Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 18 de octubre de 2018

Rosana, paseante por un mundo afinado



Como en casa / 18 y 19 de octubre, 2018 / Dos funciones / 2:35 hrs. de duración /
Promotor: Fideicomiso para el Uso y Aprovechamiento del Auditorio Nacional.

David Cortés
“¡Guapa!”, le grita un espectador a Rosana en cuanto ella toma su guitarra y se sienta. La nacida en Lanzarote, Islas Canarias, sonríe y contesta: “Guapa no, pero limpia sí”. Sin mediar más palabras acomete su instrumento y lo pulsa con energía. Hay en esa introducción un impulso rockero, mismo que aparecerá intermitentemente a lo largo del concierto.


Quien apenas ingrese al Lunario pensará que la española está enfadada. Nada de eso; lo suyo serán las canciones de amor, pero nunca le da por ofrecerlas de manera melosa. Puede ser suave y tersa en ocasiones, aunque las más de las veces, cuando canta, lo hace con brío y esa enjundia se mete, poco a poco, en las fibras de los asistentes.

Rosana es habitual anfitriona en este recinto y se comporta tan relajada como si estuviera en la sala de su casa de hecho, la escenografía eso representa—, otorgando a la velada un carácter íntimo. Interactúa y sobre todo bromea con su público. Ocasionalmente cuenta cómo le surgió una canción, pero cuando se comunica con sus fans le gusta hacerlo con humor.

Al interpretar “Si tú no estás” se detiene a la mitad y reconviene al público: “Si ustedes no se saben la canción después de tanto tiempo es porque seguro la hice mal, porque se llama ‘Si tú no estás’ y al final ustedes dicen que se llama ‘Si tú no estás aquí’”. Divide entonces a los asistentes en tres categorías y con chispa imita cómo canta cada una, para finalmente darles instrucciones sobre la manera correcta de hacerlo. Al retomar la canción dice: “Cuando ustedes cantan, el mundo suena afinado”, para cerrar con un “¡fantástico!”.

A pesar de que lo suyo es la canción cercana a la trova, Rosana recurre a diferentes géneros para sazonar su repertorio. Algunas veces le da por el reggae, en otras incluye un poco de rumba; al cantar recurre a los tonos altos y ocasionalmente profiere un grito-lamento que hace más dramático un tema. Haga lo que haga, nunca deja de entregarse y eso se percibe de inmediato y sus fans lo agradecen.

Eso sí, muestran desacuerdo cuando ella comienza a amagar con despedirse. “Yo he visto que eso pasa en todos los conciertos. Uno deja de tocar, se va allá atrás y entonces ustedes comienzan a gritar ‘¡Otra, otra!’. Que miren que si no lo hago, entonces no tendrán oportunidad de hacerlo”.

Sin embargo, cuando llega el verdadero final, luego de elegir para el encore algunas de las que ella considera sus mejores composiciones, la gente está satisfecha. Hay quienes creen que la guitarra es un arma capaz de frenar a fascistas, pero Rosana está convencida de que su instrumento sirve a fines como el amor, la felicidad y la esperanza. ♪

Programa
El talismán / Contigo / Mi trozo de cielo / Carta urgente / Si Dios me quita la vida / Aquel corazón / En la memoria de la piel / Magia / Si tú no estás / No olvidarme de olvidar / Descubriéndote / Tormenta de arena / Sin miedo / Puede ser / Quiéreme / Silencio / Recuerdos de un amor / Lunas rotas / Con los cinco sentidos / A fuego lento / Agua de llorar / Hoy / Con el sol en la maleta / Que te vaya bonito.


En Twitter: @RosanaOficial


No hay comentarios: