Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 7 de junio de 2018

Gilberto Santa Rosa: Celebración muy chévere



40… y contando / 7 de junio, 2018 / Función única /
2:25 hrs. de duración / Promotor: Miguel Herrera.

Fernando Figueroa
Ser una leyenda viviente a los 55 años sólo lo consiguen unos cuantos artistas y Gilberto Santa Rosa es uno de ellos. Eso ha sido posible por cuatro razones básicas: es un excelente cantante, inició su carrera muy joven, trabaja sin descanso y le gusta salir de su zona de confort.


Durante su debut en el Auditorio Nacional demuestra que está en la cima de una carrera que inició hace cuatro décadas, y por tal razón el espectáculo se denomina 40… y contando. La gira arrancó el 7 de febrero de 2017 en República Dominicana y ha visitado varias ciudades de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa; originalmente el cierre de la misma sería en Reforma y Campo Marte, pero luego se añadieron nuevas fechas.

Santa Rosa atribuye la potencia y frescura de su voz a que siempre ha llevado una vida sana que incluye todo tipo de cuidados de su garganta. Sin ningún aspaviento alcanza notas muy altas, jamás desafina y destaca por la suave cadencia de sus interpretaciones.

Nació en Santurce, Puerto Rico, el mismo sitio que vio nacer a figuras de la música afrocaribeña como Ismael Miranda, Tito Rodríguez, Paquito Guzmán y Tommy Olivencia. Creció escuchando a El Gran Combo y a los quince años cobró su primer cheque al grabar con la orquesta de Mario Ortiz. A finales de los 70 trabajó con Olivencia y durante la primera mitad de los 80 con Willie Rosario. En 1986 inició una carrera solista que parece no tener fin.

En Santurce también nació Daniel Santos, así que no es de extrañar que Santa Rosa diga como preámbulo a “Mentira” que su primer amor musical fue el bolero; luego viró hacia lo que se denomina “salsa romántica”. Acerca del origen de ese movimiento, en febrero pasado le dijo esto al periódico Los Ángeles Times: “Fue algo que se dio por casualidad; nadie se reunió ni se habló por teléfono para crearlo. En el mismo momento Tito Nieves se fue del Conjunto Clásico, José Alberto El Canario de La Típica, Frankie Ruiz de la orquesta de Tommy Olivencia, Eddie Santiago del Conjunto Chaney, y yo de la orquesta de Willie Rosario”. Y a todos ellos les dio por ese estilo que atrajo a públicos muy diversos.

El espectáculo 40… y contando es un repaso por las canciones más representativas de la carrera de El Caballero de la Salsa, con imágenes fijas proyectadas en la pantalla central y la narración de anécdotas por parte del puertorriqueño, quien también se da tiempo para bailar a solas o con una corista, e incluso tocar los timbales y las maracas como todo un profesional.

Al cantar lo acompaña un grupo que desquitaría el boleto si el show fuera sólo instrumental. Baste decir que el contrabajista Johnny Torres se codeó en el escenario con Héctor Lavoe y Tito Puente; el pianista Luis Marín hizo lo mismo con Cheo Feliciano, y en los timbales Pete Perignon emula a quien le enseñó a tocar: Pedro Luis Morales, su papá, mejor conocido como Don Perignon. La alineación se completa con virtuosos del trombón, trompeta, sax, sintetizador, violín, bongós y congas.

Los instrumentistas dan más brillo al desempeño no sólo del festejado sino también de sus invitados: tres vocalistas de La Sonora Santanera de Carlos Colorado, Margarita La Diosa de la Cumbia y Luis Enrique. Todos ellos son vitoreados por el público, pero con el nicaragüense la olla de presión alcanza la más alta temperatura cuando ofrece “Yo no sé mañana”, dedicada a los jóvenes de su país caídos en recientes protestas callejeras.

A su regreso, el santurzano de traje impecable atribuye a una compañerita de la primaria su incursión en el canto: “Empecé en esto a los seis años porque quería llamar la atención de una niña de mi escuela; ella no me hizo caso pero me regaló una profesión para toda la vida”. Dice que llegó a México por vez primera en 1988 “y desde entonces vengo a trabajar aquí por los menos una vez al año”. También se muestra orgulloso “de estar esta noche donde se han presentado tan importantes artistas nacionales e internacionales”.

Con una sonrisa pícara se declara “un intérprete de canciones de amor y desamor, y de desamor y desamor”. No se explica “por qué nos gustan tanto las canciones tristes, pero así es”. En el repertorio se nota ese desbalance pero, sin importar el contenido de las letras, la música impone el sello festivo que levanta a la gente de sus asientos para bailar entre frases rudas como “en el amor soy un idiota” y cosas por el estilo.

Antes de irse, El Caballero de la Salsa agradece la presencia en el recinto de mujeres y hombres originarios de México, Puerto Rico, Venezuela, Cuba, Colombia, Perú, Honduras… y contando.

El show dio inicio con tres canciones interpretadas por Pete Perignon y algunos miembros del grupo que le echó gasolina al fuego en el acto principal. ♪

La zona sin confort
Además de haber grabado más de 30 álbumes y de presentarse en casi todos los países de América, a los que hay que sumar España, Italia, Suiza, Japón e Inglaterra, Gilberto Santa Rosa ha incursionado también en la actuación.
En 1990 debutó como histrión en la comedia La pareja dispareja, y en 2003 hizo el papel principal del musical La verdadera historia de Pedro Navaja, bajo la dirección de Pablo Cabrera. En su momento, el cantante declaró que Cabrera le sugirió ver películas mexicanas de los cincuenta, en especial del actor Carlos López Moctezuma, para que se diera una idea de lo malo que debía verse en el escenario.
En 2013 formó parte del elenco del espectáculo Forever tango, con funciones en Broadway. En 2017 trabajó con Alexis Valdés en la obra Atrácame más, escrita por ese cómico cubano; se presentaron en Puerto Rico, Colombia, Panamá, Miami y Nueva York.
Lo más difícil de la actuación, según Santa Rosa, es aceptar que él es una pieza más del engranaje de una obra, algo muy distinto a su trabajo como cantante, donde él tiene la última palabra en la toma de decisiones. (F.F.)

Programa
Pete Perignon: La esquina del bailador / Échame a mí la culpa / Cuéntame tu historia.
Gilberto Santa Rosa: Opening / Déjate querer / Vino tinto / Montones de estrellas / Yo no te pido / Derroche / El amor de los amores / Mentira – Si te dijera / A muchos años (La Sonora Santanera de Carlos Colorado) / Medley con canciones de Omar Alfanno: Sin voluntad - Malherido - Me volvieron a hablar de ella / Almas gemelas / La hamaca grande - La piragua - Matilde Lina (con Margarita La Diosa de la Cumbia) / Que nadie sepa mi sufrir (Margarita La Diosa de la Cumbia) / Conciencia / Qué manera de quererte / Quédate – Yo no sé mañana (Luis Enrique) / Vivir sin ella / Conteo regresivo / Perdóname / Que alguien me diga / La agarro bajando.

No hay comentarios: