Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 13 de abril de 2019

Pixar en concierto: Las caricaturas me hacen llorar

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional.

13 de abril, 2019 / 2:00 hrs. de duración /
 Función única / Promotor: Ort de México, IAP

Alejandro González Castillo
“¡Buzz, Buzz!” Un niño que apenas sabe caminar señala emocionado a las pantallas que en lo alto brillan y su padre asiente: “Sí, sí, Buzz”, le dice, ayudándolo a cargar las palomitas que con dificultad sostiene. Tras echar un vistazo a su alrededor, la dupla encuentra sus asientos, aunque el infante prefiere ignorar el suyo y, dando saltos, sigue apuntando con su dedo hacia el superhéroe cósmico que en una de sus manos sostiene una batuta. “¡Buzz, Buzz!”, insiste cuando en el escenario aparece el director Rodrigo Cadet, empuñando un artefacto idéntico al del astronauta, y dirigiéndolo hacia la Orquesta Sinfónica Nacional hace que la música inicie. El pequeño espectador, sorprendido, abre sus ojos al máximo.

La escena se repite prácticamente en todas las butacas del Auditorio Nacional. El azoro se manifiesta en los rostros de los asistentes más chicos, pues para ellos esta es la primera vez que tienen enfrente tantos violines, trompetas y violonchelos; pero también un arpa, timbales, una marimba, tubas y contrabajos: armatostes igual de inmensos que la mandíbula de Bruce, el tiburón de voz aterradora que tras los músicos es proyectado al tiempo que intimida a dos diminutos peces llamados Nemo y Dory. Entre mantarrayas, delfines y pulpos, arrecifes y corales, el par de amigos surca mares para no ser atrapada por las redes de la infelicidad mientras, en un ambiente azulado, burbujas de todos tamaños flotan sobre la audiencia.

La cita de hoy podría denominarse inmersiva porque así como hay pompas de jabón en los trayectos submarinos, cuando Rayo McQueen —el bólido rojo de ufana sonrisa— corre con el acelerador a fondo, el ambiente se inunda de confeti y el vértigo en las curvas se acentúa con luces estroboscópicas. El programa para repasar las escenas más significativas de las películas producidas por los estudios de animación Pixar, con la música de Randy Newman, Michael Giacchino y Thomas Newman, comienza con Buscando a Nemo y Cars. Es Ratatouille quien continúa el repaso con Remy, un simpático roedor ansioso por convertirse en chef. Tratándose de una historia enmarcada en París, sobresalen las notas melancólicas del acordeón; en el caso de Monsters, Inc. es el jazz el que marca el ritmo que Mike y Sulley, dos espantadores de profesión, llevan al andar.

En un desalentador futuro, ominosas frases sonoras enmarcan las tareas de Wall-E, un robot que encuentra ilusión afectiva en un mundo desahuciado por la contaminación ambiental. ¿Androides enamorados en una Tierra agonizante? Justo eso: un relato que a muchos podría impulsar a acercarse a la literatura de Isaac Asimov. Le sigue un homenaje tangencial a la música que John Barry compuso para los filmes de James Bond, y que acompaña a Los Increíbles, que muestran sus inmensos poderes a la menor provocación. Y si bien las evoluciones aéreas de Eva y la flexibilidad de Elastigirl provocan entusiasmados “¡Ahhhhh!” por parte del público, la reacción que genera la llegada de Miguel, el personaje que se arriesga a visitar el mundo de los muertos en Coco, resulta todavía más estruendosa. 

Efectivamente, las flores de cempasúchil, las coloridas ofrendas y las gracias de las calacas charras resultan encantadoras, sólo los compases de “You’ve got a friend in me” podrían opacar su fulgor, y más cuando el vaquero Woody aparece en las pantallas acompañando a su mejor amigo: el mismísimo Buzz Lightyear. “¡Buzz, Buzz!”, vuelve a exclamar el niño, sentado ya en las rodillas de su padre, quien de nuevo asiente y con una mano acaricia la cabeza de su retoño y con la otra enjuga el llanto que dejó escapar cuando una lluvia de globos de colores cayó del techo mientras Carl y Ellie, los protagonistas de Up: una aventura de altura, se tomaban la mano en la punta de una colina al atardecer, listos para besarse antes de decir adiós para siempre. ♪

Página oficial de Pixar: www.pixar.com

Orquesta Sinfónica Nacional en Instagram: www.instagram.com/osn_mx

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Carlos Alvar / Colección Auditorio Nacional.





No hay comentarios: