pa' dónde se fue”, el primer tema de este concierto acústico que fue preparado para complacer un capricho.

Pero no suyo, sino de quienes, por ejemplo, hace cinco años la escucharon en el Parque España de la colonia Condesa. Cuando aún estaba lejos de los premios Grammy y las certificaciones de Platino por las altas ventas, la chilena tomaba su guitarra y hacía shows en espacios públicos de la Ciudad de México. Aquel en el Parque España fue de una hora con seis minutos, ante unas 300 personas que la rodeaban en círculo y descubrían su talento.

Luego, la popularidad masiva la arrastró al vértigo de recorrer América y Europa. “Creo que es algo muy propio de estos tiempos, en que todo sucede muy rápido. En algunas ocasiones pienso que deberían detenerse, ir un poco más lento porque me ha sucedido de todo en apenas tres años”.

Por eso eligió el Lunario. “Un espacio íntimo en el que puedo estar cerca de ustedes”.
No se refiere sólo al espacio físico, también a la emoción compartida. Se siente tan a gusto que cuenta el motivo de “El cristal”: “Este tema es para mi mamita Chepita, mi abuela. Cuando murió, viajé a Chile, pero no alcancé a despedirme de ella y sólo estuve en el funeral así que...” La pausa es un nudo en la garganta del que no se puede deshacer. Pero a su lado está sentado Sebastián Aracena, guitarrista chileno que se ha convertido en su cómplice desde la publicación del disco Norma, en 2018.

Aracena la mira y sabe que es momento de empezar a tocar para que Mon no llore. “Tú y yo, siempre conectados”, le dice la chilena al final. Sebastián la toma del rostro para pegar sus mejillas.

La provocación es otro rasgo de la actitud de Laferte. Con ese espíritu lanzó en 2018 una versión en japonés de “Antes de ti” y su arrojo la lleva ahora a hacer una interpretación de “La vie en rose”, el himno de Edith Piaf. Adaptada a su estilo, su versión no se puede comparar con lo que hacía El Ruiseñor Francés porque lo de Mon es un sufrimiento perenne, tal y como lo esperaba el público que no duda en gritarle que la aman.

El final no puede ser otro que “Tu falta de querer”, tema que tiene 220 millones de reproducciones en YouTube desde su lanzamiento en 2016. Durante cuatro minutos y medio, los lafertianos se sienten a gusto gritando su sufrimiento, seguros de que sin dolor no hay amor posible. Al menos en teoría. ♪

Programa
Pa’ dónde se fue / Funeral / ¿Por qué me fui a enamorar de ti? / Quédate esta noche / Caderas blancas / El cristal / Vendaval / Yo te qui / Chilango blues / Paisaje japonés / Mi buen amor / Flaco / Cumbia para olvidar / La vie en rose / El gavilán / Amor completo / Tormento / Tu falta de querer.


Foto: Toni Francois / Archivo Auditorio Nacional.

No hay comentarios: