Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 2 de diciembre de 2018

La Trouppe: Un don de amor


¡Feliz Navi Trouppe! / 2 y 9 de diciembre, 2018 / Dos funciones / 

1:27 hrs. de duración / Promotor: Teatrikon.


Gustavo Emilio Rosales
“¡Muy felices fiestas tengan y con ellas se entretengan!”, es el estribillo cantado a coro por los diversos y coloridos personajes que integran el espectáculo ¡Feliz Navi Trouppe!, en el que, por medio de teatro negro, marionetas, disfraces, canciones y numerosas bromas donde el ingenio prevalece y no hay malas palabras, el espíritu de la Navidad es celebrado en su condición de motivo poderoso para la reunión amistosa y familiar.


Tres de los cuatro trupos —como se les conoce a los miembros fundadores y protagonistas de la compañía teatral que anima este programa—, impulsan un divertido alboroto en torno a las fiestas decembrinas, precedidos por ambientaciones de luz negra en las que brillan paquetes de regalo bailarines, pingüinos que danzan a ritmo de tap y un trineo tirado por un solo caballo, cuyo conductor posee una enorme y fulgurante nariz colorada.

Cuando los seres y objetos resplandecientes ceden paso a las luces de teatro sobre el foro, vemos aparecer a Noni Pelusas, Toño Canica y el siempre circunspecto Trupo, vestidos con sus amplios y vistosos trajes de payaso. Un baterista con gorro de arbolito adornado con esferas, desde el extremo izquierdo del escenario, brinda acentos y comentarios musicales a la inquietud de los trupos: han recibido una carta de Santa Claus, por medio de la cual se les encarga la composición de un villancico, a sabiendas de la habilidad que poseen como agrupación teatral dedicada, desde hace casi cuatro décadas, a brindar obras de genuino arte escénico a los públicos infantiles de habla hispana, con piezas de éxito considerable como “Cachito de torta” y “Cumbión trupetero”.

Toño Canica, interpretado por el actor y músico Marco Antonio Serna, es quien asume la responsabilidad de componer el encargo de Santa; claro que para ello deberá aprender a tocar el violoncello que desea utilizar para ejecutar la pieza en cuestión. Por su parte, la actriz Carmen Luna, como Noni Pelusas, intenta ayudar a su amigo, pero su atención se ve constantemente desviada por un conjunto de cuatro duelfas (divertida mezcla de duende y elfa), que la llenan de regalos por haber sido niña bien portada durante todo el año. Y Trupo, también conocido como el clown Mauro Mendoza, quizá colaboraría con la realización de la encomienda de no estar permanentemente atareado corrigiendo a los demás, con ademanes de sabelotodo.

La composición del villancico se va tornando imposible a medida que aparecen multitud de personajes como Pepito Guajolote, quien a ritmo de rap exige no ser destinado a la mesa navideña; el gato francés Federico Felino, quien maúlla melódicamente en pos de besos sabor oui, oui, tlacoche; y las perritas danzarinas que alcanzan la cumbre del espectáculo al lograr el más auténtico can-can. Las duelfas condimentan esta anarquía con bailes y chanzas que logran alterar la inspiración del compositor.

Al final, los personajes invocan al sentimiento más profundo que la Navidad puede suscitar y que, después de todo, es su razón de ser: el amor. La energía emotiva por la que se clama inunda el ánimo de humanos y muñecos, propiciando que aparezca en escena Santa Claus y el villancico por fin terminado haga vibrar su contagio pasional en sabroso ritmo de cumbia. La noche navideña se ha salvado, gracias al mejor de los regalos: el preciso y preciado arte de amar. ♪


La Trouppe en Facebook: https://www.facebook.com/Latrouppe/

No hay comentarios: