Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 12 de septiembre de 2018

Amanda Miguel: Éxitos de amplitud modulada



Solita y sin ataduras tour / 12 de septiembre, 2018 / Función única /
 2:30 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V.

Alejandro González Castillo
Dos templetes con ruedas se encuentran en el escenario. En uno se hallan once violinistas atentos a sus partituras y en el otro una pianista. El público atiende la pieza que juntos interpretan, espera que en cualquier momento aparezca Amanda Miguel para acompañar a los músicos sin darse cuenta de que es ella misma quien está ante el teclado. Cuando hace a un lado su cabello para que el rostro se asome, las pantallas del recinto proyectan su imagen y los primeros aplausos de la noche llegan. Algunos espectadores se sorprenden: desconocían que la argentina toca el piano desde los cuatro años.


Cómodo en la quinta fila, con la mirada fija en su esposa, se encuentra Diego Verdaguer. Llegó minutos antes de que el show arrancara. Muchos se acercaron a tomarse fotos y otras tantas le gritaron “¡Papito!”. Él sabe bien del talento de su compañera, no sólo como pianista, por eso la invitó hace décadas a hacerle coros. ¿Quién diría que hoy estaría aplaudiéndole desde una butaca, celebrando la llegada de “Castillos”, éxito de principios de los ochenta, justo la época en que la pareja decidió mudarse a México desde Argentina? “Bienvenidos, chicos, vamos a pasar una noche divina”, dice la cantante antes de enlistar esos pequeños detalles cotidianos que la hacen sonreír, mientras su marido asiente, llevando el ritmo con los pies.

Con su característica cabellera encrespada y los párpados azules, la intérprete rockea poderosamente con “Cosquillas en el pecho” y hondo se lamenta con “Mi buen corazón”. Todo antes de que con Yuri recuerde una pareja de clásicos de la radio AM que, huelga decir, una atronadora ovación desata: “Detrás de mi ventana” y “Maldita primavera”. “Amiga linda”, se dicen ambas mientras se abrazan y besan, “estás divina”, continúan. “Tu público es precioso”, revela la jarocha, agradecida ante la generosidad de la anfitriona; gesto que —la rubia cuenta— puede tomarse como premonitorio de próximos planes: “Ay mana, deberíamos hacer una gira juntas, ¿no crees?”. Finalmente, la respuesta de la argentina, tras chocar manos con su colega, no deja dudas al respecto: “Claro, después de todo nosotras somos las verdaderas ochenteras”.

En medio de tanto barullo pocos notan que Diego ha desaparecido de su asiento. De pronto allá está, bajo reflectores, hincado ante su dama y con un obsequio entre manos. “Hagamos un trato”, canta la pareja para después revelar que su historia se ha tejido entre canciones. “Siempre será un placer cantar contigo, mi amor”, suelta él. “¿Sabes cuánto te amo?”, pregunta a cambio ella. Una escena que provoca expresiones de ternura en los presentes y que concluye con un beso “de piquito”. Y aprovechando que el de “La ladrona” tras bambalinas andará, toma su turno una trilogía donde el reclamo es la constante, ya sea por desconfianza, frialdad o infidelidad: “Dudas”, “Como un títere” y “Lo vi”. En ellas la contenida fuerza vocal de su intérprete se erige como virtud, antesala ideal para a continuación desatarse, al lado de Fernando de la Mora, con “Calla”.

“Qué hermoso sentir latir sus corazoncitos con estas canciones que ya no son mías, sino de ustedes”, dice Amanda con “Él me mintió” como excusa, quizá su tema más popular. Aunque las que mejor respuesta reciben esta vez son “El gato y yo”, donde nadie se queda con ganas de maullar, con todo y los zapatazos que esto genera, y “Así no te amará jamás”. La última, un himno despechado para aquél que se marchó sin entender que atrás dejó lo mejor que en su vida pudo suceder. “No sé si te das cuenta con la estúpida que estás, yo sé que no podrá quererte como yo”, recalca la de los rizos, abriendo los ojos al máximo, juntando pulgar e índice en el aire, dejando claro que así de diminuta, como el espacio que hay entre ambos dedos, es la posibilidad de que alguien dé tanto amor como ella. Y la audiencia coincide, cantando a rabiar. Finalmente es su canción. ¿O no lo dijo ya Amanda? Suya y de nadie más. ♪

Programa
Castillos / Para mañana / Vértigo / Las pequeñas cosas / Ámame una vez más / Cosquillas en el pecho / Mi buen corazón / No respondo (Yuri) / Detrás de mi ventana - Maldita primavera (con Yuri) / Hagamos un trato - Simplemente amor (con Diego Verdaguer) / A mi amiga / Dudas / Como un títere / Lo vi / Calla (con Fernando de la Mora) / Ya lo sabías / El rostro del amor / Espuma de mar / Quién será / Donde brilla el sol / El gato y yo / Canción de cuna al revés / Él me mintió / Así no te amará jamás.

Página oficial de Amanda Miguel: www.amandamiguel.com

No hay comentarios: