Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 7 de diciembre de 2018

Cocó Cecé y el pop que tiene algo que decir


 7 de diciembre, 2018 / Función única / 

3:00 hrs. de duración / Promotor: Ocesa Promotora S.A. de C.V.

David Cortés
La carrera de Cocó Cecé apunta a convertirse en una historia de ensueño, de esas que gustan mencionarse cuando se trata de motivar. Todavía hace poco Carmen Casandra Balcazar, nacida en Ciudad Juárez, cantaba donde pudiera para ganarse unas monedas, pero hoy hace su primer Lunario con apenas un EP en su producción discográfica, logro del cual no muchos se pueden jactar.


Como teloneros, aparece primero Pequeño Fénix, seguidos de los colombianos de Telebit, bandas que dan la bienvenida a Cecé quien, acompañada por un conjunto de seis elementos, y un grupo de bailarines en algunos de sus temas, irradia confianza y felicidad, condimentos que transmite en cada una de sus interpretaciones, aunque la lírica de algunas de ellas irradia emociones más oscuras.

En “Bestias de ciudad” canción que da título a su EP y presenta como una composición que “escribí para los que se pasan de lanza” dice: “Descalzo soñador en pena, penumbre lunar / busco el beso eterno de Morfeo, el beso eterno de Morfeo. / Y no verte más. / Ya no quiero despertar en la gran ciudad” e incluye un pasaje percusivo similar al empleado por Imagine Dragons, grupo del cual es confesa admiradora.

El marco por el que la cantante-compositora ha apostado es el del pop rock, pero en su fulgurante éxito incide su magnética personalidad, sus ganas de hacer cosas y acometerlas hasta finalizar. Esa aura de triunfo que despide y que hoy casi es palpable, la despliega con soltura en sus redes sociales y en la constante interacción que lleva con sus fanáticos: “Gracias, que chingón. Los conocí en el Metro y ahora están aquí, quiero que canten conmigo, cantan hermoso”, dice.

Le ayuda en este camino el lenguaje corporal, su gesticulación. Ora extiende las manos al cielo, para luego dejarlas caer y recorrer con ellas parte de su cuerpo; ora se tira, se hinca y desde allí entona una melodía. En “Marginado” baja para tocar y ser tocada por sus fans. Cuando lo siente necesario, echa mano de una transición instrumental y luego se queda sola sobre el escenario para hacer llegar “Venus”. Más adelante, presenta una nueva canción (“Tamaño nuclear”) y luego invita a Mau, de Costera, a hacer un dueto en “Para dos”.

Antes de cerrar manifiesta una propuesta para ayudar a los desesperados: “Quiero ayudarlos de una forma que vaya más allá de la música. Voy a organizar una exposición con todos sus dibujos y van a charlar psicólogos para ayudar a desfogar todos sus problemas” y canta “Supuestos”, compuesta para “sobrellevar el suicidio”: “Y si quedo en el infierno / besando mis demonios, / Y si quedo en el cielo /besando mis locuras, ah… / qué fácil sería ahorcar mi alma y dejarla huir, / qué cobarde dejar mis planes / para al fin huir de nada. / Mejor sangrar a carne viva”. ♪

Programa
Intro / Amor en la metrópoli / Todo para mí / Niki / Bestias de ciudad / (con Mau) Para dos / Tamaño nuclear / Puente / Venus / Marginado / Supuestos.


No hay comentarios: