Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 25 de mayo de 2019

Café Quijano: Los tres ases de la heterodoxia


Gira La vida no es la, la, la / 25 de mayo, 2019 / 
Función única / 2:05 hrs. de duración / Promotor: Get In México.

Fernando Figueroa
Hace dos décadas, Café Quijano irrumpió con “La Lola” y esta noche es la canción más solicitada por el público. Sin embargo, la cosa es calmada porque los hermanos Manuel, Óscar y Raúl han salido al escenario con trajes de etiqueta e inician el concierto con un sonido que remite sin escalas a Los Panchos o Los Tres Ases.

Con gran facilidad de palabra, Manuel Quijano, el líder y compositor, explica que su papá era fan de los tríos mexicanos y cantaba boleros, además de tocar la guitarra. En años recientes, añade, “tanto mis hermanos como yo hemos tenido serios problemas amorosos, y alguien nos dijo que la mejor manera de resolverlos era escribiendo un bolero. Y, bueno, ya hemos grabado tres discos”.

Las primeras carcajadas de la noche resuenan entre las mesas. Quienes desean escuchar “La Lola” intuyen y aceptan que ese tema, por ahora, no viene al caso. Entonces oyen con respeto una serie de boleros cuya estructura musical se ciñe a la tradición, mientras que las letras muestran clara influencia de Joaquín Sabina: “Después de tanto intento, de incordiarnos uno al otro / de quedarnos sin silencios poco a poco / después de no aguantarnos ni saber a dónde vamos / aún debemos por decoro intentarlo” (“Qué más da”).

Manuel toca guitarra y ukulele; Raúl, guitarra y requinto; Óscar, contrabajo. Lo hacen con maestría y el primero de ellos canta con voz que suena potente hasta cuando se aleja del micrófono.

Luego de media docena de boleros, los Quijano se ausentan un par de minutos para regresar con ropa más cómoda y un sonido que ellos mismos describieron así en sus comienzos: “Lo nuestro es la heterodoxia, la música caribeña con matices, mezclando estilos, poniendo un tumbao en un tema que suena a cumbia-reggae, cubanizando una canción de estructura pop, dándole sabor latino a una composición con ritmillo funk” (El País, 14-12-1999).

Hoy presentan La vida no es la, la, la (2018), su décimo álbum de estudio que los críticos españoles han calificado como el regreso de Café Quijano al pop rock. En el segmento se acompañan de teclado, batería, percusiones, trompeta y guitarra eléctrica: este último instrumento está a cargo de un figurón llamado Juan Carlos Jiménez, El Niño, que es también el director musical. Su currículum habla de dos mil conciertos acompañando a La Unión, Pablo Alborán, Malú, David Bisbal, Pasión Vega y varios más.

Quienes llenan las mesas del Lunario vuelven a pedir “La Lola”, pero antes los españoles nacidos en León entregan media docena de canciones de La vida no es la, la, la, y “No tienes corazón”, que grabaron en 2003 con Sabina, a quien Manuel elogia emocionado.

Una versión de diez minutos de “La Lola” calma la sed de quienes vinieron a oírla, cantarla y bailarla. Ya complacidos, los asistentes ahora reclaman “La taberna del Buda” que, cuando llega, funciona como apoteósica despedida. ♪

Programa
¿Qué será de mí? / ¡Qué más da! / Te matan los celos – Mi preciosa amiga / Cuatro palabras / Me enamoras con todo / Robarle tiempo al tiempo / Tequila / Cerrando bares / Sólo te puedo decir / Habanera / Jamás, jamás / Dame de esa boca / La vida no es la la la / Saber si estoy a tiempo / No tienes corazón / Mina / La Lola / Desde Brasil – Nada de na’ / Perdonarme / La taberna del Buda.

Café Quijano en internet: https://www.cafequijano.com/

No hay comentarios: