Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 2 de junio de 2019

No estoy corriendo: amor y política, mala combinación


National Theatre Live. Temporada 2018-2019 / 2 y 3 de junio, 2019 /
 Dos funciones / 2:45 hrs. de duración / Promotor: FUAAN.

Fernando Figueroa
No estoy corriendo (I’m not running), de David Hare con dirección de Neil Armfield, narra la relación entre Pauline (Siân Brooke) y Jack (Alex Hassell), cuyas vidas corren paralelas desde que se conocen en un bar cuando son muy jóvenes.

Pauline, de clase baja, es una brillante alumna en la Facultad de Medicina; Jack bebe demasiado, estudia Derecho sin mucha convicción y su padre es millonario. Son novios, pero la relación no es sencilla.

David Hare juega con el tiempo de forma magistral. En un cambio de escena se ve a la ya célebre doctora frente al dilema de ser o no candidata a liderar al Partido Laborista británico. Jack ya no se emborracha como antes, está “felizmente” casado con otra mujer, es legislador y desea fervientemente comandar ese mismo organismo político.

La acción regresa al pasado. La joven Pauline visita a su madre (Liza Sadovy), una alcohólica a la que le han diagnosticado cáncer de estómago. Jack quiere ayudarlas contratando a una enfermera de tiempo completo que él no pagaría, sino su papá. Ella no lo permite y rompe la relación amorosa.

En el intermedio, la presentadora desea saber si la protagonista aceptará la candidatura. Con buen humor, David Hare dice que no quiere ser spoiler, pero explica cuál es la intención de esta obra: mostrar casi toda la vida de una persona que, en un momento determinado, tiene que tomar una decisión trascendental.

Hare aclara que el contexto puede parecer real, pero es una ficción, y aprovecha para decir que el Partido Laborista es una institución misógina que nunca ha sido encabezada por una mujer. Le preguntan si alguna vez escribirá una obra relacionada con el brexit y contesta: “Yo siempre voy hacia adelante, no hacía atrás. Además, hay dos temas de los que jamás escribiría: el brexit y Donald Trump”.

En 2014, el National Theatre de Londres presentó Skylight, también de David Hare, que gira en torno a una pareja de amantes —él maduro y rico, ella joven y pobre— que tienen similares problemas de comunicación y convivencia que Pauline y Jack. En ambos casos los personajes son capaces de emplear la ironía y el sarcasmo para destruir al otro.

El título I’m not running lo han traducido como No estoy corriendo, pero podría ser No me presento o, para usar términos coloquiales de México: No me candidateo.

Pauline tiene un portavoz llamado Sandy (Joshua McGuire), quien se la pasa dando señales contradictorias a los medios acerca de la candidatura de su jefa. Ella es percibida por el electorado laborista como una mujer independiente, quien en el pasado enfrentó al gobierno para salvar de la desaparición al pequeño hospital donde trabajaba. Jack es un hombre del sistema.

Un escenario giratorio permite que, en unos cuantos segundos, la acción cambie de tiempo y lugar: de un modesto cuarto a una oficina o de una sala de prensa a un velatorio donde reposan los restos de Meredith (Amaka Okafor), una joven entusiasta que trabajaba en el Partido y que murió de un infarto sin que la popular doctora pudiera reanimarla.

El duelo de actuación entre Siân Brooke y Alex Hassell resulta electrizante en esta historia de amor, desamor y política en que la decisión final de Pauline demuestra que David Hare siempre va un paso adelante de la vida real. ♪

No estoy corriendo en internet:

No hay comentarios: