Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 27 de julio de 2018

qbo: Fuerza con magnífica hechura



Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Tour 15 años / 27 de julio, 2018 / Función única / 3:50 hrs. de duración /
 Promotor: Representaciones Artísticas Apodaca S.A. de C.V.

David Cortés
La atmósfera es festiva, huele a celebración. Aunque en el rock mexicano la longevidad ha dejado de ser una excepción, llegar a los quince años es digno de conmemorarse. qbo (pronúnciese “cubo”) es un trío en donde Tonio (guitarra, voz) y Tarro (batería) permanecen como el corazón de la banda, y Lu (bajo) es el integrante de más reciente adición.


Como “chambelanes” fungen JesusO y Defecto, abridores para quienes qbo ha servido como ejemplo e inspiración. El primero aprovecha para presentar sus primeras grabaciones, entregando un hard rock con matices de pop. Los segundos, con tres álbumes en su haber, son más crudos; su propuesta es, además de agresiva, rica en técnica.

Cuando los anfitriones suben al escenario van acompañados por “Johnny B. Goode”, de Chuck Berry, como intro. En el instante en que las notas comienzan a desvanecerse, el trío desencadena un oleaje sónico que mantendrá su intensidad durante más de dos horas.

Su propuesta es directa, sin afeites. Hard rock con tintes de nu metal en donde el bajo funciona como segundo timón, porque corresponde a la guitarra de Tonio liderar esta nave que luego de seis álbumes se distingue por su velocidad y contundencia.

El gozo del grupo de la Ciudad de México es manifiesto y toca a su guitarrista hacer de vocero: “Increíble noche, niños. Nos han dado una sorpresa al estar aquí”. El agradecimiento funciona como señal y el bajo retumba ponzoñoso. Es secundado por el baterista cuya fuerza amenaza con reventar los tambores. Sobre la vibración que producen cuerdas y percusiones se monta la guitarra que a veces refuerza el ritmo y otras, las más de las veces, borda solos que destellan por el virtuosismo y añade melodía a las composiciones.

Amantes de los manierismos propios del género, de pronto reducen el tempo para entregar un tema que busca ser lento y, extrañamente, al convocar llagas y heridas toma la vía de una power ballad (“Es tarde”), para deslizarse por la pendiente a velocidad media pero con intensidad y encallar en un “regalito”, como lo definen, un jam con “esteroides acústicos” que funciona como pausa.

No importa si es en formato unplugged o eléctrico, qbo no deja de lado la fuerza y las buenas hechuras. Los bajos omnipresentes y sucios amenazan con derrumbar el lugar y esos solos punzantes de la guitarra son como ganchos de boxeador: certeros, letales.

Son tres lustros de brega y es una buena ocasión para presentar nuevamente Inmortal, su más reciente álbum, e invitar a algunos de sus amigos a acompañarlos. El primero, Erik Canales (Allison), redondea el sonido con su guitarra; Catscratcho (lng/SHT), con sus tornamesas, pone un marco diferente al poderío de qbo. Juntos llevan al público al frenesí y éste pide más, pero la colaboración sella la noche y después de esto sólo queda saborear lo vivido y tomar la foto de aniversario. ♪

Programa
Volver a respirar / Mágico / Anclas / We are / Verdad en tus mentiras / Invisible / Es tarde / Lo siento / Reflejo / Acoustic jam / Para seguir / Ríen / Lo que tus sueños cuentan / Romper recuerdos / Duele / Nada que pensar / Corté mis alas (con Erik Canales) / Fantasma / Desvanecer - No más (con Catscratcho).


Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Edgar Rubio / Colección Auditorio Nacional.


No hay comentarios: