Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 26 de abril de 2019

Erika Alcocer: Hay vida después del reality show

Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

Íntima / 26 de abril, 2019 / Función única / 1:50 hrs. de duración /
 Promotor: Mayorista de Servicios Administrados, S.A. de C.V.

Julio Alejandro Quijano
Un joven de 17 años se acurruca en el pecho de Erika Alcocer y ella le corresponde con un beso en la cabeza. Al mismo tiempo le advierte a una mujer que se les acerca: “Sin llorar, eh”.

El coro de “Tiempos de amor” se escucha de fondo con las voces de Toñita, Adán Sámano, Adriana Rojas, Cristian Rivera y JJ Mezara.

Erika está rodeada de lo que más quiere y se lo hace notar al público: “Los que no se sabían la historia, ahora ya se la saben”.

Es cierto. Las pistas serían insuficientes en otras circunstancias y ante otra audiencia, pero aquí todos se conmueven, murmuran y hasta sollozan. Sí, hay quienes lloran porque se han percatado de que ese joven que se empeña en abrazarla es su hijo, cuyo síndrome de Down ha marcado etapas en la biografía de la cantante.

“Cuando me dijeron que mi hijo tendría esa afección, yo tenía ocho meses de embarazo y comencé a preguntarme por qué me pasaba a mí, si era una buena hija”, cuenta Érika. Fue también la época en que perdió el control de su peso. Y aunque ganó la segunda generación del reality show La Academia, su carrera no tuvo el impulso que requería. “Ahora me doy cuenta de que el sobrepeso fue un factor”, explica.

La anécdota suena rara porque la Erika que la cuenta tiene ahora 40 kilos menos y luce un vestido con transparencias en las que se adivina que nada queda de aquel trastorno que afectó su autoestima.

“Ha sido una metamorfosis completa, de cuerpo, mente y alma”, dice mientras voltea a ver a su comadre Toñita, también egresada de La Academia y que responde con una frase contundente: “Lo que no cambia es que tienes una de las mejores voces de este país”.

Juntas hacen una versión de “El triste”, tras la cual Erika le devuelve el piropo: “Qué alegría compartir el escenario con la más recordada y querida de todos los personajes de La Academia. Ella también es una ganadora. Es mi hermana y está conmigo en las buenas y en las mejores”.

Los covers son parte importante del show porque, explica, le gusta rendir homenaje a la gente que admira. Por eso aprovecha la oportunidad de que tiene a Adán Sámano de invitado para hacer el dueto de “Acompáñame”, la que fue famosa con Enrique Guzmán y Rocío Dúrcal. “Nos hemos puesto vintage pero vale la pena para escuchar a esta mujer”, dice Sámano.

Demuestra, además, su versatilidad porque con The Cash, dueto formado por Adriana Rojas y Cristian Rivera, ex participantes del reality La Voz México, se aventura a hacer una versión de “What's Up”, el éxito de 4 Non Blondes.

Todos los músicos invitados, además de su estilista, su coreógrafo, su productor y uno que otro colado suben al escenario para el final con “Tiempos de amor”, que es una declaración de principios no sólo por lo que representa la historia con su hijo Erick, también porque con esa canción perdió el año pasado en otro reality, La Voz México.

“Pero yo sé que esto no se trata de ganar sino de sentir”, explica Erika. Es un mensaje importante para ella, pero también para esa mujer que se le acerca y a la que le advierte: “Sin llorar, eh”. Se trata de su hija María José, quien con 24 años acaba de ingresar a un reality show.

Al abrazarla, mientras se despide y da las gracias a sus invitados, Alcocer reconoce que la historia se repite: “Ahora mis hijos son más famosos que yo”. ♪

Programa
Como yo / Si yo fuera tú / Renuncié / Quédate en mi recuerdo / Si te vas / Supernova / Igual que tú / Con Toñita: El triste / Fuego en el mar / Recuerdos encadenados / Cuando estás conmigo / Con The Cash: What's up / Renuncié / Devuélveme la vida / Con Adán Sámano: Acompáñame / Qué ganas de no verte nunca más / El alma en pie / Tiempos de amor.


Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

No hay comentarios: