Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 6 de junio de 2019

Efecto Pasillo: Vacaciones en la costa lunática


6 de junio, 2019 / Función única / 1:25 hrs. de duración /
 Promotor: Paula Elisa Narea Schrebler

Alejandro González Castillo
Cuentan que varios de los temas que se encuentran en su primer álbum, editado hace 12 años, fueron escritos en “la playa viendo pasar las niñas por la orilla”, aunque en otras ocasiones tuvieron su semilla de “fiesta por las calles”. Es decir, desde siempre el sol, las risas y las olas han definido su perfil lírico; composiciones que, además de las que en su debut homónimo presumen, a la fecha se encuentran en tres discos: El misterioso caso de…, Tiembla la tierra y Barrio Las Banderas. Y vaya, ¿de qué otra forma podría ser, si Javier Moreno (batería), Iván Torres (voz y guitarra), Arturo Sosa (bajo) y Nau Barreto (guitarra) provienen de Canarias?

“Cuando un músico sueña con hacerse grande, lo que desea es que llegue el día en que pueda decir: ¡Buenas noches, Madrid, Nueva York o México! Así que no saben lo que significa para nosotros poder hacer esto ahora: ¡Buenas noches, México!” Una vez que se coloca frente a los micrófonos, el cuarteto explica que la de hoy es una cita ansiada y que no habrá fenómenos naturales que impidan pasarla bien. Para demostrarlo, el grupo recurre a “Tiembla la tierra” y “No importa que llueva”, donde se define que los problemas más graves se transforman en rabietas infantiles si se tiene al lado a la persona indicada.

Los grancanarianos dan saltos sin que sus sonrisas se desdibujen, haciendo una invitación a la que al público le resulta imposible negarse, porque, ¿quién no quisiera que le regalaran una casa junto al mar donde jamás faltase “café por las mañanas, un buen libro y un sillón”? “¡Ay, bendita mi felicidad!”, exclama Torres al deshacerse de sus gafas anaranjadas para luego quejarse de que no les ve las caras a quienes le aplauden y de inmediato ponerle solución al asunto, llevando a cabo una expedición bajo escena para prestarle el micrófono a los fans que aprovechan para tomarse la selfie.

La excursión resulta tan gratificante, que el de la voz se anima a pedir cuatro caballitos con tequila, para con sus colegas hacer un brindis. “Hombre, esto me sienta bastante bien”, acepta el cantante al sorber para agarrar valor y dar el siguiente paso: “Como que hace falta un poquito de perreo, ¿no?”.

Es así como un reguetón llamado “Pequeña” alza la mano para formarse tras el ska propuesto por “Imagina”, el pop à la Elefante proferido en “Salvajes irracionales”, la rumba impulsada por “Cuando me siento bien” y el reggae trazado en “Si te vienes a bailar”. Se resuelve entonces que “el Efecto Pasillo es terapéutico” y para acentuar su poder se recurre a “Don’t stop the party”. Así, al grito de “¡Que no pare la fiesta!”, el Lunario parece encontrarse en la playa, lejos del caos citadino.

“Quiero tocar el cielo azul”, canta Iván señalando el techo del foro, y la gente se figura que el sol apenas va escondiéndose por el horizonte. “Si nos lo imaginamos, podemos hacerlo realidad”, advierte el del sombrero, y todos le creen, por eso alzan los brazos en el aire mientras bailan, haciendo su mejor esfuerzo con tal de que así suceda. ♪

Programa
Las banderas / Funketón / Tiembla la tierra / No importa que llueva / Imagina / Si te vienes a bailar / No hay nadie en el mundo / Salvajes irracionales / Si tú no estás / Cuando me siento bien / Pequeña / Carita de buena / Don’t stop the party / No te enamores / Pan y mantequilla.

Página oficial de Efecto Pasillo: www.efectopasillo.com


No hay comentarios: