Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 23 de febrero de 2019

Joan Manuel Serrat: El viejo y el mar


Foto: José Jorge Carreón / Archivo Auditorio Nacional.

Mediterráneo da capo / 23 de febrero, 2019 / Función única / 
2:15 hrs. de duración / Promotor: Erreele Producciones S.A. de C.V.


Alejandro González Castillo
Fue entre agosto y septiembre de 1970 que Joan Manuel Serrat, con entonces veintiocho años de edad, firmó el libro de huéspedes del hotel Batlle, ubicado en un pequeño pueblo de pescadores llamado Calella de Palafrugell, en Cataluña. Buscaba paz, así que se encerró en una de las habitaciones de aquella posada, con la mira fija en las islas Les Formigues, una guitarra sobre los muslos y libreta y pluma a un costado. De aquella estancia en la Costa Brava saldría con un manojo de canciones que terminarían por dar forma a su siguiente álbum.

El cantautor pensó en titular la obra Amo al mar, aunque acabó apareciendo en las tiendas de discos en 1971 con el nombre de Mediterráneo. Una decena de composiciones que, a la larga, muchos calificarían como las mejor logradas del abultado catálogo del barcelonés y que esta noche ratifican su relevancia, ejecutadas en directo ante la urgencia de no poder esperar a que el plato que las contiene cumpla medio siglo de vida. Es el firmante del mismo quien así lo explica, con voz acompasada, apartando las manos de su guitarra para señalarse a sí mismo mientras cuenta: “Es que no tengo cuerpo para esperar a que el disco llegue a los cincuenta, celebremos mejor su cuarenta y ocho aniversario, vayamos juntos de vuelta al principio”.

El repaso del álbum tiene lugar de modo desordenado, se altera el listado de canciones que mostró originalmente en su par de caras con tal de acentuar dramáticamente ciertos puntos (entre “La mujer que yo quiero” y “Lucía” se esfuman los tres surcos que en el LP las separan, por ejemplo), pero hasta ahí llega la desobediencia al pasado, pues los arreglos en su momento ideados por Juan Carlos Calderón y Gian Piero Reverberi, son respetados íntegramente. Lo mismo ocurre con las reputaciones del “Pueblo blanco” y los sitios que don Quijote rondó, lugares que hoy con afecto se nombran, como Toledo, Villanueva de los Infantes y la playa de Barcino; el último, el punto donde el de La Mancha fue derrotado por el caballero de la Blanca Luna y que León Felipe describió en “Vencidos”, poema que hoy toma forma de canción.

Reflexionando sobre el infinito de agua salada, el catalán refrenda su “admiración por la semántica”, pues le “fascinan las palabras, los vocablos”, de ahí que considere el carácter andrógino del mar (“porque, ¿quién sabe si su género es masculino o femenino?; ¿es el mar o la mar?”) y  hoy lamente su decrépito estado actual. Precisamente con “Llanto al mar” como excusa, apenado el español platica: “contaminado por la mano del hombre, en sus profundidades ya no se encuentran más restos de batallas, sino toneladas de basura”. Y añorando los días en que jugaba con su “Barquito de papel”, prosigue: “En mi niñez, en las playas construí castillos de arena, pero hoy día sólo hay sarcófagos de mujeres y hombres que han pagado con su vida el intento vano de escapar de sí mismos”.

Con “Penélope”, la ovación más prolongada de la cita tiene lugar. Durante más de un minuto las palmas resuenan al tiempo que su autor junta las suyas a modo de reverencia. “Los viajes llegan siempre a un final, y ahora mismo estamos llegando al puerto”, anuncia el hombre al mando de la travesía para que la tripulación de la nave se amotine, mostrando su enojo: nadie quiere pisar tierra, no todavía. “Les agradezco el profundo conocimiento que tienen de mi repertorio, es inmensa mi gratitud y voluntad de complacerles, pero mis posibilidades son limitadas”, comunica afable el capitán para que, refunfuñando, los marineros acepten lo inevitable: ha llegado la hora de que el bote ancle en el muelle del Auditorio Nacional. Ahí, donde “De vez en cuando (en) la vida” los asistentes al foro se hacen de la suerte de los conejos de chistera y, como Serrat dijera: “uno es feliz como el niño cuando sale de la escuela”. ♪

Programa
Mediterráneo / Qué va ser de ti / Vagabundear / Barquito de papel / Pueblo blanco / Tío Alberto / La mujer que yo quiero / Lucía / Vencidos / Aquellas pequeñas cosas / Mediterráneo / La mer / La luna / Cantares / Llanto al mar / Algo personal / Menos tu vientre / Para la libertad / De vez en cuando la vida / Hoy puede ser un gran día / Penélope / Fiesta / Esos locos bajitos / Tu nombre me sabe a yerba.

Página oficial de Joan Manuel Serrat: www.jmserrat.com

Foto: José Jorge Carreón / Archivo Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Archivo Auditorio Nacional.

Foto: José Jorge Carreón / Archivo Auditorio Nacional.

No hay comentarios: