Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 15 de noviembre de 2018

Los Victorios: Ska trepidante para el amor convulso


15 de noviembre, 2018 / Función única / 
1:50 hrs. de duración / Promotor: Alejandro de la Cuesta.

Alejandro González Castillo
En mayo de 2011, Héctor Carrillo, Timo Pacheco y Saúl Castillo hicieron pública su decisión de abandonar Salón Victoria, grupo del cual fueron fundadores. Hablaron entonces de diferencias irreconciliables con el resto de sus compañeros y de la necesidad de seguir adelante “con un nuevo proyecto”, un plan que concretarían con el nacimiento de Los Victorios.


Desde entonces, el trío ha editado un par de álbumes, sin embargo jamás ha ignorado lo construido en su combo seminal. Es Timo quien esta noche sintetiza la historia que él y sus colegas han protagonizado: “Empezamos a tocar hace como veintidós, veintitrés años, después vino una ruptura y hubo algunos que se fueron. Pero para nosotros la música es más fuerte que el ego y la envidia”.

El guitarrista tiene razón. En el repertorio que hoy se ejecuta no hay espacio para discordias, sino para un ska trepidante con letras que hablan de los temas preferidos por los autores de “Bateo lloré”: el amor convulso y la francachela de madrugada. Por su parte, los canticos propios de estadio futbolero son frecuentes, así como los gritos que los mariachis en Garibaldi suelen soltar entre coplas.

Respecto al ritmo que en México popularizara Toño Quirazco en los años sesenta, hoy se descubre enriquecido con swing, punk, reggae y rap, una mezcla que el público recibe practicando skanking al tiempo que conoce, de la voz del guitarrista, cuánto se le estima: “Saben que ustedes son mucho más que fans, en realidad son nuestra familia”.

A lo largo del concierto se homenajea a Café Tacvba y a Ganja; de los de Satélite se citan algunas estrofas de “Las flores” y de los segundos ciertos coros de “Caminando”, todo mientras “Sol de medianoche” suena y se propone hacer un brindis en la playa. Aunque también se recuerda a Karina con “Oh Carol” y al filme Perfume de violetas (Maryse Sistach, 2001), en cuya banda sonora Salón Victoria participó con “Si tu boquita fuera”, hoy responsable de que el suelo del Lunario se cimbre ante los saltos de los presentes.

Ante el frenesí del público Saúl deja su teclado para invitar a una chica al escenario y así bailar juntos. “Todos eskankean porque la noche está puesta, ¿verdad, gente?”, pregunta Héctor antes de confesar que hace meses no se toma “ni una cervecita”, pero que esta vez el momento lo merece.

Carrillo, Pacheco y Castillo formaron parte de una camada de músicos que a finales de los noventa dieron vida a un movimiento que, con sede en la capital mexicana, brindó identidad a una generación que así como adoptó ciertos rasgos de la estética 2 tone, encumbró a Elmo (el personaje de Plaza Sésamo) como el embajador de algo que terminó denominándose ska-mex. De modo que se trata de tres sobrevivientes de una era que muchos añoran y por eso cuando Héctor solicita tomarles una foto a sus compañeros y fans —“porque si esto no aparece en Instagram quiere decir que jamás pasó”—, preparan su mejor pose.

“Queremos ver que toda la pandilla forme un círculo de paz, porque ya nos vamos”, comenta el cantante antes de arrojar unas cuantas camisetas a la gente y que el último baile suceda. Nace entonces una dislocada danza, una acelerada bullanga que pone a todos a sudar. Se clausura así la noche, con un aquelarre rítmico llamado “Satan’s swing”, una canción que hasta al príncipe de las tinieblas pondría a bailar, tal como los de Madness hacían en su mejor época. ♪

Programa
Anestesia / El mareo / La caída y la gloria / A tu lado / Medicina / Oh Carol / Peor momento / Bateo lloré / Gato hipnotizado / Nasty uncle hippie / Temas profundos / Cupido en la barra / Impermeable / Si tu boquita fuera / No te olvidé / Sol de medianoche / Yo estoy bien / El vino / Yo no bebo / La noche estaba puesta / Psicótico / Mil coyotes mariguanos / Satan’s swing.

Los Victorios en Facebook: www.facebook.com/LOSVICTORIOS


No hay comentarios: