Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 9 de agosto de 2018

Lizt Alfonso Dance Cuba: De padre africano y madre ibérica

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.


¡Cuba vibra! / 9 de agosto, 2018 / Función única / 
1:45 hrs. de duración / Promotor: FR Producciones, S.A. de C.V.

Fernando Figueroa
“No estoy aquí para pensar. No debo pensar. Ante todo sentir y ver. Y cuando de ver se pasa a mirar, se encienden raras luces y todo cobra una voz”. Con tales palabras el escritor Alejo Carpentier invitaba a ser testigos de la danza de la naturaleza, específicamente de los árboles mecidos por el viento. La misma receta sirve para presenciar el debut en la Ciudad de México de la compañía Lizt Alfonso Dance Cuba.


El raciocinio está de más. Basta con observar el movimiento armónico de las espigadas bailarinas que, de entrada, ejecutan “De tierra y aire”, una coreografía no ilustrada por ningún ritmo afrocaribeño sino que abiertamente es un baile flamenco estilizado, elegante, moderno, que muestra la amplitud de intereses dancísticos de Lizt Alfonso, lideresa de este grupo fundado por ella en La Habana, en 1992.

Tal arranque con aroma andaluz se explica al decir que esta compañía nació con el nombre de Danzas Ibéricas. Al paso del tiempo se convirtió en Ballet Lizt Alfonso, tal como ahora se llama dentro de la isla; por cuestión de marketing, en el exterior se presenta como Lizt Alfonso Dance Cuba (LADC). Con esa denominación participó en el videoclip de la canción “Bailando” (2014), con Enrique Iglesias, Descember Bueno y Gente de Zona, material que tiene más de dos mil quinientos millones de visitas en la red. Un año después se presentó en la entrega de los Latin Grammy Awards, en Las Vegas, acompañando a ChocQuibTown.

LADC es una agrupación todo terreno compuesta por elementos que surgen de la escuela de baile para niños, adolescentes y adultos que dirige Lizt Alfonso en La Habana, donde nació. El rigor académico que ahí prevalece genera camadas de profesionales de altísimo nivel técnico, como se constata esta noche. Varios cuadros del espectáculo se desarrollan exclusivamente con mujeres, pero en un momento se requiere la presencia masculina para plasmar escenas de amor y celos a ritmo de chachachá, rumba, mambo, conga y hasta swing.

Bajo la dirección musical de Carlos Ernesto Varona, mayoritariamente con composiciones originales, un grupo de virtuosos instrumentistas y cantantes aportan en vivo candela y jícamo. ¡Cuba vibra! incluye dos éxitos que calan en el Auditorio Nacional: “Quizás, quizás, quizás”, del cubano Osvaldo Farrés y, sobre todo, “Bésame mucho”, de la jalisciense Consuelo Velázquez.

La palabra clave en esta propuesta artística es fusión. Cada uno de los ritmos es susceptible de ser invadido por otro en emotiva mezcla. Al explicar su trabajo como coreógrafa, Lizt Alfonso ha comentado que sus bailarinas deben ser capaces de taconear al estilo flamenco y, al mismo tiempo, expresar su lado afrocubano con el resto del cuerpo: “Nuestra madre es España y nuestro padre es África”.

Las danzas se engalanan con variados y coloridos vestuarios —del intenso rojo para el flamenco a los tonos pastel del swing— de los diseñadores Eduardo Arrocha, Ricardo Reymena, Oscar de la Portilla y Erick Grass; más la proyección de imágenes del diseñador gráfico Raúl Valdés (Raupa), quien se expresa con una especie de tropicalizado pop art.

Aunque LADC ha hecho vibrar a públicos de todos los continentes, para muchos de sus integrantes la consagración llega al presentarse en el Auditorio Nacional, según dijeron previamente. El público responde con ovaciones cada vez más sonoras, sobre todo cuando llega la despedida y Lizt Alfonso sale al escenario para recibir las palmas bien conquistadas. 

Programa
De tierra y aire / Alas… para existir / Hombre / Fuerza y compás / Rumbatucada / Té bailable / Quizás, quizás, quizás / Espiritualidad / Se armó la rumba / Bésame mucho / Música y estrellas.

Lizt Alfonso Dance Cuba (sitio oficial): http://liztalfonso.com/


Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

No hay comentarios: