Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 5 de diciembre de 2018

San Pascualito Rey: Un histórico relevo


Lo que quieres ver / 5 de diciembre, 2018 /
3:31 hrs. de duración / Promotor: Alejandro de la Cuesta.


David Cortés
A mitad de la noche, tres trombones surgen de la parte trasera del recinto y con su ronco timbre imponen una pausa, mientras un velo cae sobre el escenario. Es el comienzo de un pasaje acústico en donde a Alex Otaola (guitarra), Rodolfo Wright (teclados), Juan Morales (bajo), Pascual Reyes (guitarra y voz) y Chepo Valdez (batería), integrantes de San Pascualito Rey (SPR), se les une su ex compañero Luca Ortega (acordeón). El espacio desenchufado es significativo, porque lo que comienza como sexteto, se reducirá a trío para finalmente dejar solo a Reyes, líder sempiterno del conjunto, al momento de interpretar “Carne abierta”.

Pero, ¿cómo llegamos hasta aquí?

La sesión la abren The Chamanas, cuarteto oriundo de Ciudad Juárez que consigue apaciguar el ímpetu de los seguidores de los anfitriones, congregados para despedir a Alex Otaola, quien luego de nueve años emprende otro camino. Además de decir adiós, es el encargado de “curar” el set list en esta sesión que, al iniciar, Pascual define “como un día especial para nosotros, un día triste, pero también hay que celebrar que estamos aquí”.

En la parte eléctrica, SPR brilla de manera contundente. La guitarra de Otaola toma el mando en el momento en que las palabras no le sirven para despedirse. Cuando el cantante lo conmina a decir algo, apenas expresa “Sufro, sufro, sufro” en clara alusión al primer disco de la banda en el cual él no participó, pero que sí retrata su sentir.

En “Si te vas” Jairo Zavala (Depedro, Calexico) sube como músico invitado. Juan Morales, quien tampoco suele hablar con frecuencia, subrayará la importancia del que se va cuando antes de dar paso a “Canción que quema” señala que aquí está “el mejor solo de guitarra” de su carrera, lo cual no es una exageración.

Cierto, el ambiente está teñido por un sentimiento de pesadumbre, pero como en todo abandono, éste viene acompañado de su alivio y es el propio Otaola quien presenta a Vicente Jáuregui —también guitarrista en Capo—, como su sucesor, quien debuta en directo con “Nos tragamos” y ya no bajará del escenario.

La noche será histórica, no sólo por la partida de uno de los mejores guitarristas del rock nacional, sino también porque con ello se cierra una etapa y se abre un interrogante: ¿Hacia dónde se encaminará una de las pocas bandas que aún conserva vestigios de mexicanidad en su sonido?, ¿estamos en el umbral del fin de una generación de músicos con identidad nacional?

Que el final sea con “Flush” no es gratuito. Ahí están los vestigios de un sonido que luego de más de tres lustros ya se antoja lejano y aún no tiene reemplazo. Algo murió esta noche, pero aún ¡Vive el Rey! ♪

Programa
Ixcanul (intro) / Comezón / Todo se cae / Enemigo mío / Desaparecemos / Olvídate de mí / No hay nada / Línea del fin / Si pudieras ver / Arde el pecho (con Luca Ortega) / Que pensar en ti / Solares baldíos / Caminito / Carne abierta / Sin precaución / Así es el amor / En la oscuridad / Te voy a dormir / Perros de otro tiempo / Si te vas (con Jairo Zavala) / Bailón / Nos tragamos - Canción que quema - El fin del mundo (con Vicente Jáuregui) / Flush (con Jairo Zavala, Luca Ortega y Vicente Jáuregui).


No hay comentarios: