Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 19 de septiembre de 2019

AUA: Onirismo envolvente


Foto: Óscar Fuentes / Archivo Auditorio Nacional.

19 de septiembre, 2019 / Función única / 
1:00 h de duración / Promotor: Conexión BEST.

Gina Velázquez
El punto de partida de este viaje comienza en el mar. Los sonidos y el vaivén de las olas invitan a zambullirse en una experiencia fuera de lo común. Hoy los asistentes al Lunario serán testigos del nacimiento de AUA, proyecto de rock de Sabo Romo (bajista de Caifanes y fundador de Rock en tu idioma sinfónico) y Alter Tewel (el alter ego de un médico especialista).

Éste, quien lleva la voz cantante, da la bienvenida: “Hoy es una noche muy especial, por muchas razones, para todo México; una fecha para honrar y para construir. Así que vamos juntos a construir una nueva memoria. Bienvenidos a este sueño”. AUA se estuvo entramando durante cinco años. Comenzó como producto de una casualidad: Sabo y Alter se encontraron en el elevador del edificio que habitan y, poco a poco, forjaron una amistad que dio pie a esta nueva propuesta. Su propósito es romper paradigmas musicales y ofrecer un sonido original.

Para redondear, en el escenario están acompañados de virtuosos: Aarón Cruz (bajo, contrabajo electroacústico, bajo piccolo), Itto Coutiño (guitarra), Adrián Ávila (guitarras, teclados, percusiones), Ezequiel Ghilardi (batería) y Nay Stanfield (voz y coros). Además, la experiencia auditiva se completa con la cinematográfica: detrás de los músicos una pantalla proyecta las escenas que narran, en cierta forma, cada una de las piezas.

Para el público, el viaje es una inmersión a distintas texturas y sensaciones. Es difícil decidir entre mirar atentamente las imágenes o perderse en los movimientos de los músicos que derrochan pasión y talento en sus interpretaciones. Romo ha declarado que no había tenido la oportunidad de encontrarse con un proyecto como éste, que además, lo llevó a rememorar su gusto por el rock progresivo de los 60 y 70. Y aunque los sonidos predominantes son los del rock, también se asoman toques de jazz, electrónica, psicodelia, dance, pop y score cinematográfico.

El concepto sonoro de AUA fue inspirado por la “idea del inconsciente del ser humano, que va de la mano de las quimeras, donde ahondan los miedos, ansiedades, enajenamientos y toda la confusión que dicta la psique del personaje”. El orden de las interpretaciones es el mismo que el del álbum. Esto se debe a que lo planearon como un “ente colectivo” donde los temas se van engranando. También, en cierto modo, refleja la añoranza por aquellos tiempos donde era imperativo, al comprar un disco nuevo, sentarse a escuchar de principio a fin.

Nay Stanfield tiene la voz principal en “Mar de sangre” y emociona con la profundidad que imprime a la letra: “Bebes sangre en copas de ironía desafiante, / luz menguante, amores que asesinan. / Y el desgaste frases al aire que intoxican. / Mueves los labios sin pudor, / triunfos de una fotografía nublan de sepia la razón”.

El viaje —breve, mas vívido e hipnótico— finaliza con “Insomnia”. Enseguida, Sabo presenta y agradece a cada uno de los músicos. Al final, reconoce especialmente a Alter, quien corresponde la reverencia. Antes de dirigirse a sus sueños privados, los melómanos del público piden una más. “Acantilado”, primer sencillo del álbum es el tema que cierra y enmarca una experiencia sonora extraordinaria. ♪

Programa
Somnia / Cuatro muros / Acantilado / Habitación / Mar de sangre / Flor / Voz / Insomnia / Acantilado (bis).


Foto: Óscar Fuentes / Archivo Auditorio Nacional.

No hay comentarios: