Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

viernes, 4 de mayo de 2018

Ana Cirré: El hábito de luchar

Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.


Libre / 4 de mayo, 2018 / Función única /
2:00 hrs. de duración / Promotor: C Media Films S. de R. L.

Alejandro González Castillo
Semanas atrás estuvo aquí, en este mismo escenario, cuando Myriam la invitó a acompañarla para interpretar “Contigo en la distancia”. Entonces cojeaba y debido a ello cantó sentada; esta noche ya luce ágil y le devuelve el gesto a la de Monterrey pidiéndole que a su lado le dé vida a “Ella”. “Luchar se me ha hecho un hábito”, cuenta Ana Cirré entonces para, congruente con la letra de “La vida pasa factura”, revelar que miedo nunca ha sentido y que los retos, sin que importe cuál sea su talante, siempre los ha tomado con buena cara.


Para Ana los desafíos comenzaron apenas dio por empezada su carrera discográfica lejos de su natal España. Fue México quien el abrió los brazos para que editara Hora es de hacer el amor (1990), el plato que antecedería a No es por mí, producido por Ricardo Arjona y que con el tema “Por qué es tan cruel el amor” llevaría a la de Santander a ganarse aplausos en varios países de habla hispana. “Gracias a Arjona, mi padrino, pude llegar a toda Latinoamérica”, comunica al respecto quien luego, con el barítono panameño Ricardo Velásquez, reproduce con dramatismo “Abrázame muy fuerte”, quizá la más efusiva pieza de Juan Gabriel.

Con el libro de recuerdos del Divo de Juárez abierto resulta simple cambiar la página para apropiarse de algunas de las popularizadas por Rocío Dúrcal. “Está bonito esto, ¿verdad?”, inquiere la cantante cuando va por el tercer éxito de su paisana y aprovecha para hablar de Eterna, el disco que recientemente editó donde homenajea a la madrileña. Incitada por los maullidos de la felina que cantaba bajo chubascos, aparecen “Memory” y Grizabella, el personaje que Cirré interpretó durante su incursión en el teatro musical con Cats; precisamente el mismo rol que Lila Deneken, la siguiente invitada de la noche, alguna vez encarnó en la obra de Andrew Lloyd Webber.

Engallada por la historia cantada en “Libre”, donde invita a deshacerse de promesas rotas con la facilidad que se desechan calcetines, y por la pintura firmada por Verónica Buccio que a un costado del escenario se encuentra —“es un tributo a las mujeres”, dice del cuadro de la michoacana—, la cantautora solicita redimensionar la palabra libertad. Habla, incluso, de usarla como mantra. “Porque debemos darle la importancia debida a todo lo que de nuestras bocas sale, a todas esas emociones articuladas, convertidas en vibraciones”, recalca. Y después se pasea entre los asistentes sin soltar el micrófono. “Tú serías el hombre perfecto, pero tienes un defecto: que no eres soltero”, entona segura para al final, tras la insistencia del público, volver de los camerinos con un triste relato de Acapulco, esa costa en la que Dúrcal supo cuánto duelen los afectos inmortales. ♪

Programa
Excelentes vecinos / La vida pasa factura / Madrid, febrero 20 / Jamás me olvidarás / Vida, estoy viva / Necesito que me necesites / Abrázame muy fuerte (con Ricardo Velásquez) / Quédate conmigo esta noche / Más bonita que ninguna / Acompáñame / Memory / Por qué es tan cruel el amor / Ella (con Myriam) / David (mi hermano especial) / Aunque no estés / Me quedé sola / Me prometo a mí misma (con Lila Deneken) / Libre / Palabras / Casi perfecto / Amor eterno.


Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

Foto: Marie Pain / Archivo Auditorio Nacional.

No hay comentarios: