Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 22 de junio de 2019

Morat: Entre balas y baladas

22 de junio, 2019 / Función única / 2:10 hrs. de duración /
 Promotor: Ocesa Promotora, S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Cuando Juan Pablo Isaza (voz y guitarra), Simón Vargas (bajo y voz), Juan Pablo Villamil (banjo, guitarra y voz) y Martín Vargas (batería y voz) saltan a escena, desde el primer compás demuestran que se han tomado los ensayos muy en serio y que eso que cuentan a los periodistas —que llevan toda la vida tocando juntos— es cierto.

Claro, los gritos de las chicas obedecen a que los colombianos son bien parecidos, pero también es una manifestación del gusto que les provoca la posibilidad de tener enfrente a los autores de un temario cuyo grado de impacto, los propios creadores han dicho, podría ser equiparado con el de una bala perdida.

“Escribir una canción es ser el tirador. Y así como hay tiradores que pierden sus balas, hay compositores que extravían sus composiciones”, explican los miembros del grupo respecto a su hipótesis. “Hay canciones que se escriben para una persona y llegan a alguien más, o canciones que se escriben sin alguien en mente y terminan golpeando a una víctima insospechada”, rematan.

Ahora bien, sobre su condición como ejecutantes de sus propios temas, la banda abundó alguna vez para la revista Seventeen: “Es algo a lo que mucha gente no está acostumbrada. En la música pop por lo general hay solistas o boy bands exclusivamente cantando. Nosotros rescatamos el sentimiento que genera una banda tocando sus instrumentos”. De manera que los que hoy se presentan son cuatro francotiradores con facha de rompecorazones, disparando a diestra y siniestra un folk-pop diseñado para adolescentes enamoradizas.

Los firmantes de Sobre el amor y sus efectos secundarios apuntan en su perfil de Facebook que lo suyo puede ser calificado simplemente como folk-pop, y esta noche Juan Pablo lo reafirma al colgarse un banjo para, con la ayuda de su tocayo en la guitarra acústica, lanzar un reclamo a todos los que se alejan sin aviso previo para heredar costumbres infames como maldiciones y quereres helados cuales témpanos.

El ánimo country prosigue cuando Martín abandona sus baquetas y toma una tabla para lavar y con uñas rasca la superficie, evocando así los viejos días del skiffle y permitiendo que las armonías vocales del cuarteto se amalgamen efectivamente. El número, además, se adereza con una dedicatoria para los que han sufrido un chasco: “A todos los que al fin conocieron al amor de su vida, pero sólo para descubrir que ya tenía pareja”.

La llegada de Andrés Cepeda es aprovechada para calcular el camino andando, pero también para abrazarse y reconocer a uno de sus referentes musicales: “Andrés es uno de los artistas que más admiramos, en buena medida es por él que hacemos música desde que teníamos cinco años de edad”. Sin extraviar tiempo, los bogotanos manifiestan que igualmente practican la bachata (“Presiento”), el reggae (“Yo contigo, tú conmigo”), el country (“Otras se pierden”) y el flamenco (“El embrujo”). Aunque lo que mejores resultados les genera es acercarse al pop que a Coldplay le permite llenar estadios (presente en los coros combativos de “Déjame ir”) y que en “Besos de guerra” encuentra un relevo para aquel “Soldado del amor” que Mijares mandó al campo de batalla.   

“Qué locura. No podemos creer que éste sea nuestro octavo Auditorio Nacional y que lo único que podamos ofrecerles sean nuestras canciones”. Incrédulo, el cuarteto acepta que jamás calculó llegar tan lejos; que, pese a que desde la infancia se tomó muy en serio su afición musical, no consideró que con sólo dos álbumes en su haber (el más reciente, titulado Balas perdidas) sería capaz de ponerse al tú por tú con los exponentes del reguetón, amos indiscutibles de la cima de las listas de éxitos. Amigos orgullosos, se abrazan arrodillados, dándole la espalda a los miles que les aplauden antes de dejarlos ir y así el reflector que ilumina el bombo de Vargas, decorado con una M dentro de un hexágono, sea apagado. ♪   

Programa
Maldita costumbre / Amor con hielo / Cuando nadie ve / Aprender a quererte / Acuérdate de mí / Punto y aparte / El embrujo / Sé que te duele / Mi suerte / Otras se pierden / En un solo día / La correcta / Yo contigo, tú conmigo / Presiento / Cuánto me duele / Con Andrés Cepeda: Déjame ir / Mi vida entera / 11 besos / Mil tormentas / Ladrona / Quédate otra vez / Cómo te atreves / Mi nuevo vicio / Yo no merezco volver / Besos de guerra.

Página oficial de Morat: www.moratoficial.com


No hay comentarios: