Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 28 de marzo de 2019

Los Ángeles Azules: Ámonos con cumbia y sabor



Esto sí es cumbia / 28 de marzo, 2019 / 2 hrs. de duración / 
Función única / Promotor: OCESA Promotora S. A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Por ahí de 1977 solían presentarse en bodas, mercados y bautizos, tocando éxitos de Rigo Tovar y Acapulco Tropical. Ellos mismos han dicho que en esos bailes recibían su pago acompañado de un sándwich y una palanqueta. En esa época su máximo sueño era tener autobús propio con el nombre del grupo escrito en los costados. Hasta entonces la situación parecía llevar buen ritmo, pero un día decidieron interpretar sus propias canciones y el trabajo comenzó a escasear. No fue sencillo salir adelante, pero tenían definida su meta. Era cuestión de tiempo para que sus composiciones calaran hondo en la audiencia.

Los Ángeles Azules afirman que la vida les dio una segunda oportunidad. Ocurrió recientemente, cuando una audiencia acostumbrada a escuchar rock y pop descubrió que el temario de los de Iztapalapa podía ir más allá de musicalizar las compras en el tianguis y los viajes en el microbús. De pronto, sin discriminar espacio alguno, en todas partes se bailaban los éxitos de los autores de “La cumbia coqueta”. Sin duda, un logro bien merecido por los hermanos Mejía Avante, quienes esta noche celebran lo que la constancia les otorga: 13 conciertos en el Auditorio Nacional, siempre con localidades agotadas, ayudados por un repertorio donde acordeón y trombón, güiro y tarolas, marcan el son del “meneíto”.

La primera parte del espectáculo está compuesta por piezas donde las percusiones dominan, tonadas donde cencerros y redobas, congas y toms hacen un llamado a tomar la calle como pista de baile. Se trata de cumbias creadas para alegrar los llamados “tíbiris”, esos bailes de barrio que lo mismo eran celebrados en un gimnasio, una cancha de futbol, un callejón o un salón de fiestas. Jolgorios hoy recordados por los bailarines anónimos que muestran sus mejores pasos en la pantalla localizada tras trompetas y teclados. Esto mientras “La cumbia picosa” o “La cumbia de la tostadita” homenajean a la chicha que a mediados de los setenta se creaba en Perú. “¡Ámonos con cumbia y sabor!”, exige Elías entre redobles al tiempo que, a sus espaldas, decenas de músicos van tomando asiento, hojeando partituras, alistándose para el segundo capítulo.

Belinda es la primera que toma el micrófono como invitada. Sorprende a la audiencia sin aviso previo al interpretar “El listón de tu pelo” para que a continuación el bajista ponga a consideración de los espectadores el acto: “¿Sí les gustó, ¿no? Está padre, ¿no?”. Se refiere no sólo al desempeño de la chica de “El baile del sapito”, sino al de la sinfónica que la respalda, un cuerpo de dotados ejecutantes encargado de otorgar espíritu épico a la historia de esa mujer que se deshace de la vanidad para perderse en una noche bohemia.

La audiencia, naturalmente, está contenta con la idea, por eso toma los pasillos del foro para contonearse a gusto cuando Tessa Ia toma su turno y grita encantada al aparecer Leonardo de Lozanne entonando “Entrega de amor”. Cabe decir que el de Fobia no será el único que interprete dos veces el mismo tema ante la insistencia de los de las butacas; coqueta, Ximena Sariñana hará lo propio con “Mis sentimientos”.

Mientras la danza impera, hombres y mujeres se debaten para ver quién grita más fuerte al tiempo que encarnan una ola descomunal que termina diluyéndose en la costa que significa el escenario. Además, todos alzan la mano cuando los de los micrófonos preguntan si quieren más, y lo mismo ocurre cuando se solicita que las bonitas se manifiesten, aunque cuando se pide que “un gordito suba a bailar”, ninguno se da por aludido. Prácticamente nadie permanece en su lugar; sin embargo, los hermanos Mejía fingen sordera cuando claman por un poco de bulla.

“Queremos ver cómo está el ambiente”, exigen los ataviados de dorado para que la última del listado aparezca y centenas de parejas den giros, tomadas del hombro y la cintura, cuestionándose seriamente si temblar de emoción al sentir un abrazo es algo normal. Uno los ve y parece que bailan despreocupados. En realidad se hacen una y otra vez la pregunta que un sinnúmero de científicos y filósofos se han planteado sin encontrar una respuesta certera: ¿que si eso es el amor?, ¿que si eso es el amor? ♪

Programa
Entrega de amor / Mi único amor / La cumbia picosa / Toma que toma / La cumbia coqueta / La cumbia de la tostadita / Con Belinda: El listón de tu pelo / Juventud / Veinte rosas para ti / Cómo te voy a olvidar / Me haces falta tú / La cumbia del acordeón / Con Tessa Ia: Hermoso bebé / Mi niña mujer / La cumbia del infinito / Con Leonardo de Lozanne: Entrega de amor / Las maravillas de la vida / Mi cantar / Ay amor / Se me perdió la cadenita / Nunca es suficiente / Con Ximena Sariñana: Mis sentimientos / 17 años.

Página oficial de Los Ángeles Azules: www.losangelesazules.com.mx

No hay comentarios: