Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 14 de septiembre de 2019

Madame Recámier: Memoria antes que novedad


No olvidar / 14 de septiembre, 2019 / Función única /
 2:22 hrs. de duración / Promotor: CD in Life. 

David Cortés
Al rock hecho en México le hace falta memoria, especialistas que lo documenten con conocimiento y espíritu crítico, y músicos que reconozcan la existencia de quienes como ellos pavimentaron antes el camino.

A sus 32 años, Madame Recámier presenta hoy su cuarta producción de significativo título: No olvidar. Es un álbum donde, además de temas propios, incluye versiones a composiciones de Caifanes, El Tri, Maná y, la más aventurada porque nunca fue un éxito radiofónico, “Distante instante” de Rockdrigo González, cantautor fallecido en el terremoto de 1985 y que presenta “con mucho respeto, con mucho amor... ¡Viva el rock mexicano! ¡Viva la música independiente”.

Quien fuera beneficiaria de la Beca María Grever en 2014 también celebra diez años de trayectoria  y lo hace con ese rock pop amable que la caracteriza, respaladada por una banda con una dotación de dos guitarras, bajo, batería y ocasionalmente un percusionista, quienes ejecutan diversos ritmos, según lo demande la melodía; así encontramos algo de reggae (“Arriba las manos”, “Pobre soñador”), un poco de son (“Vedado”) y ocasionalmente jazz.

No deja de llamar la atención que mientras interpreta “Afuera”, escrita por Saúl Hernández, el grupo comandado por éste haga lo mismo unos metros más allá, en el Auditorio Nacional; pero allí donde normalmente suenan salvajemente las percusiones y el vocalista cede el espacio a bailarines ataviados con taparrabos y penachos, la Recámier hace una danza menos espectacular, pero bastante sensual.

Clásicos del rock mexicano de la primera mitad de los noventa son revisitados por esta mujer que antes de su presentación declaró a Reporte Indigo: “Tanto cantantes como bandas, productores, músicos y medios estamos luchando por fortalecer la escena musical que comenzó en los cafés cantantes y en los hoyos fonkys de la Ciudad de México, es una obligación”.

Cada una de esas canciones se tornan más sedosas en sus manos. Las despoja de su fuerza primigenia, ralentiza el tiempo, las lleva a sus terrenos, las vuelve más asequibles aún de lo que ya las ha vuelto el tiempo, pero sin ese acercamiento no tendrían su sello.

Ello se hace aún más patente cuando pasa al piano y apenas acompañada por uno de sus  guitarristas, entrega sus números más íntimos que ponen a los asistentes  a soñar en relaciones perfectas, amores eternos y abundante felicidad, un tono que muchos desearían continuara hasta el final, pero que ella rompe cuando llama de nuevo a los integrantes de su agrupación y cierran de manera enérgica con un ramillete de tonadas que ponen a bailar a los presentes, no sin antes llamar a No olvidar el trabajo previo de otros que, como a ella, le alentaron a dedicarse a esto, a no dejar que la novedad sepulte la memoria. ♪

Programa
Enamórate de mí / Quiero / Cachito / Volverás / Hmmm / Arriba las manos / Pobre soñador / Miedo / Triste canción / Me marcho a la guerra / Ayer me dijo un ave / Afuera- Jamás pensé / Vedado / Te regalo / Pam pam pam / Amor sin barreras / Hold me / Ramito de violetas / Luz verde / Distante instante / Parece fácil / La lección / Mi corazón / Sábanas / Pies a cabeza.

Madame Recámier en Facebook:  www.facebook.com/madamerecamier

No hay comentarios: