Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 22 de noviembre de 2018

Carlos Cuevas y sus amorosos himnos


22 de noviembre, 2018; 14 de febrero, 2019 / Dos funciones / 2:05 hrs. de duración /
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.


Jesús Quintero
Con más de tres decenas de álbumes grabados en siete lustros; incontables presentaciones en ciudad hispanoamericanas y estadounidenses; colaboraciones con Guadalupe Pineda, Río Roma y Edith Márquez, entre otros; con un programa de televisión consagrado al género romántico (Noche a noche contigo…, transmitido en pantallas tapatías) que le ha permitido conocer a nuevos autores y con la convicción de que el chispazo del bolero seguirá causando incendios mientras exista una pareja enamorada, Carlos Cuevas tiene pruebas y voz para ser el incuestionable Rey del Bolero.

Ese prestigio, alcanzado sin un inmenso aparato de promoción, lo refrendan las parejas que una vez más llegan al Lunario con la certeza de que con Cuevas se pone pausa a la celeridad, a los estribillos desechables y a estilos musicales ajenos a las leyes del amor. Lo que el veracruzano ofrece es un paseo por  los boleros más conocidos (y su memoria alberga más de cuatro mil) con escalas en las obras de un par de gigantes que enriquecieron el territorio, añadiendo estilos e instrumentaciones ajenos al canon de los tríos: Marco Antonio Solís y Juan Gabriel.

Acompañado de un grupo que con destreza respeta los temas originales, pero los bruñe con cuidado para erradicar el mood en blanco y negro, Cuevas, lisonjeando a su audiencia con bromas ligeras, sentencia que lo suyo no es un elogio al pasado. Cierto, hay temas escritos hace más de 60 años, pero el polvo no se asentará mientras en el Lunario haya dos que se besan. O en sus palabras: “La cosa es muy sencilla: mientras haya enamorados, seguirá existiendo el bolero”.

Los admiradores de Cuevas conocen verso por verso y los musitan a sus acompañantes, sin intentar competir con la voz firme y suave del anfitrión. La iluminación del espacio, el efecto de las bebidas y ante todo el lazo tendido con palabras —“Si yo soy dichoso teniéndote cerca / qué le importa a nadie / si eres luz y sombra de mi corazón”— operan para que un aire intimidad abrace por igual a quienes con orgullo peinan canas y reciben la visita frecuente de sus nietos, que a la pareja recién formada y que necesita aún de la penumbra para conocerse. A unos y otros les canta Carlos Cuevas, a sabiendas de que el embrujo de “Novia mía” o “Tres regalos” cobra efecto cuando se escuchan pasadas las diez de la noche y el deseo incendia los labios. ♪

Programa
Noche amiga mía / Cenizas / Cómo de que no / Mi último fracaso / Perdón- Frenesí- Piel canela / Sé que te amo / Sólo te pido / No me platiques más / Refrán / Chacha linda / Contigo aprendí / Cien años / Sabor a mí - El andariego / Novia mía / Irresistible / Popurrí de Marco Antonio Solís: El despertar – Escándalo -  Luz y sombra / Pintor / Nuestro juramento / Tres regalos / La barca - El reloj / No me vuelvo a enamorar- Insensible - Si nos dejan - Mucho corazón - Cuando se quiere deveras – Nosotros – Desesperadamente - Perfidia / Medley de Juan Gabriel: No discutamos - Tú me dijiste - Te lo pido por favor - Hasta que te conocí / Perfume de gardenias - Luces de Nueva York- La boa



No hay comentarios: