Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 24 de octubre de 2018

José Antonio Rodríguez: Una guitarra para abrir oídos y cerrar ojos



Gira Flamenco guitar maestro / 24 de octubre, 2018 / Función única /
1:50 hrs. de duración / Promotor: Francisco Javier López.

Julio Alejandro Quijano
A nadie le extraña que en el escenario haya solamente una silla, pero de cualquier manera el español José Antonio Rodríguez da una breve explicación: “Siempre he dicho que la música es cosa de dos y no necesito más que mi guitarra para conectar con quienes me escuchan; además, sé que esta noche mis amigos mexicanos me van a recibir con los oídos abiertos”.


Enseguida se concentra en su instrumento para hacer de “Guadalquivir” la demostración de que efectivamente es necesaria una escenografía mental. Basta con cerrar los ojos para viajar a Andalucía, ese espacio geográfico en donde la fusión con la cultura árabe produjo, entre muchas otras expresiones artísticas, el flamenco, sin olvidar su ingrediente básico gitano.

La pieza del nacido en Córdoba va de la melancolía al jolgorio, lo cual, explica, no sólo es un tributo al afluente de 657 kilómetros (Guadalquivir es el quinto río más largo de España), sino al carácter itinerante del flamenco.

Colaborador habitual de Alejandro Sanz (quien lo ha llamado como un “autor total del flamenco”), su estilo mezcla también algo de música clásica, lo cual se hace evidente en “Nana para un niño grande”, que surgió de una anécdota que provoca una carcajada colectiva.

“Cuando me enteré de que iba a nacer mi primer hijo, por supuesto pensé en componerle una canción. Siendo yo guitarrista, no podía menos que regalarle mi música. Pero a veces el tiempo no nos ayuda, las giras nos absorben y casi nunca es posible detenerse. Pero al fin lo he conseguido, le escribí este tema a mi hijo… aunque ahora ya está un poco grande, tiene veintisiete años”.

En el otro extremo de su biografía está su padre y para él también tiene una historia. El tema se llama “El regalo” y contiene doble dedicatoria pues lo presenta como un recordatorio para quien considera su padre musical, Víctor Monge El Serranito. “Un día me di cuenta de que necesitaba tocar con él. Aceptó venir a mi casa y estuvimos un tiempo con nuestras guitarras. Fue un regalo y de ahí el nombre de la composición”.

No es raro que en el foro muchos decidan escucharlo con los ojos cerrados porque la imaginación es parte importante del proceso creativo de José Antonio. Es algo evidente en El guitarrista azul, el disco que es motivo de su gira en México.

“Este trabajo me lo imaginé como el soundtrack de una película que no existió”, explica antes de presentar “El abismo”. “Es sobre esa etapa azul de Picasso, una época que evidentemente no conocí pero que me empeñé en recrear. Es evidentemente un tiempo que se adivina triste en la obra del malagueño, así que no hice otra cosa que pensar cómo podía ponerle música”.

“La amargura” suena como un cuadro de aquella época en que Picasso, pobre y agobiado por la muerte de su amigo Carlos Casagemas, pintó almas en pena y cuerpos a punto de quebrarse.

El cierre no es, sin embargo, azul sino bastante alegre. Con “La danza del color” hace que las manos choquen para seguir el ritmo y que los zapatos suenen en el piso. La sensación que queda con el último acorde es que Rodríguez tiene razón cuando dice que “la guitarra es al mismo tiempo pasión y medicina”, y por eso no necesita nada más para que sus amigos mexicanos salgan azules pero felices. ♪

Programa
Guadalquivir / Nana para un niño grande / El regalo / El abismo / El amor y la melancolía / La amargura / El guitarrista azul / Conexión Manhattan / La fiesta de los locos / Adiós muchachos / Casablanca / La ciudad ideal / La danza del color.

Sitio oficial de José Antonio Rodríguez: https://joseantoniorodriguez.es/

No hay comentarios: