Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 9 de febrero de 2019

Saosin: La gramática binacional del post-hardcore

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

9 de febrero, 2019 / Función única / 
2:40 hrs. de duración / Promotor: Alejandro de la Cuesta.


Alejandro González Castillo
Cartas de Vincent y Fuimos Héroes llevan a cabo su labor sin reservarse una sola gota de sudor. Arriban al escenario con la misión de operar como teloneros; sin embargo, hacen más que entretener al público en lo que el acto estelar toma su turno. En realidad buscan hacerse de escuchas nuevos y demuestran que con empeño cuentan.

Los primeros son originarios de la CDMX; los siguientes, del Estado de México; el quinteto abridor desgrana temas como “Séptimo círculo” y “Ligas mayores”; mientras que el sexteto que lo secunda hace lo propio con “Señales” y “Marinero”. Finalmente, ambos grupos recogen sus instrumentos para que Phil Sgrosso, Alex Rodriguez, Chris Sorenson, Beau Burchell y Anthony Green ocupen el escenario.

Apenas llegan bajo reflectores, los de California son recibidos con especial afecto por la fanaticada, aunque es Anthony quien más palmas genera debido a dos acciones: el fundador de Saosin decidió volver a la banda tras renunciar por algún tiempo, y lo hizo para grabar un disco luego de siete años de silencio, el muy esperado Along the shadow (Epitaph, 2016). En segundo lugar está el acto más importante: en la audiencia todavía resuenan los temas que el cantante interpretó sentidamente el 20 de septiembre de 2017, a través de un Facebook Live, con tal de recaudar alrededor de once mil dólares para así ayudar a los afectados por el sismo que en México tuvo lugar apenas un día antes. Así que hoy tenemos a un par de “Old friends” —músicos y público— reencontrándose, como bien apunta el quinteto una vez que acciona sus amplificadores.

Y vaya que de las bocinas emergen compases sólidos. Habría que subrayar el grado de sincronización que Sgrosso y Burchell consiguen con sus guitarras, así como la imponente base rítmica que Rodriguez y Sorenson hilan. Post-hardcore, se denomina lo suyo, un sonido opresivo y potente, de distorsión continua y rabia compulsiva. Una tanda de melodías amenazantes, el soundtrack de la desesperación que Green lidera cuando su yugular se hincha al usar el cable del micrófono como una soga o como un apetitoso bocadillo, a la hora que decide mordisquearlo entre estrofas. Un canto agudo y afilado que los presentes traducen en baile, sacudiendo cabelleras. “Gracias por regalarnos hoy su energía”, comunican los californianos cuando la temperatura del foro alcanza su punto más alto.

“Queremos recordar esta noche para siempre”, avisa Beau de pronto, interrumpiendo el feedback que su guitarra provoca para luego llamar a sus colegas y tomarse una foto al tiempo que la asistencia alza los brazos, sin dejar de cantar “Seven years” mientras el flash le ilumina. Serán muchos los que esperarán en vano a que dicha imagen aparezca pronto en la cuenta de Instagram del quinteto que ya se retira imitando a sus seguidores, bien risueño, agitando sus guitarras por los aires en señal de triunfo. ♪

Programa
Lost symphonies / Ideology is theft / Racing toward and red light / The silver string / 3rd measurement in C / Old friends / I can tell there was an accident here earlier / The stutter says a lot / Sore distress / Illusion & control / Control and urge to pray / They perched on their stilts, pointing and daring me to break custom / Voices / Seven years.

Página oficial de Saosin: www.saosin.com

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Colección Auditorio Nacional.

No hay comentarios: