Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 10 de mayo de 2019

Carlos Cuevas: Cantar boleros para aplazar la finitud


Una noche con... / 10 de mayo, 2019 / Función única / 2:10 hrs. de duración / 
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional. 

Redacción
Hay géneros musicales que respiran con amplitud sin necesidad de cobrar omnipresencia en los medios de difusión. En tiempos de trap, reguetón, de banda y de retromanía, el bolero se da amplio vuelo en el Lunario, donde una vez más Carlos Cuevas, con una depurada selección de temas, convoca a los amantes de ese género para celebrar a las madres en su día.

Los amantes de la canción vuelta romance que esta noche colman el recinto se dividen en los que asisten con la festejada y en los aprendieron sus primeras canciones en voz de una mujer que hoy es recuerdo y vienen, precisamente, a darle fulgor con esos versos que restriegan la herida y también la alivian.

Cuevas lo sabe y se muestra emocionado ante la oportunidad de tener un coro de varios centenares, dispuesto a confirmar que el bolero forma parte del ADN de México. Brinda, conversa y hasta ofrece detalles de conocedor: en este encuentro imperan las maracas y los requintos con cuerdas de nylon, como dicta la tradición. Pero el bolero también emplea vestuario contemporáneo y no excluye teclados, alientos, batería y bajo. Sea cual sea el ajuar, su público le acompaña sílaba a sílaba.

“Soy bolerista por convicción y no por moda. Le doy gracias a Dios y al bolero de que exista para que pueda cantarlo”, ha dicho Cuevas y no sobra ni falta palabra alguna a su declaración para que sea verídica a lo largo de dos horas en que se escuchan clásicos como “Lágrimas negras.”, “Cenizas”, “Mi último fracaso” o “Contigo aprendí”.

Al amor lo derrota la muerte o la separación, pero la música sigue siendo una manera de posponer la llegada de alguna de esas conclusiones, tan comunes para nosotros. El bolero, milagro sonoro, nos permite creer que el viaje amoroso tiene inicio pero no destino último. ♪

No hay comentarios: