Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 31 de agosto de 2018

Napoleón no se equivoca



31 de agosto, 2018 / Función única /
2:10 hrs. de duración / Promotor: Gerardo Vázquez Rivas.


Julio Alejandro Quijano
El popurrí dura diez minutos. Y al final todos están llorando. Napoleón los mira y dice: “Ya sé por qué Dios me permitió estar ante ustedes”.


Este lapso comienza con un gesto peculiar de su parte ya que parece que abraza al aire. En realidad, el espacio que deja entre sus brazos es un homenaje para el hombre que, dice, jamás dejará de ser El Príncipe. “Ahora está un poquito mermado de su voz, pero siempre tengo presente que José José me hizo el favor de cantar de la mejor manera posible algunas de mis canciones”.

“Lo que no fue, no será” es la más popular prueba del éxito de esta mancuerna que con el paso del tiempo se convirtió en amistad entrañable. Por eso no resulta extraño que en el último verso Napoleón se afloja la corbata en un esfuerzo por deshacer el nudo de la garganta. “Miren cómo me pongo nada más de acordarme de este Príncipe, el que más me ha grabado y al que quisiera tener aquí”.

Con “¿Y para qué?” y “Mientras llueve” completa este popurrí que se ha hecho popular en YouTube con un video que tiene veintiséis millones de reproducciones y en el que aparecen ambos: José José en traje blanco y Napoleón con una sobria combinación de gris y negro. Sin embargo, la de El Príncipe es ahí una presencia simbólica ya que no canta debido a los males que lo aquejan desde hace varios años. En esas imágenes Napoleón lo abraza igual que simula hacerlo ahora con el gesto de dejar un espacio entre sus brazos. Quizá por eso todos sucumben a las lágrimas o al menos al gesto melancólico.

Esta sensación de añoranza y agradecimiento es la constante. Sucede también cuando se rodea del Mariachi Imperial para ofrecer “Aún estoy de pie”, que desde su aparición en 1981 se ha convertido en declaración de principios.

No es una casualidad tampoco el lugar de donde vienen los mariachis: “Estos muchachos llegaron desde Aguascalientes para estar con ustedes”, explica.

Esa ciudad se vuelve parte esencial del show cuando, sin más acompañamiento que una guitarra en sus manos, interpreta “La canción del Molino Rojo”, inspirada en una lonchería que aún existe a un costado de la presidencia municipal de Aguascalientes. Aprovecha el momento para contar que no sólo es la ciudad donde nació sino que le ayudó a entender su misión en este mundo porque muchos de sus versos tuvieron ahí su origen.

“Esta noche deseo con todo mi corazón que ustedes se sientan bien, que valga la pena el hecho de estar aquí con nosotros. Yo siempre he tratado de entender la vida de muchas maneras y la música es el lenguaje con el que he podido expresarlo”.

Entre las respuestas que recibe hay varios “te amo” pero a él le llama la atención un grito en particular: “¡No te vayas, no nos dejes!”. Aprovecha para hacer una aclaración: “Mucha gente me ha preguntado si ésta es mi gira del adiós. Creo que hay un malentendido. Yo sí pienso en el retiro, pero no ahora”.

Así como el recuerdo de José José provocó un llanto colectivo, el aplauso más prolongado de la noche lo genera la canción que surgió aquella tarde en que visitó a su madre en Aguascalientes cuando apenas soñaba con ser cantautor: “Vive”. Al final, dos minutos de ovación de pie le hacen entender a Napoleón que, efectivamente, Dios no se equivocó al permitirle estar en los escenarios.

Programa
De vez en vez / Corazón / Amor de habitación / Atrévete / Deja / Después de tanto / Amiga mía / Celos / Ven, dame un beso / Quisiera / Leña verde / Canción del Molino Rojo / Tu amor y mi poema / Agua y sed / Recuerdo apagado / Aún estoy de pie / La feria de ferias / 30 años / Sin tu amor / Lo que no fue, no será / Mientras llueve / ¿Y para qué? / Hombre / Pajarillo / Ella se llamaba / Eres / Vive.

Napoleón (sitio oficial) http://josemarianapoleon.com/

No hay comentarios: