Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 14 de octubre de 2018

Flogging Molly: Punk californiano con sabor irlandés



Life is good / 14 de octubre, 2018 / Función única /
2:47 hrs. de duración / Promotor: Alejandro de la Cuesta.

David Cortés
La sesión de hoy tiene algo de extraordinario. Luego de veintiún años de haberse formado y con seis discos en estudio en su haber, el septeto Flogging Molly (Dave King, guitarra, bodhran y voz; Bridget Regan, violín, silbato, coros; Dennis Casey, guitarra; Matt Hensley, acordeón, coros; Nathen Maxwell, bajo; Bob Schmidt, banjo, coros; Mike Alonso, batería, percusión) debuta en tierras mexicanas y King, su líder y fundador, lo mencionará varias veces a lo largo del show: “Es nuestra primera vez en México, pero déjenme decirles una cosa. No será la última maldita vez”.


Sus palabras son un detonador, porque de inmediato la banda ataca con furia una melodía y el lugar se conmociona. Aunque no está escrito en ningún lado, queda claro que la regla básica en una noche con los oriundos de Los Ángeles, California, es la de tener una condición física aceptable y estar listo para brincar toda la noche.

El septeto hace un punk que se fusiona con sonidos folclóricos irlandeses, lugar donde nació su frontman, y en donde no hay lugar para el respiro. En sus comienzos, antes de adoptar un nombre, se presentaban semanalmente en un pub llamado Molly Malone’s. En entrevistas han explicado que ahí se presentaban cada lunes y sentían que estaban “apaleando” (flogging) el local; por eso llamaron a la banda Flogging Molly.

Pero si la noche inicia volcánicamente, lo extraño es que no haya un instante en donde la aceleración disminuya, como si el colectivo compitiera consigo mismo para ver si puede desarrollar una composición cada vez más rápido. La energía se mezcla con las contagiosas y pegajosas melodías, en su mayoría compuestas por King, en donde sus letras hablan de Irlanda, la pobreza, la iglesia católica, la política, el amor y la muerte. Tal combinación sumerge a los fans en una vorágine de alegría y cuando parece que no existe la posibilidad de llegar todavía más alto, de repente Alonso y Casey se quedan solos en el escenario y mientras el primero marca un ritmo machacón y trepidante, el segundo teje un solo de guitarra, con inflexiones sicodélicas, de antología, dando al momento un toque sublime.

Hay una entrega inusual de los integrantes de la agrupación, cada uno de ellos se ve alegre, halagado por la respuesta del público y la manera usada para demostrarlo es prodigándose en cada una de sus interpretaciones. King, como portavoz, se encarga de repetir una y otra vez su entusiasmo. Antes de comenzar cada canción hace una breve introducción y algunas veces parece que la furia menguara, como cuando el silbato inicia la introducción de “Life in a Tenement Square”, pero es una mera ilusión porque luego de unos segundos nuevamente explota la dinamita y el lugar arde; en “Crushed”, intercalan el coro de “We will rock you” de Queen para tornar más épico lo que ya era de origen.

Al final, luego de interpretar “Salty dog”, “la primera canción que escribimos”, dice King, se produce la última sorpresa cuando Casey y Maxwell, en lugar de salir del escenario, bajan de ahí para convivir con sus fanáticos que no desaprovechan la oportunidad de tocarlos, abrazarlos y decirles, a veces en un atrabancado inglés, que ojalá no sea la última vez que los vean pisar estas tierras. ♪

Programa
(No more) Paddy’s lament / The hand of John L. Sullivan / Drunken lullabies / The likes of you again / Swagger / The days we’ve yet to meet / Requiem for a dying song / Life in a tenement square / Float / Black friday rule / Life is good / Rebels of the sacred heart / Devil’s dance floor / If I ever leave this world alive / What’s left of the flag / Seven deadley sins / Crushed (hostile nations) / Salty dog.

Página oficial de Flogging Molly: https://www.floggingmolly.com


No hay comentarios: