Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 11 de mayo de 2018

La Pegatina: Fiesta de nunca acabar

Foto: Marie Pane / Colección Auditorio Nacional.


Ahora o nunca / 11 de mayo, 2018 / Función única /
1:50 hrs. de duración / Promotor: OCESA Promotora S.A. de C.V.

David Cortés  
Como su nombre, La Pegatina es un combo pegajoso. Basta una canción para caer atrapado por esa vertiginosa sucesión de notas que semejan un viaje por una montaña rusa. Al igual que en ese juego, los nativos de Montcada i Reixac, Barcelona, giran, ascienden, descienden y una vez encendido el motor no se detendrán, aunque en el trayecto habrá una que otra pausa, apenas el descanso necesario para recobrar el aliento.


Sí, marcha es la mejor manera de definir a esta troupe integrada por Adrià Salas (voz, guitarra), Rubén Sierra (voz y guitarra), Ovidi Díaz (cajón flamenco, percusión), Ferrán Ibáñez (bajo, coros), Axel Magnani (trompeta y coros), Romain Renard (acordeón, voz, coros); Sergi López (batería), Tuli (sax) y Roberto Lorenzo (trombón) que no respeta mucho la dotación instrumental, pues cuando así lo sienten o es necesario intercambian puestos sin que la música pierda fuerza.

Hiperquinéticos, hunden los pies en la rumba, echan mano del ska, despliegan sabores de la música del mundo, coquetean con el rock e incluso se dan tiempo para algunas interpretaciones acústicas, pero lo suyo, lo verdaderamente suyo es una fiesta continua en donde el escenario se vuelve el espacio idóneo para verlos desfilar y destilar humor. Su desempeño escénico recuerda por momentos el de agrupaciones como Mano Negra, Dusminguet, Los Caligaris, pero su música tiene un fuerte sabor ibérico gracias al condimento de rumba catalana.

Hoy traen bajo el brazo Ahora o nunca, su sexto disco en estudio, pero sobre todo vienen con ímpetus por ganarse al público mexicano, pues no obstante contar con quince años de carrera, aquí apenas abren mercado. Con todo eso, hay una buena cauda de seguidores que no dejan de corear y bailar durante una de las noches más calientes que se hayan registrado este año en el Lunario, gracias al eclecticismo de la agrupación.

Dice Rubén Sierra que a veces hace de vocero en un colectivo en donde impera la democracia: “No puedes hacer un tipo de música sólo porque esté de moda en ese momento. Cuando nos ha apetecido nadar, hemos nadado; cuando nos ha apetecido correr, hemos corrido”.

Esta noche ha habido de todo, incluso tiempo para intercalar un poco de The White Stripes (“Seven nation army”) y de Osvaldo Farrés (“Quizás, quizás, quizás”) y exclamaciones de sorpresa por estar en el Lunario, pero especialmente es el sentido de fiesta lo que prevalece.

Programa
Heridas de guerra / Y volar / Miranda / El curandero / La voisine / La ciudad de los gatos negros - Seven nation army / Sonqueson / No som d’aquí / Olivia / Ni chicha ni limoná / Stand and fight / Amantes de lo ajeno / Y se fue / Mama / Eh madame / Non è facile / Gat rumberu / Muérdeme / Sólo yo / El revulsiu / La tempestad /  Alosque / Algo está pasando / ¿Cómo explicarte? / Dale! / Ahora o nunca / Mamma mia / Una mirada / Mari Carmen / Lloverá y yo veré / Gat rumberu (bis).


Foto: Marie Pane / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pane / Colección Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pane / Colección Auditorio Nacional.

No hay comentarios: