Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 20 de junio de 2019

La Vela Puerca: Consignas para arder una noche


Tour Parte 1 / 20 de junio, 2019 / Función única / 
2:15 hrs. de duración / Promotor: Arca Producciones 

Julio Alejandro Quijano
Brillan sus brazos. También su pecho. Está sin playera. El sudor en la piel de este joven provoca que la luz se refleje y haga parecer que está bañado por destellos diminutos. Se acumulan sobre todo en el hombro derecho, donde tiene un tatuaje con el logo de La Vela Puerca, esa especie de calavera afectada que fuma un grueso cigarro.

El joven levanta los puños mientras Sebastián “El Enano” Teysera recorre las metáforas de “Llenos de magia”: “Alguna piña llovió / y otro pesado cayó / que se den cuenta que estamos cerca / de bandera la ilusión / y preparando la acción”.

Publicado en 2004, a este tema se le ha tomado como un tributo a los activistas que lucharon contra la dictadura uruguaya de los años 70 y 80. Teysera lo reafirma: “Ustedes lo saben: nuestra meta como banda de rock ska es inspirarlos, impulsarlos a conseguir sus sueños, a que luchen sus propias revoluciones”.

El fan que suda lo escucha con la cara hacia el cielo. Detrás de él, una mujer con el cabello mojado también de tanto sudar, grita y grita el coro a pesar de que la canción ya terminó: “No va a aguantar, no va a aguantar”.

Igual que ellos, otros mil jóvenes, algunos que brincan, otros que alzan los brazos y la mayoría que repiten el mantra “hay muchas fieras para domar”, se dan ánimo para imaginar su propia revuelta.

Estos versos explican la manera en que La Vela Puerca ha sorteado la censura pero también es una muestra del impacto de sus letras. Con la metáfora como su principal recurso, la banda sobrevivió, por ejemplo, a la crisis del rock uruguayo en los noventa y consiguió hacerse de público en Argentina y México.

“Nos ha costado mucho trabajo llegar aquí porque a veces los latinoamericanos vivimos un poco sin conocernos. Pero cada vez que estamos con ustedes, sentimos la fuerza de los mexicanos. Nos ha costado trabajo, pero ha valido la pena”, dice Sebastián Cebrerio, el otro vocalista. Porque La Vela Puerca es todo menos un grupo convencional. “Somos una banda guitarrera”, dice Cebreiro en referencia a que también tienen dos guitarristas.
No es extraño tampoco que de pronto dejen a un lado las consignas incendiarias y se pongan introspectivos. “En 25 años nos ha dado tiempo de todo, hasta de pensar en el futuro”, dice Sebastián al presentar “Respira”, una balada que se canta con los ojos cerrados para darle sentido a sus versos: “Ey ¿qué es lo que oís cuando hablas? / Ey, sentí como respiras / Ey, lo tuyo debe valer más / de lo que vos pensás / Y así sin más soñás”.

Este espíritu es el mismo que provoca, más adelante, el momento teatral del show. El Enano de pronto se detiene, parece que va a caer al suelo pero se aferra al pedestal del micrófono. Se lleva las manos a la cabeza en señal de que la existencia lo agobia y la vida cotidiana es demasiado. Los mil espectadores lo miran y lo entienden: hay veces que no se saben las respuestas. De pronto alguien le grita: “¡Vamos Enano, te queremos! ¡Tú puedes!”.

El cantante reacciona, se yergue y empieza con “Va a escampar”, una declaración de optimismo que es seguida por un coro que demuestra que cada uno de los que están aquí “hoy asumen lo que venga / sea para bien, o todo mal / y aunque pierdan lo que tengan / se van a morder para aguantar”.

Después de todo coinciden con Sebastián, quien al despedirse les advierte: “El diablo no siempre gana, a veces se carcajea de nosotros pero al final, sépanlo, va a escampar”.  

La Vela Puerca en la red: www.lavelapuerca.com


No hay comentarios: